Seguir por mail a Blog Velez

domingo, febrero 22, 2009

V de Victoria


Bajo una lluvia agobiante y un clima poco compatible con la época del año que actualmente tenemos, Vélez comenzó con un baldazo de agua fría como fue el gol de pelota parada del local, pero se recuperó y finalmente venció por 2-1 en Victoria al finalista del torneo pasado, el Tigre de Diego Cagna. Los goles los hicieron Ayala para Tigre, H. R. López de penal empató y el “BatiLarrivey, en su debut con la casaca velezana, decretó el triunfo. Sin haber jugado significativamente bien, pero sí superando a su rival en forma clara (como le sucedió en los dos partidos anteriores) el equipo de Ricardo Gareca logró un triunfo que le brinda tranquilidad para trabajar en la semana y un envión anímico importante que demuestra que haciendo bien las cosas, los triunfos llegan.

Vélez venía sin triunfos en este campeonato. Sin embargo, la forma en que comenzó el partido, mordiendo tobillos y apretando bien arriba al rival hacía pensar todo lo contrario. Salió como un equipo ganador, dispuesto a comerse al rival. Por esta misma razón sorprendió tanto esa jugada aislada de pelota parada que tuvo el local, en la cual la defensa velezana durmió y lo pagó caro, ya que Nestor Ayala puso el 1-0. Cuando mejor jugaba Vélez, Tigre convirtió. Sin bajar los brazos, el equipo de Gareca fue hacia adelante a puras ganas, y consiguió un penal dudoso pero penal sancionado al fin. El debutante, Joaquín Larrivey, atinó a pedírselo al uruguayo López (que, recordemos, había marrado uno ante Independiente) pero éste decidió patearlo él mismo. Se paró frente al arquero y la tribuna velezana y le dio al medio, no demasiado fuerte, pero con la fortuna de un arquero que fue hacia su costado derecho. ¿Fue un penal bien pateado? No, pero a quién le importaba a esa altura: lo importante es que Vélez lograba el empate y se iba al entretiempo más tranquilo.

En la segunda parte, se vió un Fortín decidido, recuperando esas ganas del inicio del encuentro, y llevándose por delante al rival. Y justamente por este entusiasmo es que llegó el segundo gol: luego de un centro pasado de Cabrera (de excelente partido), Zapata la fue a buscar, tocó corto con Ocampo, que se la dejó a E. Papa y éste metió un centro que Larrivey no pudo conectar. Sorpresivamente, Cabrera apareció por detrás, tiró un pelotazo fuerte al medio, que Castaño no pudo controlar, y el Bati mandó a guardar. Justicia en el resultado para un partido en el cual el que siempre quiso ganar el partido fue el visitante. A partir del segundo gol, Vélez se dedicó a manejar la pelota y hacerla circular, sin atacar demasiado, pero sin sufrir en el fondo, hasta el final del encuentro. Alegría para todos los hinchas velezanos que se acercaron al Monumental de Victoria.

Si uno tiene que hacer un balance general del encuentro, se pueden ver buenas actuaciones en algunos jugadores, y lo recurrente en otros. En cuanto al lado positivo del encuentro, se vió una muy buena tarea de:

S. Domínguez: definitivamente tienevoz de mando el ex Newells, que le brindó tranquilidad al debutante como titular Otamendi, y manejó los hilos de la defensa. Resta ver si tuvo alguna responsabilidad en la marca del gol de Tigre, pero más allá de esto, es notorio como soporta los embates del rival cuando su equipo está jugado en ataque.

N. Cabrera: volvimos a ver a ese Cabrera que gambeteaba y desbordaba, como al inicio del campeonato pasado. En este caso, lo volvió loco a Oviedo y se tiró a las espaldas de Arruabarrena para llegar hasta el fondo y tirar el centro. Muy buen partido del ex Gimnasia.

J. Larrivey: grata sorpresa se llevaron aquellos fortineros que nunca lo habían visto jugar. Además del buen manejo de pelota que tiene y la potente pegada que evidenció, el ex Huracán cumplió con aquello que declaró entre semana y fue puro sacrificio. Sin dudas, su mayor virtud es tener el arco entre ceja y ceja, como demostró en el segundo gol del partido para Vélez.

Centrándonos en la parte negativa del partido que disputó el Fortín, se ven pocos puntos flojos, pero constantes. Es el caso de dos jugadores que hasta ahora fueron titulares en los 3 partidos pero siguen sin justificar esta titularidad: Darío Ocampo y H. Rodrigo López. El misionero continúa llevando con hidalguía el mote de “eterna promesa”, porque amaga con actuar como un verdadero jugador de Primera, y resuelve las jugadas como el enganche de Deportivo Paraguayo. Sigue sin terminar una bien, y esto se nota. Ayer tenía la cancha rápida, justo para el tipo de juego que lleva a cabo, pero se resbalaba o perdía en el cuerpo a cuerpo con cuanto jugador de Tigre se le acercara. Personalmente, creo que es el hombre a salir con la vuelta de Maxi Moralez. El uruguayo, por su parte, pese a haber convertido (de penal, se recuerda) sigue deambulando por el campo de juego, y el hecho de estar un poquito en cada lado no lo exhime de ser inofensivo. Su única característica, hasta ahora, es recibir y tocar hacia atrás, algo totalmente inútil y sin sentido. No va al área, no cabecea, y tampoco arma juego. Otro que debería dejarle su lugar a un Cristaldo que entró con ganas, y tuvo una clarita que tapó muy bien Islas.

En términos generales Vélez jugó más ordenado que bien. No tuvo problemas para sostener el 2-1, y pudo remontar un resultado, como visitante, ante un equipo como Tigre. Hay detalles para pulir, como algunas desconcentraciones aisladas en la defensa, que hasta ahora, lamentablemente, pagamos con goles (ante Argentinos y ayer). Ojalá podamos ver más goles del jugador del Cagliari, Larrivey, y vuelva el fútbol de la mano de Maxi Moralez la semana que viene. Fuerza Fortín, que se puede…

La historieta: Tigre 1 - Vélez 2

(Hacer click sobre la imagen para agrandar)
Hecho por: Puercoespin

Goles: Tigre 1 - Vélez 2

viernes, febrero 20, 2009

La Previa: Tigre vs. Vélez Sarsfield

Al parecer, luego de algunas dudas, estaría casi confirmado que los reemplazantes del suspendido Maxi Moralez y el lesionado Waldo Ponce serían para dos debutantes del plantel: uno, Joaquín Larrivey, estrenando la casaca velezana y el otro, Nicolás Otamendi, haciendo las veces de titular por primera vez en Primera División. El ex Huracán tuvo una muy buena semana de entrenamientos, jugando bien y convirtiendo en los amistosos en los cuales participó. En cuanto al resto del equipo, se maneja alguna variante en el puesto de enganche que actualmente ocupa Darío Ocampo, pero lo más probable es que el oriundo de Misiones permanezca como titular ante Tigre.
El equipo formaría con:

Montoya; Cubero, Domínguez, Otamendi, Papa; Cabrera, Razzoti, Zapata; Ocampo; López y Larrivey.

Se destacan las ausencias entre los concentrados de los seleccionados sub 20 Iván Bella y el "Bebu" Velázquez, al igual que Fernando Tobio (no así el caso de Jonathan Cristaldo).

martes, febrero 17, 2009

Dos bajas para el partido ante Tigre

Por un lado, el as de espadas que tiene el equipo fortinero, Maximiliano Moralez, no podrá ser de la partida ante Tigre, el sábado en Victoria, debido a que llegó a las 5 amarillas y debe cumplir una fecha de suspensión.
Por el otro, y esta es la mala noticia que recibe un Vélez que venía siendo sólido en defensa, Waldo Ponce estará alejado de las canchas al menos por un par de semanas, debido a que sufrió una fractura del segundo metacarpiano de la mano izquierda y debe mantener esa zona del cuerpo inmovilizada. Un trago amargo para Gareca, que había conformado una defensa férrea y sin prácticamente errores.

domingo, febrero 15, 2009

La historieta: Vélez 1 - Argentinos 1

(Hacer click sobre la imagen para agrandar)
Hecho por: Puercoespin

Sin ideas


En una nueva jornada de este Torneo Clausura 2009 que comenzó la semana pasada, el conjunto dirigido por Ricardo Gareca, Vélez Sarsfield, empató 1-1 en el José Amalfitani ante los conducidos por Claudio Vivas, Argentinos Juniors. Los goles los hicieron Ortigoza, de penal, para el visitante y Roberto Nanni, en la última jugada del partido, para el local. Sin haber sido un partido bien jugado por parte de ninguno de los dos equipos, sin dudas el que tuvo mayor control de pelota y las chances más claras fue el Fortín. Sin embargo, la anemia ofensiva se siente, y una vez más, el no contar con un centrodelantero de jerarquía le pasó factura a Vélez.

El partido comenzó con el equipo de la V azulada proponiendo y mostrándose más ambicioso que su rival. Con una formación similar a la del partido anterior, y con la única variante de Gastón Díaz por el suspendido Fabián Cubero, la idea de Gareca era que la creación de juego se recostara sobre los elegidos para conformar el doble enganche, Darío Ocampo y Maxi Moralez, abriendo el juego por las bandas con Papa por un lado y Cabrera o Díaz por el otro, y terminando la jugada en el único delantero de este equipo, Hernán Rodrigo López. Sin embargo, muchas veces lo planeado no sale como lo esperado, y éste fue uno de los casos. Vélez entró sin tener muchas ideas de cómo encarar a un equipo que apostaba al contragolpe y se replegaba casi en su totalidad, exceptuando a sus dos delanteros, Pavlovich y Hauche. Y justamente, por esta combinación explosiva de falta de ideas del local, y una táctica netamente defensiva del rival, fue que llegó la sorpresa y el gol del equipo visitante. Porque hasta el momento en que Montoya le cometió un penal plenamente evitable a Gabriel Hauche (vale aclarar que fue la única desatención grave de la dupla de centrales en el partido) el partido había sido mal jugado y sin situaciones de gol claras para ninguno de los dos equipos.

En una jugada aislada, un bochazo en profundidad que no pudieron prever ni Ponce ni Domínguez, Hauche explotó su velocidad y fue derribado por el arquero velezano. El penal lo cambió Ortigoza por gol, y Argentinos se ponía en ventaja. Con más ganas que fútbol, Moralez intentó ser la manija del equipo, pero sin dudas no fue su mejor día, ya que en el mano a mano que intentó constantemente perdió ante el medio o la defensa del Bicho, y sobre todo, en su duelo personal con Nestor Ortigoza. El volante de Argentinos fue de lo mejorcito, manejando bien la pelota y generando desacoples en el medio fortinero. Recién sobre el final de la primera parte López tuvo un par de ocasiones que desperdició. Vale la aclaración: el Turu Flores o los encargados de entrenar la parte ofensiva del equipo tienen que explicarle a este uruguayo tan particular que, al momento de ir a buscar el centro, intentar siempre que la pelota sobre al defensor, cuando cualquiera de los dos centrales tienen una altura muy considerable como Caruzzo o Scotti, no es la mejor idea. Recién cuando ejercitó la mente y fue a buscar el primer palo tuvo la primera chance neta de gol. Tan difícil no era…

En la segunda parte, Gareca dispuso que un errático Ocampo (¿realmente está para jugar de titular en un equipo que quiere pelear el campeonato?) deje su lugar y sea reemplazado por Jonathan Cristaldo. Este delantero que jugase para el Sub 20 hace pocos días sin dudas estuvo movedizo e intentó recurrentemente, aunque el planteo del rival (todos abajo y sálvese quien pueda) no lo ayudó demasiado. Combinando con Maxi, muchas de las jugadas de peligro venían de sus pies, pero evidentemente faltaba alguien que la metiera, ya que López seguía siendo una sombra, bajando pelotas para Dios sabe quién, en lugar de apuntar la mira hacia el arco. Lo tuvo Zapata, por arriba, pero cabeceó muy mal. También entraron Roberto Nanni y Alejandro Cabral, para intentar cambiar la historia, por un perdido Víctor Zapata y un Gastón Díaz que no tuvo uno de sus mejores partidos. Parecía que Vélez iba a caer inmerecidamente ante un rival que no hizo nada para llevarse los 3 puntos pero que en una sola jugada podía basar su triunfo. Sin embargo, en la última jugada del partido, y en el primer tiro libre en el cual el encargado no fue Nicolás Cabrera (quien durante toda la tarde tiró muy mal los centros, salvo aquel que cabeceó Zapata) Emiliano Papa le dio con rosca, pasado, al segundo palo, para que entre el “Pistolero” Nanni y decrete el empate en la última jugada del partido. Premio a la insistencia y la perseverancia.

Este partido sin dudas que deja mucha tela para cortar. Por un lado, en el aspecto defensivo, queda claro que Vélez está muy sólido y, basado en la fortaleza de su dupla central que se acopló muy bien, y en laterales que se complementan (Papa con salida y Cubero en su faz defensiva) no ha sufrido demasiado en estos 2 partidos. Hilando bien fino, sí pudo verse una zona débil del mediocampo fortinero, que pasaba más que nada por el sector del medio hacia la izquierda, ya que Razzotti, que no está acostumbrado a jugar en el medio solo (o por lo menos aún no demostró que puede hacerlo) quedaba sin compañeros para recuperar la pelota, debido a que Víctor Zapata estaba en una posición híbrida: ni atacando ni defendiendo. Éste sería un punto a analizar por parte de Gareca, ya que Cabrera tiene más aptitudes ofensivas que defensivas, y Zapata no colabora en la marca. Por consiguiente, ante un equipo medianamente ambicioso, puede llegar a ser un problema. Por el otro lado, viene el aspecto ofensivo, en el cual se observan los mayores déficits de este equipo. Sin exagerar, Vélez necesita imperiosamente de un centrodelantero. Parte de esta inocencia que demuestra en ataque el conjunto de Liniers parte de la idea de que López no es 9, y tampoco intenta serlo. Un jugador que constantemente está fuera del área, y que al ir a buscar un centro piensa más en dar el pase a un compañero que en convertir, definitivamente no puede ser el delantero neto. Esto no sería tanto problema si el técnico no decidiese jugar con un solo centrodelantero, pero actualmente así lo dispone Gareca. Por consiguiente, con un Ocampo que nunca termina una jugada de la manera correcta, y un López que no juega de 9, se hace extremadamente difícil generar situaciones de riesgo o poner al rival en apuros si los únicos responsables son Maxi Moralez (de mala tarde ayer) o Emiliano Papa llegando desde el fondo. Evidentemente el esquema táctico que dispuso Gareca tiene sus falencias, y no vendría mal ver más sorpresa en ataque con la inclusión del Churry Cristaldo o del pibe Velázquez para sacudir un poco la estantería, y generar más desequilibrio. Ojalá Larrivey haya llegado en un buen estado físico y entre con el pie derecho cuando debute en el Fortín, así cura esta anemia ofensiva que sufrimos.

Vélez cosechó un nuevo empate, esta vez de local, que no ayuda a mantener esa esperanza depositada luego del primer partido, pero que, vale la aclaración, se da en un momento prematuro del campeonato, dando la chance de cambiar la cara. Hay plantel y hay ganas…

lunes, febrero 09, 2009

Yo tengo fe...


Esta famosa frase, que fue popular hace varios años gracias a la magia de Palito Ortega, sirve para encuadrar lo que fue el encuentro de esta tarde entre Vélez Sarsfield e Independiente, que terminó en un empate 0-0, con la particularidad de haber desperdiciado el visitante un penal en el primer tiempo a manos de Rodrigo López. Más allá de un resultado que dejó el típico sabor amargo de esos triunfos que pudieron ser y no fueron, es importante destacar que el equipo tuvo un funcionamiento correcto en la primera parte, y uno más regular en la segunda. Sin haber derrochado magia, el conjunto de Ricardo Gareca fue ampliamente superior a su rival, y no contó con el factor suerte, a la vez que se tomó la decisión errada en el penal.

El partido comenzó con un Fortín intentando llevarse por delante al Rojo, comandado por las ganas, el empuje y el buen pie de un jugador que juega y hace jugar, como se suele decir. Impresiona realmente la actitud y la garra que tuvo el enano Maxi Moralez en este primer encuentro del campeonato, tirándose al piso, peleando cada pelota como si fuera la última, haciendo todo esto al mismo tiempo en que levantaba la cabeza y pensaba en la próxima jugada. Sin dudas, me animo a decir que esta va a terminar siendo una de las compras más redituables en los últimos años para Vélez. Sin amedrentarse por las múltiples patadas que tiraron varios jugadores de la entidad de Avellaneda, el ex Racing generó las chances más claras. La primera fue aquella en la cual engancha entre 2 defensores del local, y termina sacando un zurdazo que Assman despeja muy bien. En la segunda, el Enano aguantó la pelota, enganchó nuevamente, esta vez ante Tuzzio, y fue derribado, generando la chance del penal y de anotar el primer tanto en el partido. Si hay una cosa mínima para criticarle al ex Racing, y muy discutido esto por cierto, es no haberse puesto firme ante Rodrigo López, y pedir patear él un penal que él generó. El uruguayo no tenía ningún fundamento para no dejárselo patear; sin embargo, a veces parece que llevarse bien con el DT puede brindar algunas ventajas que otras no tienen, y esto suele pasar mucho en el plantel con algunos veteranos. Así las cosas, el ex América pateó y la pelota dio en el poste. No hubo mucho más en el primer tiempo.

Para el segundo tiempo, el Rojo se adelantó un poco más, y se aprovechó en alguna otra ocasión de las subidas constantes del Poroto y de Papa, generando algunos problemitas por los costados. Gandín que se lo perdió abajo del arco, Fredes que se interpuso ante un posible gol de Núñez, y no mucho más. Vélez, por su parte, pudo abrir la cuenta con ocasiones de Ocampo, Zapata, Cabral, y por último un tiro libre del chileno Ponce que dió en el travesaño, pero no pudo ser.

Haciendo un breve balance de lo que fue la primera fecha, se puede decir que el equipo anduvo bien. Con puntos muy altos en algunos jugadores (la solidez de la dupla central, el excelente desempeño de Maxi, las ganas de siempre que puso Papa) pero también con puntos muy bajos en otros que preocupan (la dejadez habitual de Zapata, la poca marca que brindó Razzoti en el medio, la lentitud acostumbrada de Rodrigo López, y la falta de ganas en Ocampo). Es cierto, el campeonato recién empieza y aún queda mucho camino por andar. En una semana en la cual se sumará no solo el nuevo refuerzo, Joaquín Larrivey, sino que también lo harán los chicos que vienen del Sub 20 (Tobio, Bella, Velázquez, Cristaldo) será fundamental el fútbol que se haga en estos días y recuperar bien sobre todo a los juveniles para lo que queda por delante.

PD: Impresionante la banda que llevó Vélez Sársfield hasta el Tomás Adolfo Ducó. Una vez más, me repito para mí mismo: qué lindo es nuestro José Amalfitani, qué lindo es ser de Vélez…

viernes, febrero 06, 2009

Tercer refuerzo: Joaquín Larrivey


Como habíamos anticipado durante el día, en la tarde del día de hoy se terminó de arreglar la incorporación del tan ansiado centrodelantero que pedía Gareca. Se trata del delantero ex Huracán (2004-2007) y actual jugador del Cagliari italiano, Joaquín Larrivey. Es un 9 corpulento, alto, que tuvo muy buenas campañas en Huracán y que no ha tenido tanto rodaje en Italia. Fue conocido en su momento, entre otras cosas más importantes, por haber protagonizado una publicidad para una empresa patrocinante del Mundial de Alemania 2006 (ver) y por haber marcado varios goles de gran destreza e importancia (con respecto a lo segundo, fue clave en la promoción ganada ante Godoy Cruz).

jueves, febrero 05, 2009

Presentación del nuevo sponsor: Mondial


Ante un gran público, durante la tarde noche del miércoles fue presentado en el Salón Vip de Prensa del Tercer Piso de la Sede, el nuevo Main Sponsor del Club Atlético Vélez Sarsfield; la prestigiosa empresa de motocicletas Mondial.
La ceremonia dio inicio pasadas las 19 horas, cuando el maestro de ceremonias invitó a los presentes a tomar asiento para darle paso a la palabra de Arturo Scalise, Presidente de Juki SACIFIA; quien en un emotivo discruso unió en su relato el prestigio de su marca con la de nuestra institución augurando exitosos tiempos juntos.
Tras algunas preguntas de los medios presentes, se dio paso al desfile de las modelos, encabezadas por Alejandra Maglietti, Melina Pitra y Belén Lavallén, entre otras; que lucieron la camiseta de Vélez con el nuevo sponsor Mondial Motocicletas.

martes, febrero 03, 2009

Fabbiani no va a Vélez


Qué alivio. ¿Ahora entienden por qué la gente pensante estaba en contra de que venga?. Tipos así no queremos en Vélez...

lunes, febrero 02, 2009

¿Se va el Ruso?


Al parecer, Mariano "Ruso" Uglessich no seguiría en la Institución fortinera, luego de que en los ultimos días el mismo jugador negase un posible alejamiento. ¿La razón? Su contrato vence en junio y el club mantiene una deuda con el jugador, muy resistido por el público velezano en los últimos años.

La Comisión Directiva del Club Atlético Vélez Sarsfield se encuentra en tratativas para rescindir de común acuerdo el contrato de Mariano Uglessich a cambio de una deuda existente con el jugador, quien se compromete a ceder el 20% de una futura venta”.

Su futuro podría estar en Arsenal de Sarandí, club que lo venía sondeando en el último tiempo.