Seguir por mail a Blog Velez

lunes, mayo 25, 2009

Vivito y coleando: no está muerto quien pelea...


En un nuevo encuentro disputado en el José Amalfitani, Vélez se recuperó de un mal momento futbolístico que estaba pasando y volvió a demostrar que es un candidato al título, superando por un justo 2-0 ante Boca Juniors, con goles de López (tras grave error de la defensa xeneixe) y Cristaldo (ingresado en el ST, al igual que el jugador que lo habilitó, Juan Manuel Martínez). Con una muestra de sobriedad, como en las primeras fechas, y de carácter, como en las últimas, el Fortín no se quiere quedar afuera, y sin los flashes de otros equipos que también pelean el título, sigue ahí nomás de la punta.

Hay que decir que, como en varias ocasiones a lo largo del torneo, Gareca se la jugó con un planteo novedoso que tuvo breves ensayos en la semana, y que convenció al técnico para enfrentar a Boca: Waldo Ponce de lateral derecho y Fabián Cubero como volante por derecha. Es claro que, en ambos casos, la posición original tenía como destino ir mutando de acuerdo a como se diese el encuentro. Por el lado del chileno, se preveían unas mayores subidas de Papa en ataque, y una pseudo línea de 3 junto a Domínguez y a Otamendi. Finalmente, esto no se dio demasiado porque Palacio eligió, como la mayoría de los equipos que enfrentó a Vélez, jugar a las espaldas del santafesino, sin dejarle mucho espacio a éste para incursionar en los ataques. Sin embargo, creo que la, a mi parecer, buena actuación de Ponce tiene mucho que ver con el segundo cambio de posición de Cubero. En la teoría, el Poroto iba a ser una mezcla entre volante central acompañando a Razzotti cuando Zapata tomara la lanza y fuera al ataque, y una especie de volante abierto pero más preocupado por el sector defensivo, cubriendo a Ponce y evitando el 1-2 a Ponce de Chávez y Mouche (ambos rapiditos). Si bien en el primer tiempo Cubero estuvo más preocupado por atacar que por defender (evidenciando lógicas dificultades para manejar la pelota y nulos desbordes con posteriores centros) creo que fue un acierto de Gareca esta disposición táctica. No se ha dicho demasiado, pero si Mouche no lo desquició a Ponce con su velocidad, fue en gran parte porque Cubero lo apoyó y retuvo las subidas de Boca por ese costado, resignando, claro está, la posibilidad de poner un jugador más ofensivo que explotara el sector izquierdo de Boca, que ofrecía ventajas. Ojo: que Cubero haya aparecido 4 o 5 veces solo no es casualidad, Ischia por algo lo liberó. En síntesis, buena decisión del Tigre.

Dicho esto, que me parecía importante destacar, vamos a los hechos más importantes del partido. Gran influencia tuvo en el cotejo, una vez más, Rodrigo López. Hasta el gol que abrió el partido, el uruguayo no había tenido un buen partido. Malas elecciones, dificultad para darse vuelta y definiciones deficitarias eran un combo mortal. Pese a esto, su oportunismo en la segunda parte fue vital para que Vélez siga en la lucha del campeonato y para que se lleve el triunfo. Lo que se dice una actuación de goleador. Otro que fue un factor fundamental para la victoria fue Víctor Zapata. El resistido por muchos en su momento y hoy reconocido (me incluyo en esa lista) demuestra cada vez más panorama. Incluso con esos 2 o 3 tiempos que necesita para controlar el balón, es el jugador con más inteligencia para distribuir el juego y para manejar la pelota. Cuando hay que acelerar, acelera, y cuando hay que regular, regula. Maneja los tiempos del equipo y se destacó sobre todo con Vélez en ventaja, cuidando la bocha. Por último, cabe elogiar la actuación de Cristaldo y Martínez en la ofensiva, que patearon un poco el tablero y le dieron más movilidad, agresividad y punch al ataque fortinero. Otra buena decisión del Tigre.

Si tenemos que fijarnos en las cosas que no funcionaron del todo bien (no todo es elogio en esta vida) probablemente en este sector aparezcan las tareas de Larrivey y de Maxi Moralez como mayores exponentes. Por el lado del ex Huracán, ya habría que consultar con una bruja el momento que está pasando para que nos diga por qué. Empezó bien, peleándola por arriba siempre, yendo a chocar con ímpetu y sacrificándose en pos del equipo, pero cuando tuvo SU chance, clarita, como para sacarse la mufa, pateó débil. A partir de ahí, pelota que tocó, pelota que perdió o que fue un problema. Que se entienda: no se le cae a Joaquín, un pibe que se nota que está poniendo ganas pero que las cosas no le salen. Tal vez sea hora de privilegiar el momento de algunos (Cristaldo) por sobre las presiones que significan otros que intentan pero no pueden (Larrivey). Por el lado del ex Racing, en cambio, su merma futbolística es lógica: venía de varias semanas sin jugar, y se lo notó, sobre todo, temeroso a la hora de hacer sus típicos arranques en velocidad. No sé si habrá correspondido a un temor a un nuevo desgarro o solo a falta de ritmo pero el Enano no desequilibró. Ojalá haya sido solo por haberlo apurado un poquito para que juegue este partido trascendental y que vuelva al nivel que puede tener.

Se ganó un partido importantísimo. Era uno de esos encuentros en los cuales un equipo ratifica sus intenciones de pelear por el título, o bien se queda en un buen campeonato. Vélez sacó chapa y dijo presente. ¿Se jugó bien? Por momentos sí, sobre todo después de ponerse en victoria. ¿Se metió? Como siempre, y es bueno destacarlo. ¿Se puede? Ojalá… Hay que estar tranquilos, ganar lo nuestro y esperar a ver que pasa en las últimas dos fechas…

Posta Posta: Vélez 2 - Boca 0

(Hacer click sobre la imagen para agrandar)

El diario: Vélez 2 - Boca 0

(Hacer click sobre la imagen para agrandar)

La historieta: Vélez 2 - Boca 0

(Hacer click en la imagen para agrandar)

Goles: Vélez 2 - Boca 0


jueves, mayo 21, 2009

Banderazo el sábado en apoyo al equipo


La Sub Comisión del Hincha convoca a socios, hinchas y simpatizantes de Vélez Sarsfield al Gran Banderazo de apoyo en estas cinco finales para el plantel, este sábado 23 de mayo en la Villa Olímpica de Parque Leloir. Saldrán micros desde la sede a las 9.00 horas. No podés faltar!. VAMOS VELEZ! VAMOS FORTIN!

lunes, mayo 18, 2009

Dale Vélez que no ha pasado nada...

Con todo un fin de semana para analizar lo que fue la primer derrota en el ciclo oficial de Ricardo Gareca, ante Gimnasia de la Plata por 3-1, en el Bosque, tengo sensaciones encontradas. Estoy triste, como todo fortinero, porque dejamos pasar una chance muy buena de seguir ahí arriba y no depender tanto de los últimos dos partidos ante Lanús y Huracán. Pero estoy aliviado, por otro lado, con esta cosa tan insoportable de tener que llevar a cuestas el título de "único invicto del campeonato". Pudimos perderlo en Santa Fe, pudimos perderlo en el Amalfitani, finalmente lo perdimos en La Plata. ¿Es tan grave? No, es un resultado más. ¿Estamos jugando mal? Sí. ¿Hay posibilidades de revertirlo? Sin dudas.

Uno intenta que, ante las malas, no empiecen a resurgir críticas con mala leche, sin asidero y con el único objeto de lastimar. Vélez sigue siendo un equipo ofensivo. Ahora bien, creo que es hora de replantear este tema de los 3 delanteros: ¿somos más o menos ofensivos con 3 o 4 tipos de ataque netos, que con 2 o 3 y varios defensores/volantes que lleguen al área rival? ¿Se jugó mejor con 3 delanteros ante Colón, o con 2 y Díaz? Son cuestiones simples que parecen resurgir cuando a Vélez no le va bien, y es lógico. No estaríamos discutiendo esto si el esquema que planteó Gareca desde la lesión de Moralez hubiese funcionado. La verdad es que nunca funcionó del todo bien. Vélez, desde que perdió a un valor tan importante como Moralez no fue el mismo, y en parte fue por el cambio de esquema.

¿Qué se puede hacer para revertirlo? Uno no es técnico y para eso está el DT, que tanta sapiencia y tanto fútbol tiene. Sin embargo, me parece coherente empezar a replantear la forma de juego y ver si no sería mejor cubrirlo un poco más al Poroto con Díaz adelante, para que no se sienta tan desprotegido (desde acá y desde todos lados se le ha pegado al Poroto porque "no para a nadie", pero nadie dice que no hay nadie que colabore...Ocampo nunca se comprometió con el equipo en La Plata, tampoco lo hizo Velázquez en su momento). ¿Tiene que seguir siendo titular Larrivey? Hoy por hoy, salvo la variante del "Burrito" Martínez, que le daría otro estilo al ataque (más pensante), no veo que Nanni o cualquier otro puedan reemplazarlo mucho mejor. Una cosa es seguir admirando al Nanni del campeonato que peleamos con Ischia, pero este Nanni, hoy por hoy, no es el mismo. No es la misma movilidad, no es la misma capacidad goleadora y no está preparado físicamente para aguantar 90 minutos. Está bien tenerlo como variante para tirar centros a la olla como el otro día, pero no para que esté de titular. Personalmente, me parece que si a Larrivey lo trajimos, es para jugar, y él más que nadie va a poner fuerza para hacerlo. Como último detalle táctico, por favor, que alguien le avise a Emiliano Papa que marcar es parte de ser lateral izquierdo. Está bien que el santafesino llegue al ataque como una tromba y que colabore con el sector ofensivo, pero su función primordial tiene que ser marcar. Sino, pongámoslo de wing izquierdo y listo. No puede ser que con simples pelotazos cruzados a Vélez le compliquen la vida, es de preescolar eso.

Pasó la derrota y se fue la punta. Ahora se viene un Boca, que no está bien, y el cual no sabemos si pondrá titulares o suplentes. Sea como sea, el equipo se tiene que tranquilizar, ver que estamos a solo un punto y pensar solo en ganar lo que queda. Como alguna vez dijo un Virrey (hoy alejado de Liniers): "hay que hacer cartón lleno"...

El diario: Gimnasia LP 3 - Vélez 1

(Hacer click sobre la imagen para agrandar)

domingo, mayo 10, 2009

Puro corazón: Vélez 2 - Racing 2:


Una vez más, los dirigidos por Ricardo Gareca demostraron que a este equipo puede faltarle fútbol, puede faltarle puntería, pueden faltarle jugadores vitales, pero si hay algo que le sobra, es amor propio. Como en la reacción ante Colón en Santa Fe, Vélez volvió a dar cátedra en coraje y, jugando el peor partido en lo que va del campeonato (con mucha incidencia del mérito del rival) no perdió. Con dos goles abajo, y pocas ideas, supo encontrarle la vuelta y, aún con diez jugadores, evitó perder el invicto y mantuvo la punta, pase lo que pase con Lanús.

En cuanto a la faz objetiva del encuentro, si lo analizamos fríamente, hay que decir que Vélez fue sin dudas superado durante todo el primer tiempo. Sin encontrar la cura para el cáncer ni mucho menos, Caruso se dedicó a abrumar con marcas a los laterales, y a tapar por sobre todas las cosas a Zapata para que no pudiese distribuir juego (entre 2 y 3 jugadores le estaban encima constantemente). En la faz ofensiva, el DT de Racing se limitó a que sus jugadores tirasen pelotazos cruzados, sobre todo a espaldas de Papa (que tuvo un muy mal partido, ni defendió ni atacó) y con eso complicó muchísimo. Sin dudas, el gran problema de Vélez fue el pressing que propuso Racing: no pudo jugar. Este Vélez necesita tiempo para hacer circular la pelota y pensar, y el equipo de Avellaneda no lo dejó. Cubero tuvo un muy mal partido, Papa lo suyo, Razzotti desubicado, y Larrivey perdido como en los últimos 3 o 4 encuentros. Un combo que podría haber sido mortal.

En la segunda parte Vélez se recompuso un poco, pero enseguida vino esa jugada tonta en la cual por no haber despejado la pelota, le quedó al jugador de Racing que, vivo, buscó el penal, muy tonto, que regaló Razzotti. ¿Partido liquidado? Ni mucho menos. Vélez sacó ese amor propio que tiene, y que demuestra partido a partido lo que quedó evidenciado: ganarle a este equipo no va a ser fácil. Cuando todo parecía perdido y los caminos no se encontraban, de la mano de dos pelotas paradas Vélez empató el partido y se mantuvo en la punta. No importó el tiempo que hicieron los jugadores de la Academia, el tribunerismo de Migliore o el “Olé” que llegó a bajar de la popular visitante (entiéndanlos, no es fácil ver semana a semana a un equipo de Caruso, una vez que juegan masomenos bien…).

¿Vélez jugó mal o Racing jugó bien? Me inclino a pensar que pasó más por lo segundo que por lo primero. Se sabía que ellos iban a trabar con el alma cada pelota, pero el que Vélez no haya sabido encontrarle la vuelta al partido no faltó por ganas sino por inteligencia para resolver el acertijo carusesco. Embarullar el juego, cortar todo tipo de circuito y salir rápido de contra fue algo que a Vélez siempre le costó contrarrestar y ésta no fue la excepción. Pero tranquilidad: si Vélez jugando su peor partido del torneo no perdió, eso también es una (buena) señal.

En la faz subjetiva, es muy importante destacar la entrega de los jugadores. En otra época, Vélez se iba goleado del Amalfitani en un partido así. Esta vez, con más ganas que otra cosa, lo llegó a empatar y lo pudo haber ganado, con esa jugada del final en donde Velázquez mandó la pelota a visitar una nube. Estuvo ahí nomás, era el gol del campeonato, pero no se dio.

No se perdieron dos puntos, se ganó uno por como se dio el partido y hay que valorarlo. Ahora se vienen (a mí entender) 3 partidos en donde Vélez puede llegar a sacar una muy buena diferencia: Gimnasia LP en el Bosque, Boca (suplentes) de local y Gimnasia (Jujuy) de visitante. Sería ideal sacar al menos 7 puntos, pero los 9 no son cosa imposible ni mucho menos. A pensar en el Lobo y a recuperar jugadores vitales que los necesitamos…

Posta Posta: Vélez 2 -Racing 2

(Haga click en la imagen para agrandar)

El diario: Vélez 2 - Racing 2

(Haga click en la imagen para agrandar)

La historieta: Vélez 2 - Racing 2

(Haga click en la imagen para agrandar)

lunes, mayo 04, 2009

No quiso


Vélez tenía todo para afirmarse aún más como el único puntero del campeonato, en lo alto, descontándole varios puntos más a dos equipos como Lanús y Colón que habían perdido sus respectivos encuentros. Con esta motivación Vélez se acercó a La Ciudadela, pensando únicamente en ganar. Y pudo hacerlo. Tuvo inmejorables chances de gol, claritas, de aquellas que suelen provocar el "goouuu" en más de una voz fortinera. Sin embargo, cuando la suerte no quiere, no quiere, y éste fue el caso. Pese a haber sido el claro dominador del encuentro y el que más cerca estuvo del triunfo, no pudo ser.

El planteo táctico del "Tigre" Gareca para enfrentar a San Martín de Tucumán demostraba el espíritu ofensivo de un equipo que tenía como meta el triunfo. Lejos de conformarse con el empate, Vélez ponía 6 jugadores en posición de ataque neta (López, Larrivey, Cristaldo, Velázquez, Díaz, Papa) y se plantaba en campo rival desde el comienzo. La mejor evidencia de esto fue al minuto de juego, cuando lo tuvo López, que definió débil. Sin embargo, acá es cuando uno se pone a pensar si efectivamente la idea de poner a Velázquez de doble 5 (estaba paradito junto a Razotti cuando el Fortín defendía) fue la mejor opción. Era claro que el medio de San Martín de Tucumán, al igual que el de Colón la semana pasada, se destacaba más por robar balones y meter fuerte que por jugar. Cantero, Quinteros, Perez Castro, todos luchadores. También está claro que la idea principal de Gareca era hacer que ellos se preocupen más por Vélez que al revés. Ésto, en el primer tiempo, no sucedió. Razzotti estuvo muy solo y acusó la falta de su compañero central Zapata, cuya ausencia se notó no solo a la hora de ofrecer resistencia en el medio sino a la hora de tener la pelota y abrir el juego con sus pelotazos largos a los costados. Es cierto, también hay que tener en cuenta que a Vélez le faltan muchos jugadores y que el funcionamiento, sin ellos, seguramente no iba a ser el mejor. Personalmente, creo que lo ideal hubiese sido acompañar a Razzotti con Coronel, como sucedió en la segunda parte, dándole más equilibrio al medio. Como se dijo la semana pasada, con el esquema del comienzo, Vélez termina muy partido y el jugar mano a mano no le hace generar situaciones más claras (basta con observar la segunda parte y la cantidad de ocasiones claritas de gol). Para tener en cuenta.

En el segundo tiempo Vélez se armó mejor, y amparado en una banda derecha que mejoró (Cubero empezó a dar pases a sus compañeros, y Díaz a tirar lindos centros) más el incremento del quite en el medio, y la mejoría de Cristaldo en ataque, complicó muchísimo a un San Martín que empezaba a mirar con buenos ojos el empate. Lo tuvo Larrivey, de flojo rendimiento en los últimos partidos (se vienen instancias decisivas, y estos goles errados pueden costar caro), lo tuvo Cristaldo (al cual le hicieron un penalazo no cobrado), lo tuvo Otamendi, en fin, las chances estaban. No se dió el gol.

Vélez sigue primero y sigue invicto. Sigue demostrando que no hay rival que lo pase por encima y que en todos los partidos que jugó, mereció ampliamente llevarse el triunfo. Esto no es poca cosa, señores. Recordemos que en el campeonato pasado, con Hugo Tocalli de DT, Vélez ganó partidos que no necesariamente mereció, al igual que en el Clausura 2008. Vélez supera a sus rivales y lo hace sin atenuantes. Hasta acá venía siendo efectivo en cuanto al poder ofensivo, ayer le faltó un poco de suerte. El Fortín depende únicamente de sí mismo, y tiene que seguir por este camino. Hay jugadores, hay recambio, hay hinchada para llevarse lo que ansiamos todos los fortineros. Ahora a esperar a Racing y vivir una verdadera fiesta...