Seguir por mail a Blog Velez

martes, agosto 31, 2010

Resumen del partido: Boca 2 - Velez 1


En un ya célebre monólogo que hacía el Negro Fontanarrosa sobre el lenguaje, él decía que a las cosas hay que llamarlas por su nombre; se mofaba de aquellos que adornaban las palabras para que "queden bien". En honor a un tipo brillante como él, es que tengo que decir que lo que se vió por parte de algunos jugadores fortineros el pasado domingo en La Bombonera se denomina lisa y llanamente cagazo. No se perdió ni por ser menos futbolísticamente ni por tener uno de esos días cruzados. Se perdió desde el espíritu, desde el temple, desde la personalidad. Se perdió por tener miedo.

Dicho así probablemente le de pie a aquellos que se adjudican el ser más hinchas que cualquiera por defender a jugadores/hinchas/dirigentes en y ante cualquier circunstancia, sin entender razones, y argumentando que los que no piensan de esa manera "son todos amargos". Bueno, quieren ubicarnos en ese rol, adelante. No quita lo que digo en el primer párrafo: el Vélez que se vió en el partido con Boca fue un Vélez lleno de temores, un Vélez pensando más en lo que podía hacer Boca que en lo que podía hacer Vélez. El Fortín salió apichonado, intentando controlar a esos dos monstruos del área como son Viatri y Palermo, a los cuales ni Tobio ni Domínguez pudieron contener de arriba (ganaron las 32.000 pelotas que fueron a buscar y que le tiraron los defensores xeneixes). Para colmo, Clemente pasaba como un avión, y Silva no podía ganar nunca de arriba con Caruzzo, dejandolo al borde de la roja producto de su impotencia. Lo preocupante era la pasividad de algunos jugadores, caso Moralez, Papa y sobre todo Martinez (¿para esto había que ser titular, Burrito?). Se puede jugar mal. Se puede tener un mal partido. Lo que no se puede es borrarse. Eso no.

En la primera parte fue casi todo de Boca, Vélez casi no tuvo chances más que alguna jugada de pelota detenida. Zafó Vélez con un penalazo de Augusto (magra actuación, pobrísima) a Giménez y la acción de Silva tackleando a Caruzzo. Zafó Boca que no sufrió la que debería haber sido una expulsión clara de Clemente. Favale un desastre, en general. Se iban al entretiempo dos equipos diferentes.

Para la segunda parte Boca no arriesgó tanto pero seguía teniendo esa sensación de que en cualquier momento podía embocarnos, alimentada en la capacidad de sus delanteros, que descolgaron una y otra vez los pelotazos de Luchetti y los defensores, y abrían el juego a los costados. Vélez se repetía en los pelotazos a Silva sin sentido y, cuando quería abrir el juego, Augusto perdía siempre, lo mismo que Papa (el cagazo que le agarró a este muchacho el domingo...). Apenas algunas acciones correctas de Zapata y de Cubero conteniendo el ataque xeneixe. Recién cambió la historia con el resultado ya 0-2 (si, fue en offside...¿cambiaba algo?) cuando el Tigre puso mano dura y sacó a dos que habian deambulado por la cancha: Martinez y Moralez (¿no será mejor hablar menos en la semana?). Entraron Bella y Ricky, destacándose el primero en los pocos minutos que tuvo, siendo el artífice del gol de Silva. Recién en los ultimos 5 minutos Velez fue Velez y casi lo empata.

Vamos por partes: era el partido más perdible del campeonato (como me comentaba un fortinero de ley). Sí, de acuerdo. ¿Justifica algo? No. Boca nos podía ganar por la calidad de sus jugadores, por su goleador tremendo...nos ganó con actitud. Una vez más, perdimos por falta de actitud en la Bombonera. Ahora se vienen Banfield y River, en el Amalfitani. Esperemos que el bajón no se extienda como pasó el año pasado...

martes, agosto 24, 2010

Oficial: Otamendi vendido al Porto


El comunicado oficial de la página web dice lo siguiente:

"Finalmente se concretó la venta de Nicolás Otamendi al Porto FC de Portugal. En una operación novedosa, se llego a un acuerdo por la transferencia del Jugador, en los siguientes términos:

Vélez Sarsfield vendió al Porto F.C. en una primera instancia el 50% de los derechos económicos en la suma de 4.000.000 de euros.

Transcurrido un año es decir antes del 5 de Septiembre de 2011, Vélez Sarsfield debe notificar al Porto F.C. su voluntad de vender el otro 50% por el que ya se fijo la suma de 4.000.000 de euros –la decisión depende únicamente de nuestra Institución- o bien no hacer uso de dicha opción de venta y quedarse con el 50% de los derechos económicos del Jugador.

Dicha operativa, le permite al Club Atlético Vélez Sarsfield asegurarse un mínimo de 8.000.000 de euros por el total o bien, para el caso que el jugador tenga un gran desempeño en Europa, quedarse con el 50% de los derechos económicos y venderlos a un mayor valor.

Finalmente, si se hace uso de la opción de venta indicada, Vélez Sarsfield conserve un 10% de la plusvalía sobre el Jugador a lo que hay que agregar el 5% de los derechos de formación que corresponden íntegramente a nuestra Institución".

Como siempre, me hago cargo de lo que digo, y esta vez me parece que, como nos tiene acostumbrados, la dirigencia obró bien. Me cansé de escuchar hinchas velezanos en foros, el club, la cancha, u otros ámbitos tirar frases como "10 palos es poca plata por Otamendi", "están regalandolo". Me parece que hay muchos que no salen del Tupper o viven literalmente en una nube de gases extraños. ¿Por qué digo esto? En Europa se está dando una de las mayores crisis económicas de los últimos años, lo que repercute en las sumas que se pagan en los traspasos de jugadores. Entonces, teniendo en cuenta la crisis, teniendo en cuenta también que Otamendi no tiene ni 2 años en Primera continuados, que el Mundial lo desvalorizó (gracias a las cosas que dijo el periodismo) y que, recordemos, Nico es el 6 de Vélez, no de Boca o River (quienes si venden por lo que generan), 8 millones de euros por el 100% es una cifra realmente buena. ¿Cuantos centrales se compran en cifras mucho mayores? Solo me viene a la cabeza Samuel (y otra vez, hablando de Boca). Necesitaría que busquen ejemplos, aquellos que hablan de lo mal vendido que esta Otamendi, de equipos que no sean ni Boca ni River (incluso acepto Racing, San Lorenzo o Independiente) que vendan a un central en una cifra mayor a esa.

A veces hay que saber aceptar y nada más, es lo que nos falta a muchos fortineros. Criticar esta bien, criticar por criticar no.

domingo, agosto 22, 2010

Análisis Táctico: Vélez 2 - Argentinos Jrs. 0


Dibujo táctico: 4-3-2-1 (PT) / 4-2-4 (ST)

Explicación: partido tácticamente complicado el que le tocó afrontar a nuestro querido Vélez en la tarde de sábado. Argentinos, bajo la conducción e ideas de Pedro Troglio, había dispuesto un 5-2-3 dispuesto a sumirse en la más continua lucha y fricción. La idea era no dejar darse vuelta a Silva y tapar los costados lo más posible. Vélez, por su parte, salía con la disposición habitual.

En el primer tiempo se dió todo a pedir de los de La Paternal: un partido muy trabajado, con un visitante que se plantaba con mucha gente en el medio y ganaba la mayoría de las segundas pelotas. Vélez, por su parte, no podía generar juego y sus volantes centrales (sobre todo Víctor Zapata) regalaban demasiado la pelota con pases que no llegaban a destino. Se sabe: cuando al Fortín se le tapan a Papa y a los volantes centrales, todo es más difícil. Lo poco que se vió fueron jugadas individuales de Martínez o Moralez, más el sacrificio que le metió como siempre Santiago Silva. Incluso Argentinos Juniors tuvo la más clara, luego de un blooper para el olvido entre los defensores velezanos.

En el segundo tiempo la cosa cambió, en gran parte, porque así lo dispuso el Tigre. Antes de empezar, Gareca le pidió a sus dirigidos que se adelantasen en el campo de juego 10 metros y esto se notó. Como al principio no fue suficiente, metió mano e hizo ingresar a Jonathan Cristaldo, que tuvo como misión principial (cumplida a la perfección) bajar la pelota de espaldas, darse vuelta y encarar. Más como autito chocador que gambeteando, lo del Churry fue importante para meter al Bicho en su arco. Además, la presión que el visitante ejerció en el PT no se mantuvo en la segunda parte, habiéndose replegado demasiado y dejando libre a Papa para que hiciese todo el carril izquierdo. Todo se abrió, sin embargo, gracias a la torpeza de Prosperi, y la viveza criolla de Silva para meter un rebote. Ahí se terminó el partido: Argentinos se dedicó a pegar y Vélez a jugar. Cristaldo tuvo un par de chances pero no pudo convertir.

Es importante destacar que cuando las cosas se complicaron, el Tigre no dudó en apelar a un esquema táctico que se utilizaba mucho hace ya varias décadas y que proporcionaba un caudal de ataque importante: el famoso 4-2-4. Pocos equipos se animan a utilizarlo en un partido por los puntos (se desprotege al equipo claramente) pero Gareca no dudó y desde este cambio y el ingreso del Churry tuvo un gran porcentaje de mérito en la victoria velezana, haciendo acordar a los cambios del Clausura 2009. En el fondo Tobio y Domínguez anduvieron bastante bien (salvo alguna desatención), Cubero estuvo prolijo y Papa no desentonó. En el medio no se jugó bien, con un Augusto que fue intrascendente (esperemos que no sea otro Cabrera) y una dupla de volantes centrales que no se ubicó hasta el gol velezano. En el ataque se vió lo mejorcito de Vélez, con Silva poniéndose el overol y luchando, y Martínez y Moralez desbordando (más la entrada de Cristaldo). Vélez ganó este tipo de partidos que, se dicen, ganan los campeones...

Vélez 2-0 Argentinos


Por los antecedentes de cada uno en este torneo, se preveía un desarrollo más favorable a Vélez en este partido. Argentinos Juniors venía de una derrota y un empate, mostrando poco fútbol. Finalmente, en un partido durísimo, El Fortín se impuso por 2 a 0 con goles de Somoza, de penal, y Silva.

El visitante salió desde el primer minuto a presionar, cortando totalmente el circuito de juego de Vélez, los carrileros se sumaban a la mitad de la cancha, lo mismo hacían Niell y Blandi, por lo que el mediocampo velezano se veía en desventaja numérica y eso se notó mucho. Como resultado de la enorme presión del “bichito”, Vélez estuvo muy impreciso en el primer tiempo, y si pudo generar alguna inquietud en el arco de Navarro fue por arrestos individuales de Moralez y Martínez. Por supuesto que el gran esfuerzo hecho por los jugadores de Argentinos, dejaba solo arriba al “turbo” Vargas, que fue bien controlado por Tobio y Domínguez. El juvenil tuvo un gran partido, despejando las dudas que nos traía la partida de Otamendi: le tomó 10 minutos acomodarse y a partir de allí transmitió seguridad, sobre todo al cubrir la espalda de Papa. La más clara la tuvo el visitante: una desinteligencia defensiva entre Cubero y Domínguez le permitió a Blandi quedar de cara al gol pero la pelota salió al lado del palo.

En la segunda parte se notó el cansancio de los jugadores de Argentinos, que ya dejaban jugar más a los locales, y con el ingreso de Cristaldo el partido cambió, no en el resultado pero si en el desarrollo. Argentinos se fue metiendo cada vez más atrás y le regaló la pelota a un conjunto fortinero que ya estaba encontrándole la vuelta al partido. A partir de acá, el visitante se dedicó a pegar para cortar el juego del local, hasta que Prosperi cometió un penal clarísimo, tras propinarle una patada descalificadora dentro del área al Burrito Martínez. Leandro Somoza lo cambió por gol y allí se terminó el partido. El visitante se descontrolo y Vélez se alivió. Si el partido estaba muerto qué decir después del gol de Silva (tras un corner que peina el Churry). Con el 2-0 Vélez se floreó, moviendo la pelota de un lado para el otro mientras se escuchaba el “ole” de los hinchas fortineros.

Se ganó un partido muy complicado, uno de esos que te marcan para qué estás en el torneo, más allá de que recién se jugaron tres fechas. Se lo ganó bien, merecidamente, pero no mostrando el nivel de fechas anteriores. Ahora hay que ir a la Bombonera, en el comienzo de una seguidilla de partidos que puede llegar a ser definitoria.

miércoles, agosto 18, 2010

Análisis Táctico: All Boys 1 - Vélez 2

En esta tormentosa noche, "Blog Vélez" inaugura una nueva sección que, esperemos, se mantenga durante mucho tiempo, en donde intentaremos destacar algunas cuestiones que tienen más que ver con la táctica en aquellos encuentros que dispute el Fortín. Sabido es que, en el último tiempo, los programas deportivos (de radio, televisión o incluso los medios gráficos) se ocupan más de las cuestiones extrafutbolísticas que de lo verdaderamente valioso, como lo es el fútbol en sí. Veamos entonces como se paró Vélez frente al conjunto de Floresta:


Dibujo táctico: 4-2-3-1 / 4-3-3 / 4-3-2-1 / 4-4-2

Explicación: en realidad si partimos desde la base (que claramente está después de tanto tiempo jugando de la misma forma) este Vélez no pareciera tener un esquema tradicional. ¿Esto por qué es? Desde el vamos, hay varios hechos curiosos que demuestran que el fútbol es cada vez más dinámico, y Vélez no es la excepción.

En primer lugar, Vélez juega sin un volante por izquierda definido. En realidad, el encargado de hacer toda la banda es Emiliano Papa (tantas veces criticados por dejar su espalda libre), ya que en el último año y medio Zapata actúa en funciones netamente defensivas (acrecentado esto en los últimos meses). De esta forma, vemos un primer signo distintivo en los dirigidos por Ricardo Gareca.

En segundo lugar, con la partida de López y la decisión de darle la titularidad a Martínez, el ataque de Vélez ha quedado diagramado de una forma diferente a la que estábamos acostumbrados. El Fortín, hoy por hoy, a la hora de atacar, es puro vértigo cuando se juntan Martínez y Moralez. La combinación de precisión y velocidad que se da entre ellos hacen que Silva solo tenga que preocuparse por pivotear o por embocarla en aquellas chances que tenga. Esta es otra ventaja de jugar con un 9 definido: poder tirar el bochazo largo. Lamentablemente, con otros jugadores a Vélez se le hacía casi imposible esto, ya que es necesario una personalidad particular para ir las veces que sea necesario arriba y ganar. El Pelado lo tiene. El ejemplo más concreto de esto es el segundo gol velezano, en donde la jugada comienza con una pelota larga hacia el uruguayo que gana arriba, la pelota la pelea Maxi Moralez y termina defendiendo Martínez. De manual.

Finalmente, en la defensa, casi que podríamos afirmar que este Vélez juega con tres defensores durante gran parte del partido. En el partido puntual ante el Albo, Papa se mandó como wing izquierdo el 80% del tiempo. Sobre todo en la segunda parte, iba e iba hasta el fondo. En un equipo con otro central izquierdo esto podría haber sido un problema, pero el Fortín tiene la ventaja de contar con un jugador como Nicolás Otamendi que disfruta de jugar mano a mano. Muchas veces se lo vió jugar de 6 y de 3 a la vez, sin que le tiemble el pulso para enfrentar en soledad al rival de turno. Veremos como se da la situación si él emigra. Del otro lado esta el Poroto Cubero, quien tiene como misión fundamental cuidar su "quintita" y evitar sofocones, apareciendo por sorpresa en ataque alguna que otra vez.

Si hablamos de características generales, Vélez tuvo unos minutos iniciales en cada tiempo en donde sufrió bastante más que nada por el pressing ensayado del rival y las dimensiones del campo de juego. Se sabe que el juego del equipo de Gareca se basa en un 85% en la posesión de la pelota y en buscar los espacios vacíos, algo de lo que no gozó en algunos pasajes del encuentro. La pelota, si bien se recuperaba relativamente fácil, no tenía un destino cierto, ya que iba a parar a los pies de Somoza que no podía resolver en un tiempo y era absorbido por los jugadores rivales. Una vez que pasó el sofocón, Vélez se acomodó, empezó a jugar de primera, a tomar aire con los bochazos a Silva, y dominó el encuentro, sobre todo en una segunda parte en donde desperdició múltiples chances. Silva tuvo las suyas, Bella también, el Burrito casi casi, pero no pudo ser. Sin embargo, en el segundo tiempo se pudo ver el Vélez de hace un año y medio, que hacía circular la pelota y tocaba con sapiencia. Tal vez faltó un poco de picardía para decidirse a ir hacia adelante y liquidarlo. El punto positivo es que, si no hubiese sido por el error de Montoya, All Boys no inquietaba a Vélez, y eso es mérito de todo el equipo. Del silencioso Zapata, que hizo los relevos una y otra vez. De Somoza, que está volviendo a su nivel. De Otamendi y Domínguez, que parecen más los del 2009 que los de este año. En fin, de todos.

martes, agosto 17, 2010

All Boys 1-2 Vélez


GG, son las dos letras que hoy por hoy tiene nuestro querido Vélez con este arranque con puntaje de ideal. Ambas G son las de la famosa frase ''gana, gusta y golea''. Claro, lamentablemente todavía le falta la última de las tres, que si se puede mantener este nivel de juego seguramente no tardará en llegar.

Porque nuevamente se pudo ver a un Vélez de alto vuelo a partir de dos jugadores que están con todas las luces prendidas: Moralez y Martinez. Es cierto, el fortín tardó 15 minutos en aplomarse al partido; pero luego de ese exquisito tiro libre del enano, el equipo visitante fue amo y señor del mismo. Somoza volvió a mostrar un nivel aceptable en el medio, Augusto Fernández (más contenido que el domingo pasado) ratificó su buen toque y evidenció que lo suyo no es la marca ni por asomo y quizás Zapata sea el único que todavía no está en el nivel acostumbrado: bastante errático con la pelota, dubitativo por momentos, pero eso sí, absolutamente avocado a suplir los huecos y a ayudar a Papa en el aspecto defensivo. Por otro lado, quiero volver a destacar lo que es tener un nueve con presencia: saque de arco de Montoya, Silva se la baja a Moralez y de esa jugada viene el segundo gol de Vélez. Si, tan fácil como tener a un nueve que pueda pivotear y descargar los pases o bochazos que se envían desde el fondo puede generar jugadas de alto riesgo, más teniendo en cuenta los dos nenes con los que hoy cuenta el Gareca Team para desnivelar en el ataque.

Párrafo final para destacar lo negativo, que nuevamente fueron los goles errados (BELLA! BELLA QUERIDO!!!) y la flojísima salida de Montoya en el gol de All Boys. Es cierto que después tapó dos buenas pelotas en el partido, pero necesitamos que, ataje quién ataje, prácticamente no cometa esas fallas infantiles. Porque por ese gol milagroso (para ellos), el equipo se descontroló y si después de semejante partido nos quedabamos sin los tres puntos hubiese sido realmente una lástima. De todas formas me parece que quedó demostrado que el titular es y debe ser Barovero.

Lo cierto es que las dos G están bien puestas. Vélez por ahora gana y gusta. Habrá que seguir por este sendero y prepararnos para una racha de partidos que nos dirá claramente para qué estamos en este semestre.

lunes, agosto 09, 2010

Tapa Fecha 01 - Dale Vé

Vélez 1-0 Independiente


¡Qué lindo es volver a la cancha! ¡Y qué lindo es ver a Vélez con un triunfo así! Un triunfo categórico frente a un Independiente que fue ampliamente dominado durante gran parte del partido, que tuvo mucho tinte de goleada pero que por impericias propias y virtudes del arquero rival, nos tuvimos que conformar con la mínima diferencia.

¿Ya lo hemos escuchado esto antes no? Es que sin lugar a dudas, lo más reprochable de todo el ciclo Gareca, es el problema que tiene Vélez para definir los partidos. Y gracias a esto, hemos perdido puntos en varios pasajes de campeonatos pasados que nos imposibilitaron llegar a instancias más decisivas. Y si bien ayer no se pasaron sobresaltos, la inseguridad de ganar solo por un gol está latente en el corazón de todos los fortineros y con tan solo una jugada desgraciada que se produzca (parecida a la de Barovero con Domínguez sobre el final) terminaríamos llorando por los puntos perdidos.

Pero bueno, hablemos tambien de las cosas positivas que por suerte no son pocas: Necesito destacar (y además, pese al partidazo de Martinez, ponerlo como figura) el SOBERBIO encuentro que realizó Leandro Somoza. Como el viejo león del 2005: recuperó varias pelotas, distribuyó el juego y hasta se animó a realizar alguna asistencia entre líneas. Y lo hizo todo bien. Y me alegra, porque me encantaría que podamos recuperarlo, porque cuando está en su plenitud es un jugadorazo. ¿Mencioné a Martinez? Tremendo partido del burrito, que parece que no mentía en el hecho de que iba a demostrar todo su potencial ahora que se sentía titular. Volvió loca a toda la defensa del rojo y hasta asistió en varias oportunidaes a sus compañeros, dejándolos mano a mano con Gabbarini. Moralez no fue menos (se apagó un poco en el segundo tiempo), y sus continuos desbordes (de uno de ellos vino el gol) fueron todo un karma para Vallés. Y qué decir de Silva... Por fin un delantero que molesta a los defensores, baja las pelotas aereas de un saque de arco y, obviamente, hace goles. Tremendo lo del tanque. Es para destacar también el debut de Augusto Fernandez. Hizo un más que aceptable partido, metió un par de diagonales que prometen ser un dolor de cabeza para varias defensas, llegó a posición de gol y lo mejor de todo: DESBORDÓ Y METIO UN CENTRO! HACE CUANTO QUE EN VELEZ UN 8 NO HACÍA ESO!? Enhorabuena por la incorporación y ojalá que se acople bien al equipo.

Por último la línea de fondo no pasó mayores sobresaltos aunque habrá que ponerle especial atención a Domínguez, que si bien cumplió aceptablemente, se lo vió un poco lento y falto de ritmo (producto de no haber podido realizar una buena pretemporada).

Conclusión, en líneas generales, fue un muy buen debut frente a nuestro eterno hijo de toda la vida. Habrá que continuar así el próximo domingo cuando vayamos a floresta. Como dije en mi anterior columna: equipo hay, y ayer quedó evidenciado.

viernes, agosto 06, 2010

Dorsales fortineros para el torneo

Plantel Profesional

1. Marcelo BAROVERO
2. Fernando TOBIO
3. Emiliano PAPA
4.Gastón DÍAZ
5. Fabián CUBERO
6. Sebastián DOMÍNGUEZ
7. Juan Manuel MARTÍNEZ
8. Augusto FERNÁNDEZ
9. Jonatan CRISTALDO
10. Maximiliano MORALEZ
11. Ricardo ÁLVAREZ
12. Ezequiel CACACE
13. Emmanuel OLIVERA
14. Héctor CANTEROS
15. Fernando ORTÍZ
16. Víctor ZAPATA
17. Franco RAZZOTTI
18. Leandro SOMOZA
19. Nicolás OTAMENDI
20. Jorge CORREA
21. Mariano BÍTTOLO
22. Luis ROMERO
23. Santiago SILVA
24. Iván BELLA
25. Germán MONTOYA
26. Eduardo BERÓN
27. Gino PERUZZI
28. Leandro DESÁBATO

miércoles, agosto 04, 2010

Columna Pre-Torneo: ¿Como está Vélez?


Charlando con los integrantes de Blog Vélez resolvimos que sería interesante plantear nuestras sensaciones sobre como llevó a cabo la dirigencia y el cuerpo tecnico, sumado a los jugadores, este proceso previo a empezar el Torneo Apertura 2010. Desde el mercado de pases (¿se hizo bien? ¿se hizo mal? ¿faltó alguien?) hasta los amistosos disputados (¿eran rivales de jerarquía? ¿sirven de algo?) y terminando en para qué está Vélez en este semestre.

Lord Shirion

Consumada la danza de nombres, las idas y vueltas y toda la diversidad de pases, rumores y demáses que se producen en una pretemporada (faltará saber que pasa con Otamendi) es hora de hacer un balance y una proyección de cara al segundo semestre de nuestro querido centenario fortinero.
No es ninguna novedadad destacar que Vélez ha cambiado radicalmente su estrategia si lo comparamos con el semestre pasado. Luego de mantener la base de un costoso plantel, incorporar algunas figuras de renombre y poseer una abundancia de jugadores (que dió lugar a la frase de Cappa ''Vélez abre el placard y se caen jugadores'') la historia ya no es la misma. El gran objetivo del año tenía nombre y apellido y era la Copa Libertadores. Por razones que ya se han explicado, el equipo estuvo lejos de conseguirla. Y en el ámbito local, pasamos sin pena ni gloria. Si a los fracasos deportivos le sumamos los rumores de quejas y malas caras de jugadores "consagrados" que eran continuamente relegados al banco de suplentes, se podría decir que la experiencia fue claramente negativa.
Un poco por lo explicado recién y un poco por urgencias económicas, Vélez se ha desprendido de varios nombres y sólo ha incorporado dos. ¿Los que se fueron?: Torsiglieri, Lima, Cabrera, Coronel, Velázquez, Ocampo (si bien no formó parte del último plantel), Cabral, Caruso, Roly Zarate y Rodrigo López. Todo un éxodo de jugadores para acotar un plantel y reducir gastos de contratos. ¿Acertado? Yo creo que sí. Quizás la única decisión reprochablepodría ser la de Torsiglieri, que estaba marcado como el sucesor de Otamendi y finalmente terminó vendiéndose antes que el mismísimo Nicolás. Pero también si uno se pone a analizar, haber aceptado una venta de 4 millones de euros por un jugador que ni siquiera se había consolidado como titular en el equipo, el tema cierra por donde se lo mire. Fuera de eso, los demás nombres son todos jugadores que han estado siempre bajo la lupa por su flojo rendimiento (quizás el Roly por su idolatría se puede excluír). Y sin dudas el caso más elocuente es el de Rodrigo López: amado por unos, odiado por otros, yo creo que se le ha dado una mano a Gareca al negociar su pase, ya que sabemos que el Tigre tiene algunas falencias para relegar a jugadores que fueron campeones en el 2009 y aunque dichos hombres tuviesen un bajo rendimiento, la banca estaba 100% asegurada.
¿Los que llegaron? Augusto Fernández, para intentar llenar esa banda derecha que desde Jonás Gutierrez no tiene un dueño que levante aplausos de la popular; y Fernando Ortiz, un experimentado defensor central. La idea con él es tener un plan B por si se concreta la venta de Otamendi durante este mes de Agosto y para suplir ese puesto donde tenemos varios jugadores lesionados (entre ellos Domínguez que no pudo hacer una buena pretemporada).
Analizando todos estos puntos, yo creo que este semestre de Vélez se puede mirar con buenos ojos. Hemos mantenido la base una vez más, nos hemos desvinculado de jugadores que por h o por b nunca se consolidaron con buenos rendimientos e incorporamos dos que prometen ser regulares. Quizás el único tema pendiente siga siendo el de Somoza, que desde este espacio no nos cansamos de implorar por la titularidad de Razzotti (muchos nos han criticado ésto pero al final hemos tenido razón en remarcarlo) pero lamentablemente, salvo venta mediante, el titular es y será Somoza (esperemos que al menos pueda levantar su nivel).
Y esperemos también que este domingo arranquemos positivamente el último recorrido del centenario. No será extenso pero equipo sobra. Y si tiramos todos para el mismo lado las posibilidades de sumar una estrella en este año tan especial, siguen tan intactas como posibles.

Martín Corrales

11 bajas y sólo dos altas. Eso fue el mercado de pases de Vélez, que deja un mensaje claro: “el presupuesto no alcanzaba para mantener un plantel tan amplio”. Más allá de lo contundente de los números, la depuración del mismo parece, por lo menos en la previa, positiva.
Al acortar el plantel se gana en “formación de grupo”, algo muy ponderado en el fútbol moderno. Pese a que los jugadores (cassetteros quizá) digan que siempre se compite por un puesto con “buena leche”, los que terminan siendo suplentes no son tan positivos para “formar grupo”, basta con recordar declaraciones o rumores de internas en el semestre pasado.
Durante la última temporada Vélez contó con dos jugadores por cada puesto, pero pasado este mercado de pases y de cara a la nueva temporada, quedaron sólo titulares y un par de jugadores que podrían serlo, mientras que el resto del plantel se completa con juveniles (algo positivo teniendo en cuenta la política del club).
El máximo acierto de los dirigentes en este receso fue deshacerse de jugadores que habían cumplido un ciclo en el fortín (Lima, Cabrera, López) y contratar a Augusto Fernández, un volante por derecha, la debilidad del equipo el último año. El punto bajo, para quien escribe, fue la venta de Torsiglieri, un jugador con un futuro enorme y probablemente el sucesor de Otamendi, pero era una oferta que no podía rechazarse, teniendo en cuenta la actualidad económica del club.
Debido a que el mercado de pases en Europa cierra tres semanas después que en Argentina, se decidió traer un central por si se produce la venta de Nico Otamendi, sumado también a que hay una seguidilla de lesiones en los marcadores centrales fortineros. El elegido fue Fernando Ortiz, ex Estudiantes de La Plata, un central alto, de gran juego aéreo, peligroso en el área contraria pero que no es muy dúctil con la pelota en los pies.
Personalmente creo que Vélez tiene un equipo superior al del semestre pasado; la llegada de un volante por derecha como Augusto Fernández le va a sumar fútbol y desequilibrio al equipo, el ex River es un jugador muy técnico que seguramente se entenderá a la perfección con Moralez y Martínez.
Las dudas pasan por el arco donde parece afianzarse Barovero y por el volante central, la eterna duda, Razzotti o Somoza. Nunca se puede predecir el futuro y menos en el fútbol pero Vélez está para pelear bien arriba y por qué no, para salir campeón, todo depende de estos jugadores y cuerpo técnico, que seguramente habrán aprendido de los errores cometidos en el pasado.

Segundo refuerzo: Fernando Ortiz es de Vélez


El ex defensor de Estudiantes LP, Boca Juniors y Santos Laguna (entre otros) fue presentado en el día de ayer como nuevo jugador fortinero, llegando al club como jugador libre y firmando un contrato por dos años. Las características son básicamente como la de la mayoría de los centrales: gran juego aéreo (en ambas áreas), no tanto manejo con la pelota en los pies pero sí aportar solidez desde el fondo. Si bien ha tenido un gran nivel en Estudiantes (el campeonato del 2006 en donde el equipo platense sale campeón) manteniendo una regularidad (no es de jugar 10 puntos pero tampoco 2) lo cierto es que en el último tiempo no gozó de continuidad y le faltaría ponerse a punto tanto en la parte física como en la futbolística. Hoy habló en conferencia de prensa y dijo lo siguiente:

Le quiero agradecer a la directiva por todo el esfuerzo que hizo para que yo hoy esté acá. Y elegí Vélez porque me gustó desde el primer momento lo que hablamos, las cosas claras, que es lo más importante. Venir de México después de cuatro años y llegar a una institución como es Vélez para mí es muy importante, es seguir sumando estar en clubes importantes”.
"Todo jugador que llega como refuerzo quiere jugar, como todos los del plantel, pero vengo con la idea de sumar y de seguir aportándole cosas importantes al club. En el lugar donde me toca estar ayudaré, y pelearé el puesto, yo no tengo problemas. Acá somos todos iguales y hay que demostrarle todos los días al técnico quién está para jugar".
"-¿Cómo fue tu último año en Tigres?
-Jugué ahí el último año, hicimos una campaña en la cual no entramos en la liguilla y de los 19 partidos de la fase regular jugué unos 14-15. Luego quedamos afuera pero ahora estoy acá y quiero jugar acá."
"-¿Venís para ser campeón?
-Sí, seguramente. Fue una de las cosas que hablé con Christian (Bassedas), con Miguel (Calello), con Ricardo (Gareca). Tengo 32 años y quiero seguir ganando cosas. Soy una de las personas que le gusta ir al frente y quiero seguir ganando que es lo más importante. Cuando se pierde eso quizás ya estás para dar un paso al costado."
"-¿Si Gareca te pide jugar el domingo, estás?
-Sí, obviamente. Si el técnico cree que yo puedo jugar, voy a jugar. Más allá de que no he tenido continuidad con el equipo o no haya hecho la pretemporada, las ganas de jugar las voy a tener siempre, y de querer ganar y de dejar la vida como siempre lo he hecho. No tengo problemas de jugar si Ricardo así lo quiere."

domingo, agosto 01, 2010

Mercado de pases (1/8/2010)


En los últimos días surgió un nuevo rumor frente a las especulaciones forjadas con la posible venta de Nicolás Otamendi a Europa. Al parecer, los dirigentes de Vélez estarían buscando incorporar un central más allá de lo que sucediese con Nico, ya que el libro de pases de Europa cierra 3 semanas después que el local (por ende, si se vendiese en esos días, Vélez no podría incorporar a nadie). De esta forma, el elegido parecía ser Araujo, de la Liga de Quito, pero parece que todo habría cambiado y el que se acerca es Fernando Ortíz, aquel zaguero que jugó en San Lorenzo y tambien en Estudiantes. Hombre alto, fuerte, y con características diferentes a Nicolás (va bien de arriba pero no es tan dúctil con la pelota en los pies) parece que si arregla su desvinculación del América (dueño de su pase, estuvo a préstamo en el Tigre que decidió no comprarlo) estaría llegando a Vélez en los próximos días.