Seguir por mail a Blog Velez

jueves, septiembre 13, 2007

“Pensé en renunciar”


En una nota a la radio "La Red" (parece que ahora el hombre es super amigo del amarillo, pseudo periodista y mafioso Niembro) Ricardo Lavolpe, luego de la derrota ante River y la victoria ante Estudiantes de la Plata, habló y dijo lo siguiente:

“Me dolió mucho que inventarán que entré a los gritos. Yo fui el responsable de la derrota y acepto todas las críticas, pero no me gusta que mientan. Creo que la gente reaccionó mal por todo lo que se dijo. Después de eso pensé en renunciar y se lo trasmití a los dirigentes, ya que los hinchas tienen que ir contentos a la cancha y disfrutar del campeonato”

“Si la gente no está conforme con mi trabajo, soy la discordia y estoy perturbando a Vélez, doy un paso al costado. Todos pueden cuestionar mi manera de entrenar, pero no quiero que inventen cosas que no son. Quiero morir con mi equipo. Ellos me apoyan”.

3 comentarios:

Pse dijo...

Me parece que la actitud de La Volpe es sincera y el hincha debería poder apreciarla, particularmente cuando hay tantos que lo tildan de soberbio o parecen guardar algún tipo de rencor personal hacia él.
Dejando de lado los malos resultados, estas actitudes para mí justifican su permanencia en el cargo.

8 mentiroso dijo...

Concuerdo. Que haya bajado del "pedestal" en el que a veces parece que estuviese (para él mismo, obviamente, no para los demás) le da un punto a favor. Cualquier actitud noble merece ser reconocida.

Anónimo dijo...

Hola, Ocho, en verdad te felicito por la coherencia de este blog; como apasionado velezano que sos valoro que siempre pongas la bocha sobre el piso, que te permitas analizar, ni tan extremista en la derrota ni tan ilusionado en la victoria.

Tu Vélez es un equipo irregular, pero todavía pisa fuerte en el fútbol nacional, ha tenido buenas campañas, desde Bianchi para acá se hizo un lugar entre los grandes y no es descabellado que puedan salir campeones bastante seguido o que por lo menos estén cerca.

Creo que La Volpe es un entrenador con mucha sabiduría, pero que a la vez observa mejor el fútbol que lo que lo dirige. El tipo es muy sincero, va de frente, no tiene filtro, es su estilo. No puede conservar el perfil bajo, da la sensación de que el ostracismo le afecta, no puede convivir con él, por eso cada tanto tira alguna bomba que sabe que va a rebotar. Es su personalidad, así y todo creo que su trabajo es interesante, más allá de algún que otro mareo táctico a sus dirigidos.

Yo soy de la idea de que termine el campeonato y después ver qué conviene hacer con él, si renovarle o no. Pero habría que ver cómo termina, al menos es mi opinión.

Un abrazo grande y muy agradable es leerte, lo digo en serio. Saludos Ocho!