Seguir por mail a Blog Velez

domingo, diciembre 31, 2006

Los 2 primeros


Va cayendo gente al baile, y los dos primeros en caer en esta nueva etapa de Vélez Sarsfield son Carrizo (ex Independiente) y Balvorín (ex Gimnasia de Jujuy).
Por un lado, tenemos a un 5 claramente batallador, y es esa característica la que mejor lo definiría. Si bien también es verdad que posee una claridad mental importante para "limpiar" la zona del mediocampo y abrir el juego, también es real y cierto que tiene ciertas limitaciones técnicas. Sin embargo, para este Vélez que se viene, nada mejor que un poco más de ajuste en las marcas, ya que al jugar con un doble 5, en el cual Bustos peleaba solo, y Moreno y Fabianesi hacía excursiones al ataque (pero sacaba pasaje de ida nomás) Vélez se vió muy desprotegido cuando los equipos lo contragolpeaban. Además, y sin ser un dato menor, reconocida es la trayectoria de un jugador que supo tener sus picos más altos de rendimiento en un club importante como Talleres de Córdoba, y también algunos buenos partidos (aunque no tanto) en Independiente. Un refuerzo que ilusiona.
Por otro lado, tenemos al retacón Balvorín, quien supo convertir una cantidad aceptable de goles en el pasado campeonato, y también demostrar que tiene armas como para aguantar y bancar la pelota hasta que sus compañeros se sumen al ataque. Además de esa característica, Balvorín es lo que se denomina un goleador, de esos que están siempre en el momento y en el lugar exacto, ya sea para empujarla o para crearse la jugada él sólo.
Si bien es verdad, velezanos, que ninguno de los dos no ha sido ni es figura, vale destacar que son buenos jugadores que, con paciencia, pueden alcanzar un rendimiento óptimo para el equipo, y pueden aportar muchísimas cosas nuevas al plantel (sobre todo desde la parte humana, con una renovación de personas que ya estaban haciendo peligrar el futuro de Vélez). Ojalá, de todo corazón, este año que se aproxima los encuentre jugando en un excelente nivel y consiguiendo cosas importantes con nuestro club, el querido Vélez Sarsfield.

viernes, diciembre 22, 2006

Aires renovados


En el ambiente fortinero se siente una nueva brisa que pasa entre los pasillos del Club, y lleva consigo un elemento fundamental para cualquier equipo: la esperanza.
Con la elección de Ricardo La Volpe (hoy presentado en conferencia de prensa) como director técnico del Club Atlético Vélez Sarsfield, uno ve en la gente sentimientos difíciles de especificar, pero que de seguro se asemejan al optimismo. El hincha de Vélez, en su gran mayoría, vió en esta decisión de la Comisión Directiva de Vélez (o Gámez, más precisamente) una oportunidad de renovar los aires y apostar a proyectos nuevos, de la mano de un entrenador que prioriza, sobre todas las cosas, las divisiones inferiores de cada club donde presta sus servicios. Es cierto que actualmente, el Fortín necesita refuerzos y rápido (como bien dijo el ex arquero, un 9 y un 5 serían lo ideal, pero tampoco estaría mal un lateral por derecha) pero también es sabido que Vélez, como bien dijo el Pistola, no es un club "comprador", y suele arreglarse con lo que tiene.
Uno seguramente podrá ver, con el correr del tiempo, el esquema que intentará aplicar La Volpe al equipo, y que disposición táctica implementará. Muchos podrán discrepar; muchos no. Pero hay que tener en cuenta una característica fundamental de este nuevo técnico que asume: su honestidad. Sabemos que en el ambiente del fútbol no se suele valorar esta cualidad por considerársela "anticuada". Desde acá, de "Vélez Cerebral", no hago más que felicitar y elogiar la honestidad del técnico que viene. Un tipo que dió su palabra, aún en tiempos y ambientes complicados como lo son los de Boca, y la cumplió, a pesar de todo lo que se dijo. Un tipo frontal, que vino a "oxigenar", como bien dijeron por ahí, el ambiente tan corrompido del fútbol y tan lleno de "códigos" que, a veces, resultan ridículos, y no dejan ver lo verdaderamente importante de la cuestión.
Ojalá que en esta nueva etapa del Club, con técnico nuevo, podamos cosechar algunos de los logros que se cosecharon tiempo atrás, en tiempos de gloria del Club, y de la mano de un tipo laburador y honesto como Ricardo La Volpe, podamos llevar a Vélez a lo más alto.

martes, diciembre 19, 2006

Se viene el Bigotón?


Luego de un estrepitoso fracaso en el denominado "Mundo Boca", el nombre de Ricardo "el Bigotón" Lavolpe está sonando cada vez más fuerte en Liniers. Se dice que Gámez habría sufrido el tan temido "No" de Marcelo Bielsa, por lo que habría ido a buscar a Mauricio Pellegrino. Éste, a su vez, debido a que su familia está muy habituada a la ciudad de Valencia desde hace muchos años ya, no habría creído ideal el momento para mudarse a la Argentina y volver su país, por lo que el Plan C que en algún momento algunos medios mencionaron salió a la luz.
Muchos argumentan su poco exitoso paso por Boca Juniors en base a su mala o nula capacidad técnica para dirigir un conjunto; lejos están de la realidad. Lavolpe es un tipo que llevó a México a los primeros planos, llegando hasta instancias muy importantes en el último Mundial (y luego siendo derrotada por una apática Selección Argentina) y también ha hecho buenas campañas en sus experiencias anteriores. Acá, desde el comienzo se sabía que su estadía en uno de los clubes más importantes de la Argentina no iba a ser fácil, ya que el periodismo deportivo (asqueroso si los hay) de nuestro país comenzó a poner en duda sus capacidades desde antes de que asumiera como DT de Boca. Para colmo, los múltiples campeonatos logrados de la mano del siempre amante de los vinos Alfio Basile, y el excelente ritmo que venía llevando el equipo, no colaboraron para hacer todo un poco más ameno. La gente estaba muy descontenta con dejar ir a uno de los tipos más ganadores en la historia de Boca, y traer a alguien extranjero, que estuvo entre agarrar o no (recordar la primera respuesta de Lavolpe: "quiero esperar porque no conozco demasiado el fútbol argentino") y que hacía muchísimos años no venía al país no era lo ideal. En fin, en resumidas cuentas, no eran las condiciones más favorables para Ricardo Lavolpe. Como frutilla del postre, el entrenador quiso imponer (nunca un verbo mejor usado) su estilo de juego sin tener en cuenta demasiado el sistema de juego con el cual mejor estaban adecuados los jugadores. Ésto hizo que muchos de los referentes del equipo nunca estuviesen de acuerdo con los métodos de entrenamiento y planteos tácticos de Lavolpe, y que muchos rumores sobre "hacerle la cama" al argento/mejicano surgieran.
Entre las ventajas de Lavolpe, se puede apreciar una gran versatilidad a la hora de variar las formas de juego, y un gran conocimiento de múltiples tácticas. A su vez, tiene reconocida experiencia internacional, dirigiendo a la Selección Mexicana en la última Copa del Mundo, y su nombre es reconocido a lo largo y a lo ancho de todo el globo terráqueo. Otra ventaja que se puede mencionar es el hecho de que, como es sabido, a Lavolpe le gusta "armar" equipos, y no "mantenerlos" (se vió en Boca). Nada mejor para un Vélez que queda sin una base consistente en cuanto a planteos tácticos y nombres de jugadores titulares/suplentes. Finalizando, el constante ir al frente y salir a ganar los partidos en cualquier cancha es algo que al hincha de Vélez lo puede cautivar y que el ex arquero tiene.
Entre las desventajas (que lamentablemente, hasta ahora, son muchas) se puede encontrar un desconocimiento general de los jugadores argentinos y de sus características (inclusive hasta sus puestos, como le pasó con Franzoia en Boca) debido al largo tiempo que pasó alejado del país. Otro de los puntos en contra que tiene el entrenador es también un punto a favor, y es su a veces EXTREMA versatilidad a la hora de modificar las tácticas del equipo. Al cambiar tanto, muchas veces los jugadores no pueden llegar a comprenderlo del todo y ahí es cuando sobrevienen las desatenciones dentro del campo de juego. Por último, pero no menos importante, muchos jugadores de Boca y gente del entorno, durante su paso por ese Club, han comentado una excesiva rigidez a la hora de llevar a cabo el entrenamiento.
Veremos que sucede y como sigue todo este tema del nuevo entrenador de nuestro querido Fortín...

domingo, diciembre 17, 2006

El sucesor


Luego del affaire Russo - Boca Juniors, la pregunta que queda rondando en el ambiente fortinero es: quién lo sucederá?

El primer candidato de la gente es meramente imaginario, y más parecido a un sueño que a una posible realidad: Carlitos "Virrey" Bianchi. Es sabido que tiene contrato aún con el Atlético Madrid, y comenzar a dirigir a otro equipo significaría dejar de cobrar lo que resta de él (cosa no viable). Aún si el Virrey estuviese habilitado para dirigir, sabido es que no tiene demasiadas ganas de hacerlo, argumentando el deseo de pasar más tiempo con su familia.

El segundo candidato de la gente es Marcelo "el Loco" Bielsa. Muy querido por el público velezano gracias al gran recuerdo que dejó (el campeonato del 98) es un caso particular de un tipo que, como ya conocemos, genera amores y odios completos. Sin embargo, en Vélez, a pesar de tener un comienzo tortuoso al querer imponer un estilo de juego totalmente contrario al que Vélez estaba acostumbrado (recordar discusión con Chilavert) siempre tuvo una gran aceptación por esa intención de ir al frente en cualquier cancha. Para la dirigencia, es la primera opción pero habrá que ver en estos días si el ex técnico de la Selección Argentina tiene ganas de volver a calzarse el buzo de DT y enfrentarse a las despiadadas críticas que le propinará el siempre injusto periodismo deportivo.

En un escalón más abajo de Bielsa, nos encontramos a un "tapado": Miguel Brindisi. Aquel entrenador que tuvo buenas campañas en Independiente y en Huracán, pero algunas pésimas (como en Boca, hace no demasiado tiempo) es alguien que el público velezano no conoce en demasía, pero que, a simple vista, no lo convence del todo, por no ser "del club". El nombre de este DT se maneja casi en la misma proporción que Marcelo Bielsa, pero para la dirigencia, sería la segunda opción ante la negativa del primero.

En un grupo aparte, se encuentran varias versiones que vinculan a diferentes entrenadores. Por un lado el destituido de la dirección técnica de Rosario Central, Leonardo Astrada, que al estar sin trabajo, podría ser un candidato a ocuparse del Club (definitivamente no aceptado por la gente del Fortín). Por otro lado, se habló de varios ex jugadores de Vélez: Chilavert (casi imposible, ya que su intención es ser Presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol), Pellegrino (quien actualmente trabaja en las inferiores del Valencia), Trotta (mejor ni acotar), Asad (trabajando actualmente, y con grandes resultados, en la 6ta división de Vélez) y hasta se escuchó nombrar a Bassedas.

La realidad es que actualmente el público velezano se inclina por un "Loco" Bielsa con grandes recuerdos, y una gran actitud para encarar los partidos. Veremos si las negociaciones de Raúl Gámez dan sus frutos, y su gran relación pueden influir a la hora de tomar la decisión.

Sin pena y sin gloria

Conocida es la noticia en el club: Miguel Angel Russo dejó la conducción técnica del Fortín, tentado por el ofrecimiento del muy adinerado Mauricio Macri, para ser el entrenador del club de la Ribera. Ese es un hecho que uno no puede objetar ni cambiar, y lejos estamos de hacer juicios de valor respecto a la actitud de Russo de no cumplir con su palabra (días anteriores a firmar con Boca había declarado varias veces que él "era un tipo que cumplía los contratos en todos los lugares donde estuvo"). Lo que sí podemos analizar es: como impactó esto en el público velezano?.
La realidad es que Russo siempre fue un discutido en el seno del Fortín. Mirado de reojo apenas arribó en el club de la mano de Raúl Gámez (son íntimos amigos) Miguel Angel Russo despertó más dudas que otra cosa. Es cierto que todo se le hizo más fácil al encontrarse con un grupo anímicamente devastado por haber perdido la chance de coronarse campeón (recordar Sessa y Arsenal) pero con jugadores notables, de la calidad de Jonás, Bravo, Castromán (luego devenido en delantero por el entrenador), Zárate, Somoza, Fuentes, etc. La base estaba, el esquema táctico también: sólo había que mentalizar a los jugadores. Para suerte de todos los fortineros, Miguel pudo hacerlo, lo que lo cubrió de un manto de piedad para con el público de Vélez, que le dió un poco más de crédito gracias al logro obtenido. Sin embargo, luego de haber peleado palmo a palmo la Copa Libertadores (con excelentes actuaciones y mucha actitud) y de que los dirigentes lo dejaran "en banda" a mitad de la Copa, cuando vendieron/prestaron a los que le propinaban el equilibrio al equipo (Somoza, Gracián, Zárate) su reputación fue descendiendo poco a poco. El equipo quedó afuera previamente de la Sudamericana (con buenos partidos y otros no tanto) y luego volvía a quedarse afuera de otra Copa. En cuanto a los torneos, Miguel nunca pudo acomodarse a la partida de Jonás y la pérdida de Bravo por los costados, déficits que aún hasta el día de hoy no pudo cubrir (en Vélez todavía está el fantasma de Gutiérrez). Y en esta última etapa, con mayor intensidad, se vió el descontento de la gente para con un Russo al cual el plantel parecía haberse ido de sus manos. Primero con las peleas entre el Roly, Gracián y Castromán; luego con la partida de los dos primeros y la renovación del contrato de la estrellita y, finalmente, con la separación del plantel de Ladino, Bustamante, y otros jugadores más por "malos rendimientos". A su vez, las peleas mediáticas entre un Gato Sessa y un Lucas Castromán más, subido a las estrellas, que no hacían presagiar un buen futuro. Vélez en el último torneo no respondió futbolísticamente, pero aún menos lo hizo anímicamente, dejándose ganar o empatar en partidos que estaban semi-definidos (recordar Banfield, San Lorenzo, Boca, etc). Puntos que luego sufrió al verse fuera de la lucha por el campeonato en una instancia media del torneo, algo muy extraño para todos los velezanos acostumbrados a pelear hasta último momento.
Haciendo un balance general, uno se da cuenta de que "todo lo que termina, termina mal" como diría un inspirado Calamaro. En estos últimos meses, la gente se cansó de los constantes cambios tácticos del entrenador, empeñado en probar una línea de 3 en el primer equipo, cuando Vélez, desde sus Inferiores, predica una línea de 4 ordenadita, y un esquema de 4-3-1-2 con un típico enganche. A su vez, a Russo se le criticó la falta de actitud en algunos partidos, y la falta de coraje para ganar ciertos partidos, y, en contrapartida, "meter al equipo atrás en el final" (fenómeno que le costó demasiados puntos). Uno, a primera vista, se anima a decir que el trabajo de Russo en Vélez fue "mediocre": hizo lo que tenía que hacer, y nada más. Cuando tuvo que "mantener" las cosas, lo logró con éxito. Cuando quiso innovar, no pudo, ya que los resultados no lo acompañaron. No hay muchas más conclusiones que esto. Se le puede agregar a las buenas obras del entrenador en Vélez la promoción de varios juveniles (Escudero, la titularidad de Zárate, Robles, Torsiglieri, Timpanaro, Varea, Francou, Ereros, etc) y, en cuanto a lo negativo, la poca autoridad frente a los caprichos del menor de los Zárate, quien, en la cancha, siempre hizo lo que quiso, y nunca escuchó al DT.
Desde este humilde lugar, uno despide a Russo "sin pena ni gloria", sin desear que le vaya exitosamente o augurándole un fracaso, ya que, lamentablemente, Miguel Angel nunca tuvo un lugar preponderante a la hora de pensar en el Club. Fue lo que se dice "un técnico que pasó y nada más". Muchas gracias por el campeonato, pero su etapa ya pasó. Ahora, se viene la lotería de los técnicos...

jueves, diciembre 14, 2006

Hasta siempre, Poroto


Se va uno de los tipos más queridos por el público velezano en los últimos años. Uno de los grandes caudillos, que siempre dió la cara por Vélez y que nunca se achicó. Un tipo que llevó siempre el grupo adelante, aún cuando la mayoría eran chicos no mucho menores a él. Alguien que siempre se prestó por y para Vélez, y que es del riñón y de las entrañas del club. Un pibe humilde, que llegó un día de Mar del Plata, con el bolsito abajo del brazo, y de a poco fue forjando su nombre en la historia del Club, aún sin haber conseguido tantos logros como otros jugadores que pasaron sin pena ni gloria por la Institución. Con temple, carácter, amor propio, ganas de jugársela por Vélez, el Poroto nunca dejó dudas sobre su entrega y sobre sus capacidades futbolísticas (que con el tiempo fueron creciendo). Para los que somos de Vélez, y seguimos su carrera, no nos extraña que haya sido siempre tan querido por todos los planteles que integró, y que se haya transformado en líder, con tan poca edad.
Realmente es una actitud elogiable de la Comisión Directiva, que le dió la oportunidad a Fabián de poder dar un paso adelante en su carrera y poder cumplir ese sueño que siempre tuvo de jugar en el exterior, y que se le venía negando desde hace varios años. Así es como se tienen que ir los jugadores del Club: respetados, queridos y con un "hasta siempre", esperando que vuelvan en algún momento (y no para robar, como si quisieron hacer otros como Pandolfi, Camps, Morigi, etc). Y también es para felicitar la actitud que tuvo el jugador, a lo largo de tantos años en la Primera de Vélez, sin generar ningún tipo de conflicto o de problema a la hora de no ser vendido y de permanecer en el Club (y sin negarse a firmar contratos o querer quedarse libre como Jonás, por ejemplo). Ojalá que te vaya bien, Poroto, a vos que siempre fuiste humilde y nunca te la creíste (mérito aún más admirable, teniendo en cuenta la repercusión que tuvo su relación con la supermodelo y la más que hermosa Nicole Neumann) teniendo los pies sobre la tierra. Desde Monterrey o desde donde sea, sabés que en Liniers siempre se te va a querer. Hasta siempre.

martes, diciembre 12, 2006

Sigue o no sigue?


Muchas especulaciones surgieron en cuanto a la situación de Miguel Angel Russo al frente del primer equipo de Vélez Sarsfield. Hubo quienes pronosticaron un alejamiento casi seguro por parte del técnico a final de campeonato, debido a un torneo que no cumplió con las expectativas del público velezano y a la posible negativa de los integrantes de la Comisión Directiva en cuanto a la venida de refuerzos (insatisfechos estos últimos con los rendimientos de los únicos dos refuerzos que trajo Vélez, pedidos por el técnico). Otros argumentaron este posible alejamiento debido a una aparente oferta del club de Boedo por incorporarlo a sus filas para el próximo semestre. Finalmente, la tercer versión venía por parte de la Comisión Directiva quien, cansada de los constantes problemas internos en el grupo, habría decidido cortar por lo sano y otorgarle tranquilidad a los jugadores, quienes no tenían una buena relación con el DT.
La realidad es que todo indica que Russo va a seguir al frente del equipo, y que está muy latente la posibilidad de que lleguen algunos refuerzos, sobre todo en los puestos de centrodelantero y lateral por derecha (éste último con urgencia, debido a la casi ya hecha venta de Fabián Cubero a México). Lo único que nos queda por desear a todos los velezanos es que los intereses propios de los jugadores estén por debajo de los intereses del grupo, y que todos los conflictos tan conocidos por todos los que seguimos al Fortín, dentro del plantel, se apaciguen (sea dejando ir a ciertos jugadores, o sea hablando las cosas). Ojalá que, por sobre todas las cosas, podamos volver a tener un equipo al cual los rivales teman al salir al campo de juego. Ojalá el próximo año nos dé más alegrías que éste que pasó.

domingo, diciembre 10, 2006

El último del año


Y sí, llegó el último partido del campeonato. Campeonato raro, extraño, con muchas sospechas, sombras, cosas turbias, irregularidades, etc pero campeonato al fin. Vélez tiene la posibilidad de jugar con River (con todo lo que eso significa) y tratar de acortar un poco el historial en contra que tiene. Si bien desde afuera pareciera que este partido no vale nada para los jugadores, es sabido que siempre jugar con River es especial, y que el hincha del Fortín le quiere ganar sea como sea. A no relajarse, muchachos, que hoy está lindo el día (?) como para demostrarle a las gallinas porque hace bastante que no nos ganan.
A priori, la formación de Vélez sería: Sessa; Cubero, Ugglesich, Pellegrino, Papa; Sena, Bustos, Moreno y F., Escudero; Castromán y Zárate. Las variantes más importantes serían:
* la vuelta al esquema de 4 defensores (al parecer, esto habría sido consecuencia de un pedido expreso por parte de la dirigencia, que, conscientemente, pide jugar con 4 en el fondo porque así lo hacen todas las categorías inferiores del Club)
* la vuelta de Cubero a la "parcelita" del lateral derecho (justo cuando había rendido de doble 5)
* la vuelta de Castromán a la titularidad
En fin, cuando para muchos no se juega nada, para el hincha de Vélez sí se juega la posibilidad de irse de Liniers con una sonrisa en la cara y terminar bien el año hundiendo un poquito más a las gallinas en el desconcierto general que reina en Núñez.
Como dato distintivo, según allegados, este podría ser el último partido de Lucas Castromán en el Club, según un pedido que el jugador le habría acercado al Prresidente de Vélez, Alvaro Ballestrini.

viernes, diciembre 08, 2006

Hay material?

Realmente tenemos tanta calidad en las Inferiores como nos quieren convencer el Club y los medios de comunicación nacionales? Uno se va fijando en el plantel de Vélez en los últimos años, y si bien es verdad que salieron jugadores notables (entre los más nuevos: Bravo, Jonás, Pellerano, Maurito, Somoza) también es verdad que en Vélez escasean jugadores en ciertos puestos. Cuanto hace que no vemos un lateral que valga la pena en el Fortín? Ni qué hablar de un lateral derecho. Otro puesto con una gran carencia es el de Nº9, bien de área. El último que tuvo Vélez era alguien surgido en las Inferiores pero de en la década del 90´ (por dar un ejemplo). Vélez no está sacando jugadores semi-formados, que necesiten un toque de horno en la Primera, sino que los está tirando al asador sin darles tiempo a nada. Tenemos jugadores que en Inferiores (o Reserva) sin presión, meten cualquier cantidad de goles (el Burrito Martínez, Francou, Ereros) y cuando llegan los momentos de tensión, desaparecen (exceptuando a Ereros en la Libertadores).
A esta situación se le suma la "vieja camada" de jugadores que tuvieron 1.000 y 1 oportunidades en la Primera de Vélez, con cualquier cantidad de técnicos a cargo, y que nunca demostraron nada que valiera la pena para que sigan, pero que andan "por inercia" en Vélez. Hay jugadores que son constantemente cedidos (Pietravallo es moneda corriente; en su momento Bustamante) y que no se les da el pase libre de una vez. Otros que acumularon constantes fracasos en sus presentaciones con la V Azulada y que se nota que no tiene categoría como para jugar en un Club tan importante. Uno no intenta ser cruel ni duro con aquellos jugadores surgidos de las entrañas de Vélez, pero si de depurar un poco el plantel profesional y darle lugar a nuevos pibes con más ambiciones y por qué no, más capacidades.
El asunto de las Inferiores es todo un tema: por un lado tenemos la gran cantidad de jugadores que surgen constantemente (de menor categoría que hace unos años atrás, es verdad); por otro, tenemos la falta de calidad y de jugadores masomenos preparados para afrontar partidos en Primera.
Hay realmente buenas Inferiores?

jueves, diciembre 07, 2006

El futuro...


Está terminando un nuevo torneo que nos deja con un sabor semi-amargo, teniendo en cuenta que Vélez hizo una campaña aceptable pero que por errores propios (y a veces inocentes) no peleó más arriba. Un campeonato con muchas transiciones internas (desde esquemas hasta jugadores que se fueron y vinieron, y con peleas en el seno del plantel también) y con poco tiempo de adaptación. La pregunta que primero se nos viene a la mente es: debe Vélez traer refuerzos? Calculo que la mayoría del público fortinero instantáneamente lanzará un "sí" pero a tener cuidado, porque a finales del campeonato pasado dijimos lo mismo y nos encajaron dos paquetes. Sinceramente creo que la cuestión pasa, como siempre, por lo que se traiga y no cuánto se traiga.
Es sabido que Vélez no es de hacer compras de jugadores multitudinarias; mejor dicho, no es de hacer compras. Viendo uno la compra de Papa (terrible error) y el caro precio por el préstamo de Moreno y Fabianesi (tibio jugador, sin grandes rendimientos) uno se asusta por la "muñeca" de los dirigentes para elegir o para acatar las órdenes de un Russo que toma este tipo de decisiones mezclando intereses personales con los intereses del club. Claramente a Vélez le faltan un nueve de área, un lateral por derecha y un enganche. La pregunta es: puede hacer frente a todos estos gastos? Sin vender, es casi imposible, y si se vende, se desarma lo poco que queda del equipo.
La conclusión que me queda de todo esto es que, de poder traer un solo jugador, el puesto a cubrir sin ninguna duda es el de 9 de área. Si es posible, tratar de ubicar al paquete de Papa en algún club (sería lo ideal) junto a varios jugadores que ya tuvieron su etapa para ser alguien en Vélez y no lo lograron (Patricio Pérez, Batalla, Ladino, Bustamante, Alcaraz, Sena).

lunes, diciembre 04, 2006

Análisis Lanús 2 - Vélez 0


La verdad es que del partido del viernes poco queda por decir. Podríamos argumentar que el equipo perdió motivación ya que no pelea en los primeros puestos; que los jugadores están pensando más en donde pasar las vacaciones que en disputar las últimas fechas; que el entrenador está probando esquemas y variantes para afrontar con todo el semestre que viene. En fin, todas presunciones. La realidad es que el Fortín, antes Lanús, mostró un nivel pésimo y casi seguramente el peor partido en lo que va del campeonato que ya se acaba. Inclusive en los primeros 20 minutos, donde dominó la bocha, no pudo acercarse al arco de Lanús con peligro porque le faltaba de ese cambio de ritmo en el último cuarto del campo; faltaba un Ocampo que desbordara (cuando entró Vélez ganó mucho fútbol y "punch" arriba); un Maurito que abriera los ojos, subiera la visera e intentara dar un pase (sin buscar el gol que lo acredite como el goleador del campeonato) o aunque sea volantes por afuera que se hicieran cargo de llegar al arco rival. El enganche (Escudero) más tirado hacia la izquierda que otra cosa, demostró que no se siente cómodo en esa función y que sirve desborando por afuera. Papa sigue sin hacer nada que ameriten los U$S 800.000 que se abonaron por él (y que gran parte de ese dinero fue a parar a las arcas de M. A. R. por una deuda pendiente del club de Rosario con él). Pellerano en el primer tiempo se vió desbordado por derecha y ni qué hablar Ugglesich (sorpresivamente por izquierda) al cual el chico Acosta lo pasó como quiso. Faltó la presencia de un Cubero que "limpie" el mediocampo y el pibe Varea todavía no encuentra la fórmula para aguantar la pelota sin que le rebote. En fin, vamos a los puntajes.
Puntajes
Peratta (5): no incidió demasiado en el partido. En los goles no tuvo culpas y a lo largo del partido no hizo nada extraordinario (ni para bien ni para mal).
Pellerano (4): no lo benefició jugar por derecha en el primer tiempo. En velocidad es sabido que no rinde al 100% y corriendo de atrás a los rivales (como en la jugada de su expulsión) no es útil. Hablando de eso: estúpida reacción en lo que hubiese sido el 3er gol granate (a quién le interesaba?) haciéndose expulsar y no pudiendo así jugar ante River.
Pellegrino (6): el único que se "salvó" de la defensa. Se mostró firme y anticipó a Graf en todas las que tuvo. Pide Selección.
Ugglesich (4): definitivamente el Ruso sirve como central y nada más. Para colmo, si se le cambia el perfil y se lo acomoda en una posición donde no tiene partidos jugados casi, es pensar casi en una flagelación futbolística para el Pelado.
Sena (5): a ver si alguien puede cumplir con esta consigna: CÓMO HACERLE ENTENDER AL PAYASITO QUE CUANDO SE ATACA, SE VA PARA ADELANTE UNA VEZ CRUZADO EL MEDIOCAMPO, Y NO SE HACE VUELTITA "RIQUELMEANA"? Irrita profundamente ver como un tipo que tiene algo de técnica y de capacidad para desbordar y mandar el centro, se empeña con dar siempre el pase o volver hacia atrás.
Moreno y Fabianesi (4): durante todo el partido estuvo más preocupado en pelearse con todo el equipo de Lanús o en gritarle un gol a la tribuna granate que en jugar en equipo y serle útil a Vélez. Otro que no valió la plata que se pagó por él.
Bustos (5): dejó todo como siempre, pero se lo notó perdido en el campo sin alguien que lo ayude realmente a recuperar.
Papa (4): hace falta decir algo?.
Escudero (5): no encuentra la posición de enganche en su repertorio de habilidades. Es alguien al cual le gusta desbordar y tirar el centro a lo sumo, pero no está preparado para hacer la pausa, pensar y poner el pase entre líneas.
Varea (4): mal partido del juvenil pero, como pasa con todos los chicos, se lo banca.
Maurito (5): es el mejor ejemplo de lo que es Vélez actualmente. Aún jugando decididamente mal y sin espíritu de equipo, fue de lo mejorcito. Es el diferente pero la cagada es que se dió cuenta, y debido a esto, se está subiendo a la nube tan odiada por todos los que piden "mantener los pies sobre la tierra". Últimamente se lo ve más preocupado por meter un golcito más para asegurarse ser el goleador del campeonato que en usar su habilidad para beneficiar a Vélez.
Suplentes
Ocampo (6): muy buen partido, desde que entró, del misionero. Buscó, probó de afuera, abrió la cancha. Sirvió.
Timpanaro (5): no influyó mucho pero le tengo fe a este chico, me hace acordar al Turquito Asad.