Seguir por mail a Blog Velez

lunes, septiembre 29, 2008

Punto y Aparte.

Hemos aquí los puntajes del 2 a 2 ante Banfield por la 8va fecha del torneo Apertura.

G. Montoya (5): No tiene responsabilidad directa en ninguno de los dos goles. Tapó un par dificiles en el PT. Sigue con la inseguridad para salir a cortar centros.

F .Cubero (6): Mucha personalidad y oficio, bien cubriendo las espaldas de Gastón Diaz. Luego paso a jugar al medio donde también cumplió.

W.Ponce (5): Venia sacando bastante por arriba y cortando bien hacia los costados. Pero perdió con Barrales en un pelotazo frontal y Banfield empató el partido.

M.Uglessich (5): Como siempre, tiene problemas con el juego aéreo defensivo. Se le complicó cuando Banfield metió más delanteros.

G. Diaz (4): Flojo en la marca, cuando Ervitti se tiró por su sector le complicó la vida, abuso del foul y protestó demás. Terminó expulsado

L. Somoza (9): Alma, corazón y fútbol.Los corrió a todos, recupero muchisimas pelotas, jugó con criterio y pasó al ataque. Tiro libre envenenado para el 1 a 1 y definición exquisita para el 2 a 1.... ah! es volante central.

V. Zapata (7): Gran pase a Somoza para el segundo gol. En el segundo tiempo las pidió todas y trató de juntarse con el Burrito y con Cabral para generar peligro. Tocalli lo sacó cuando era su mejor momento.

E. Papa (6): Buen partido de Emi. Esta vez con mas obligaciones defensivas por las subidas de Bertolo. Igualmente las veces que se proyecto lo hizo bien.

A. Cabral (5): Empezó medio perdido en la cancha, luego se fue acomodando. Con la expulsión de Cristaldo tuvo que jugar casi de media punta y le costó.

J.M. Martinez (6): No tuvo un partido brillante, pero se las ingenió para complicar a todo el fondo de Banfield con sus corridas. Jugó muy solo arriba.

J. Cristaldo (3): Pecado de juventud. Inexplicable y tonta reacción contra Bustamante (que lo tendría que conocer y saber que es un provocador). De los errores se aprende, pero condicionó al equipo.

F. Tobio (6): El cambio es inexplicable, pero aparte de eso el pibe jugó bien. Acertado en la marca.

L. Velazquez (5): Entró para tratar de tener la pelota, lo logró a medias.

H. Lopez (-): entró muy tarde para mi gusto, casi no la tocó

No se pudo


Esa es la sensación que le queda al hincha velezano que se acercó el domingo por la tarde (como en los viejos tiempos) al estadio de Banfield, en el Sur, para soñar con un triunfo que lo acercara a la punta del campeonato, que hoy le pertenece en soledad al San Lorenzo de Miguel Angel Ru$$o. El Fortín arrancó en desventaja, dió una muestra de carácter para darlo vuelta, y en una distracción sobre el final, tiró por la borda un esfuerzo enorme para mantener el resultado sin casi delanteros en cancha. Sin embargo, no hay nada para reprocharle a los dirigidos por Hugo Tocalli, que comandados por Leandro Somoza (genio y figura) y por Fabián Cubero (puro oficio y experiencia) intentaron aguantar los embates del rival, pero en una pelota aérea, de esas para las cuales Vélez no tiene respuestas (el arquero no es salidor, y además, cuando lo hace, lo hace pésimamente) vino el empate del local. Fue 2-2, con goles Leandro Somoza para Vélez, y Bertolo y Barrales para los dirigidos por Jorge Burruchaga.

El partido no se ganó. Eso es cierto. Se empató y dejó un sabor más que amargo en los paladares velezanos, que veían en esta victoria una nueva muestra de coraje para sacar adelante un resultado que, pocos minutos después de comenzado el encuentro, ya lo tenía abajo en el marcador. La actuación de Somoza en el primer tiempo fue fenomenal. Manejó los tiempos del equipo y comandó todas las contras. ¡Si ahora hasta llega al área contraria y define como los que saben! Sin embargo, la mayoría del público fortinero sabía, al finalizar el primer tiempo, que en algún momento del primer tiempo a Vélez se le iba a ir otro jugador expulsado. ¿Por qué? Vélez tuvo condicionado toda la segunda parte a su línea de fondo: Cubero, Ponce y Díaz fueron amonestados en el primer tiempo y, por su forma de jugar y el estado de la cancha, era claro que alguno se iba a ir (por experiencia, lo más probable era que el elegido sea el pibe Díaz, como finalmente pasó). Además, el rival, sin jugar bien, era muy vertical con Ervitti y con Bertolo que, bastante pillos, encaraban y encaraban a la defensa velezana y se tiraban por todos lados para lograr la expulsión que luego llegaría. Por otro lado, en el déficit del equipo vuelve a notarse el tema de la pelota parada. Tener un arquero que no sabe salir en los centros nos va a dar más de un dolor de cabeza. Es cierto: desde el momento en que Hugo Tocalli decidió confirmarlo en la titularidad, se sabía que se arriesgaba a tener un arquero excelente debajo de los 3 palos, con muchos reflejos (ayer incluso tapó dos pelotas muy buenas) pero pésimo saliendo del arco. Es la realidad: Vélez, en la pelota parada en contra, reza porque alguno de sus defensores la saque como pueda. ¿Está bien? ¿Está mal? Es lo que eligió el técnico. Son elecciones, como también la fue la de mandar al chico Tobio a la cancha en lugar de Cabral cuando el cambio claramente era por el uruguayo López, para ayudar un poco más al Burrito en la delantera (muy solo quedó luego de la expulsión de Cristaldo). Poner un defensor más no te garantiza que vayas a cerrar el resultado, y eso se vió sobre el final.

Sin embargo, Vélez no abandona esta lucha por el campeonato ni mucho menos. ¿Cuanto hace que no veíamos un equipo que se recuperaba dos fines de semana seguidos de un resultado adverso? Hasta no hace mucho (el campeonato pasado) al Fortín le convertían, y casi que el partido quedaba sentenciado. Ahora sucede todo lo contrario: se sabe que en algún momento los dirigidos por Hugo Tocalli van a tener las chances de empatarlo, y lo hacen. Esto es lo que hay que destacar del equipo, y esto es lo que le transmiten Fabián Cubero y Leandro Somoza desde la experiencia. Por un lado, el ex Tigres tiene mucho oficio para generar foules a favor (ayer dió cátedra de como "cobrarse" una falta) y sabe controlar a sus compañeros, sin que se le mueva un pelo. Por el otro, el patrón del medio maneja todos los hilos en la mitad de la cancha, y abre el juego, simplificando una y otra vez las jugadas. Esto hay que destacar, y esto es lo que nos va a llevar a lograr un triunfo el sábado que viene, en el José Amalfitani, frente a CASLA. Vamos Vélez, que no ha pasado nada...

domingo, septiembre 28, 2008

Banfield 2 - Vélez 2: los goles.


La Previa: Banfield - Vélez


Para algún desprevenido que se está preparando para partir hacia el Sur, las noticias más importantes en el Fortín de Hugo Tocalli es la inclusión ya definitiva en el equipo de Alejandro "Taza" Cabral. El pibe que supo deleitarnos con sus pisadas hace ya varios meses, y que había quedado en el ostracismo, vuelve al ruedo, en este caso reemplazando al lesionado Nicolás Cabrera.
El equipo formaría así (ud., señor lector, pongale el dibujo táctico que quiera):
Montoya; Díaz, Cubero, Ponce, Ugglesich, Papa; Somoza, Zapata; Cabral; Martínez, Cristaldo.

Por su parte, Banfield tendría estos once:
Lucchetti; Barraza, Nasuti, Víctor López, Bustamante; Bertolo, Pío, Bustos, Civelli; Ervitti; Barrales.

A seguir en la buena senda de triunfos...

viernes, septiembre 26, 2008

Sin Nico

Durante la práctica de fútbol del dia jueves, se lesionó el volante Nicolás Cabrera. Sintió un tirón durante el partido de entrenamiento contra la 4° división, que los titulares ganaron por 8 a 0.

El Cuerpo Médico del Plantel Profesional, encabezado por el Doctor Ricardo Coppolecchia, elevó en horas de la tarde un parte médico en el cual se confirma la lesión sufrida por el volante.
Una vez que abandonó la Villa Olímpica, Cabrera fue acompañado por Ricardo Coppolecchia a realizarse una ecografía para medir la magnitud de la lesión. Con los resultados en la mano, el Doctor Coppolecchia confirmó que "Cabrera tiene una distensión de cara posterior del muslo izquierdo". Además, el Doctor agregó que "el jugador ya está descartado para actuar este fin de semana ante Banfield".

Habrá que esperar la evolución para saber si Nico puede estar presente el próximo fin de semana en el partido contra San Lorenzo de Tinelli.

martes, septiembre 23, 2008

¡Viven!


Milagroso para muchos. De esperar para el resto. El equipo de Don Hugo esquivó la tragedia, se recuperó y tiene intenciones, por lo menos, de dar pelea hasta el final del Apertura.

Sin jugar del todo bien, y con un resultado adverso desde los vestuarios, Vélez se interpuso a un problema Central, y completó la seguidilla de tres partidos en una semana con puntaje más que ideal. Nueve sobre nueve, y si sumamos la goleada en Mendoza, nos encontramos con un récord de cuatro al hilo. ¡Hace tanto!, mentirán y pensarán tímidamente por ahí…

Con un inspirado Burrito Martínez haciendo la diferencia, sobre todo en el segundo tiempo; un solidario y polifuncional Poroto Cubero, que aunque parezca mentira no siempre baila con la más linda; y con un Roberto Carlos (Léase Emiliano Papa) en un excelente nivel; los últimos tres puntos se quedaron en Liniers. Claro, sin el despliegue de Somoza, y la levantada de Zapata; nada hubiera sido posible.

Quizás, la importancia e hipocresía mediática refleje el buen nivel del equipo. “En las buenas aparecen todos”, se logra leer entre líneas; y “no nos sentimos candidatos”, gritan a más no poder Tocalli y Uglessich, desligando responsabilidades para el lado del Bajo Flores.

Saber cambiar a tiempo pudo haber sido la premisa fundamental para el comienzo de la nueva racha. Lo decía el periodismo, lo pedía la popular. Lo entendió a la perfección el cuerpo técnico y sus “players”. Hablando de Roma: Teléfono Coco, es para vos…

Falta mucho. Muchísimo. Una eternidad. Sin embargo, dimos los primeros pasos en un viaje de miles de kilómetros. Corregir errores es mucho más simple después de las victorias. Que los triunfos sirvan en la tabla, pero por sobre todas las cosas en la cabeza de los representantes velezanos. Pregunta un temeroso Taladro, ¿no estaban muertos? A propósito, yo pregunto: ¿Quién viene después de Banfield?, ¿Quién?, ¿Quién?...

domingo, septiembre 21, 2008

Les ponemos los puntos



Cuarto triunfo al hilo del Fortin, con una sensible mejora de rendimientos individuales respecto a las primeras fechas..... acá los puntajes:

Montoya (6): Poco trabajo, resolvió bien las contadas veces que le llegaron. En el gol nada que hacer. Solo un error en un centro, en una jugada que fue invalidada por offside del jugador de Central.

G.Diaz (5): tuvo algunas dificultades, sobre todo en el PT, porque Central atacaba exclusivamente por su sector. En el ST mejoró bastante saliendo un poco más y tratando de juntarse con Cabrera.

Ponce (6): Bien, sin mayores exigencias. Anduvo errático con los tiro libres.

Uglessich (7): Buen partido del Ruso, seguro en el fondo. Coronado por un gran cabezazo en el primer gol de Velez.

Papa (8): Otro gran partido de Emi(?), salida constante en el primer tiempo. Tiró el centro en el gol del Ruso y fabricó el penal que definió el partido. Decididamente este es otro Papa

Cabrera (5): No fue un buen PT el de Cabrera, se cerraba mucho y no incidía en ataque, en el ST jugó abierto sobre la derecha y desnivelo varias veces.

Cubero (7): Es la rueda de auxilio de este equipo. Sube Papa, lo cubre.... sube Somoza, se para de cinco.... Suben Cabrera o Diaz, aparece de cuatro. Se cansó de robar pelotas.

Somoza (7): Es el alma del equipo, el que lo empuja para adelante, el que ordena.... Gran definición en el penal.

Zapata (7): Otro partido que confirma que el chapa es uno de los que más levantó el nivel. Buen aporte en ofensiva, siempre exigiendo y teniendo chances de marcar.

Martinez (8): Cuando la tiene él, Velez tiene juego. Cuando el Burrito se decide a encarar, desequilibra. En el segundo tiempo comandó casi todos los ataques y después del penal, la siguió pidiendo siempre y manejo los tiempos del partido.

Cristaldo (6): Peleó más de lo que jugó, no fue un buen partido del Churri, pero le alcanzó para complicar bastante a la defensa canalla.

Lopez (6): Manejó bien la jugada del penal, haciendo la pausa y abriendosela a Papa.

Cabral (6): Después de varios meses volvió a jugar y lo hizo acertadamente, aportó en el manejo de la pelota.

Velazquez (6): Jugó casi 15 minutos, fue muy útil para tener la pelota después del gol de Somoza.


Seguimos en racha


Despiertenme, señores, despiertenme, porque esto es de no creer. Vélez logró, en la tarde-noche del día de ayer, su 4ta victoria consecutiva ante Central, en el José Amalfitani, por un sufrido 2-1, con goles de Mariano Ugglesich (de cabeza, luego de un tiro de esquina) y Leandro Somoza (de penal). En un partido muy disputado en la mitad de la cancha, y con varios pasajes del partido bastante friccionados (con riesgo de algún que otro expulsado) Vélez sacó pecho y logró un triunfo mucho más importante de lo que puede parecer a simple vista. Central es un equipo que siempre nos complicó a lo largo de la historia, y ésta no fue la excepción.

El encuentro arrancó de la peor forma para el Fortín, ya que en la primera jugada de riesgo, el conjunto de Rosario tuvo un tiro libre que parecía inofensivo pero que quedó boyando en el perímetro del área chica, y que Borzani logró convertir en gol. 1-0 para el visitante, y a Vélez se le hacía el encuentro cuesta arriba. Sin embargo, el equipo de Tocalli no se desesperó, ya que mantuvo el orden, y fue a buscar el empate con criterio. Lo tuvo en varias jugadas del primer tiempo, incluyendo 2 penales a Cristaldo (uno más claro que el otro) que el árbitro decidió omitir, pero la pelota no quería entrar. Algún pelotazo de Papa, quien tuvo participación en la mayor parte de las situaciones en la ofensiva velezano, pero el encuentro seguía en empate. Por el lado del rival, las subidas por izquierda complicaban muchísimo a la dupla Díaz - Cabrera, ya que el volante se tiraba demasiado al medio, y el juvenil lateral derecho quedaba totalmente desubicado, teniendo Ponce que salir a cortar por derecha. Cuando parecía que se complicaba el partido, de los pies del ex Central vino el pase a la cabeza de un "Ruso" Ugglesich que impactó perfecto a la pelota, y decretó el empate en 1. Momento ideal para poner nuevamente en tablas el resultado, y esperar el segundo tiempo con ganas de lograr el triunfo.

En la segunda parte, Vélez siguió dominando el encuentro, pero esta vez decidió volcar el juego a la derecha. Cabrera, Martínez y Cristaldo (luego Velázquez) fueron los indicados de llevar adelante el ataque del Fortín, y de generar las situaciones de riesgo. Un cabezazo de Zapata pudo poner el 2-1, pero la pelota seguía caprichosa y no quería entrar. Cuando faltaban aproximadamente 10 minutos para el final del partido, la pelota quedó mansita sobre la izquierda para un Papa que, a la carrera, buscó que le hicieran penal, y logró su cometido en detrimento de un inocente Ribonetto (lo más lógico era dejar que siga la jugada y no arriesgarse yendo abajo). Otra vez Papa generaba la jugada que podía darle el triunfo. Penal para Vélez, y el encargado de ejecutar era muy clarito. Como si nunca se hubiese ido, Leandro tomó la pelota, la acomodó en el punto de penal, y con toda la tranquilidad del mundo la clavó arriba, a la derecha del arquero que nada pudo hacer. Como en el 2005, Vélez sacaba un partido chivo adelante y quería seguir soñando. En los últimos minutos no hubo mucho más que jugadores del Fortín aguantando la pelota (gran labor del Burrito Martínez y de Velázquez reteniendo la redonda y bancandose los embates del rival) y nervios por doquier en la popular y plateas velezanas. Finalmente, sonó el silbato, y la felicidad inundó Liniers.

Un nuevo triunfo, una nueva victoria, y un Vélez que "partido a partido" (como le gusta decir al DT) va transformándose cada vez más en un hueso duro de roer. Ese hueso duro de roer que pedíamos desde hace rato. Vélez, de a poco, va volviendo nuevamente a irradiar ese respeto que supo tener, y de la mano de dos referentes como Cubero (otro de gran partido, cortando y sacando el equipo adelante en el segundo tiempo) y un León como Somoza (es el alma del equipo) elige seguir luchando ahí arriba.

Vélez 2 - Rosario Central 1: Los goles

jueves, septiembre 18, 2008

Puntajes de una tarde de fiesta

Luego del gran triunfo de Velez en el monumental, estos son los puntajes al estilo Blog Velez:

Montoya (6): Intervino muy poco y siempre acertadamente, en la carambola del gol nada podía hacer.

Cubero (7): Muy bien en la marca, muy solido y jugando con mucha personalidad. Levanto el nivel respecto de los dos últimos partidos.

Ponce (7): Baluarte defensivo, presencia y calidad para cortar cualquier intento de avance y salir jugando.

Uglessich(6): Jugó bien el ruso, pequeña desatención en el gol de Ríos, pero no fue culpa suya.


Diaz (7) Muy bien otra vez Gastón, cumpliendo en la marca y aportando mucho en ataque. En una hasta llegó a posición de gol.

Papa (9): Excelente partido del 3, le complicó la vida a River con sus subidas. Centro a la cabeza de Cristaldo para el primero y jugadón bárbaro para el segundo. Su mejor partido en Velez lejos.

Cabrera (7): Importantísimo para controlar las subidas de Villagra que terminó por quedarse abajo porque cada vez que se lo proponía, Nico lo complicaba por su sector.

Somoza (8): Incansable, un verdadero León... perdí la cuenta de la cantidad de pelotas que recupero. Además la distribuyo bien.

Zapata (7): Otro muy buen partido del Chapa, lástima el error en la jugada del gol. Con Papa se adueñaron del sector izquierdo e hicieron lo que quisieron. Ojeda le sacó un cabezazo terrible.

Martinez (6): No fue de lo mejor del Burrito, pero cumplió. De yapa participó en la jugada de Papa para el segundo gol.

Cristaldo (6): Inquietó siempre, complicó a la defensa contraria y metió un cabezazo bárbaro para abrir el marcador.

Lopez (6): Entro bien el uruguayo. Buscó espacios permanentemente. Arrancó y terminó la jugada del segundo gol, con un gran mérito en ir a buscar el posible rebote primereando a todos.

Velazquez : jugó poco y nada......
Tobio : entró y terminó el partido

Hágase la luz: River 1 - Vélez 2


Eso parecemos pensar todos los fortineros, viendo y considerando el presente que vive nuestro querido Fortín. Pocos imaginaban (entre ellos se incluye quien les habla) que de estos dos partidos disputados recientemente (Estudiantes de la Plata y River Plate) el conjunto velezano podía sacar la magnífica cantidad de 6 puntos, por la envergadura de los rivales y por el pobre juego que venía teniendo el equipo (al menos hasta el partido con el "Pincha"). Sin embargo, se suele decir que atacando e intentando jugar bien al fútbol se ganan más partidos de los que se pierden, y eso fue lo que pensó Tocalli al cambiar su mentalidad y la mentalidad del equipo. Por lo menos en estos 2 partidos que han pasado, el técnico planteó partidos diferentes ante rivales diferentes, y en ambas ocasiones se fue con la victoria bajo el brazo. Ante Estudiantes, urgido por la necesidad de sacar un triunfo y por el hecho de ser locales, planteó el partido en campo rival, con un "Burrito" Martínez que la rompió todo el primer tiempo, y un Papa que siempre fue salida. Ante River, en cambio, el ex DT de las juveniles nacionales eligió un planteo mucho más cauto pero sin ser temerario, analizando al rival y anulándolo en su propia cancha. Además, en ambos encuentros la Diosa Fortuna nos dió una mano de esas que no nos daba hace rato, dandonos en triunfo en las últimas jugadas en ambos encuentros. Más allá de esto, Vélez mereció triunfar en los dos cotejos.
El partido ante River tuvo varios matices. Por un lado, y creo que es el aspecto más importante a destacar (como bien hizo Tocalli) fue la entereza de los jugadores para sobreponerse al golpe anímico que significó un gol del rival cuando indudablemente no lo merecía (Vélez tendría que haber convertido 1 o 2 goles más, si hablamos de merecimientos). Sabido es que el fútbol no se nutre de merecer sino de hacer, y esto es lo que pasó con Vélez, que tiene un karma negativo con River enorme, ya que en muchísimos partidos a lo largo de la historia ha jugado mejor que el rival, pero siempre nos terminaban liquidando. Esta vez no fue así, por suerte para Vélez y para todos sus hinchas. Luego del gol de carambola de Ríos (quiere pegarle con la derecha y le da con la izquierda, y para colmo, la pelota entra pidiendo permiso y con un efecto extraño) el Fortín tuvo un leve momento de desconcierto, pero cuando tuvo una contra, lo liquidó. Me animo a decir que el 40% del mérito para ganar este encuentro fue del otrora gran resistido por la hinchada velezana Emiliano Papa. Ya será objeto de análisis en próximos posts, pero es increíble lo que está jugando el ex Central. Él metió el centro para el primer gol, y él fue el que, luego del gran quite de Somoza, inició la corrida maratónica que derivó en el gol, casi sin querer, de Rodrigo López (sorpresivamente alabado por cierto sector del periodismo, cuando aún no ha demostrado lo que se esperaba de él en un principio). Si de nombres tenemos que hablar, Cristaldo, Papa, Somoza, Ponce, Cabrera y Cubero se anotan algunos porotos en cuanto a rendimiento.
Por otro lado, hay otro aspecto a destacar, como bien hizo mi colega Pablo en el post que me antecede, y se refiere básicamente a la forma de plantear tácticamente el partido de Hugo Tocalli. Objeto de muchas críticas ha sido la manera de encarar ciertos partidos Tocalli, en lo que va de su estadía en el Fortín como DT del primer equipo. Sin pecar de extremistas, la cantidad de veces que el planteo de Vélez para con los rivales ha sido cuanto menos temeroso, invitaban a pensar que era muy difícil que el técnico cambie rotundamente su mentalidad, y pierda el miedo a ganar. Sin embargo, y gracias a Dios (como le gusta decir a nuestro DT) esto sucedió, y vimos un Vélez ofensivo ante Godoy Cruz y ante Estudiantes. Por esto es que muchos nos sorprendimos al ver la formación titular contra River: Tocalli, quizá decepcionado por los rendimientos de los centrodelanteros López y Silva, volvía al 4-4-2 y tiraba al Burrito como delantero. Si bien este último no tuvo un buen partido en esa posición, el planteo en sí fue impecable. Vélez taponó la salida de River por los laterales, y además atacó, que es fundamental ante equipos de gran magnitud como el del Cholo Simeone. El resultado: estupendo.
Ahora se viene Central, que volvió a ganar de local, y que a Vélez siempre le cuesta. Esperemos poder seguir con esta racha ganadora y así volver a ilusionarnos con un campeonato que, por ahora, parece lejano, pero quién te dice...

Yo fui...




Yo fui quien le manifestó en su arribo que sus éxitos corrían a la par de los nuestros. Yo fui uno de los primeros, no en cuestionar su honestidad, sino sus capacidades. ¡Ojo!, yo fui el que no siempre le adjudicó la culpa al chancho…

Yo fui quien se ilusionó en Bahía Blanca y se desilusionó en La Plata. Si, cualquiera de las dos. Yo fui de los que entendían que Silva no estaba para la primera de Vélez. Yo fui el que dudó (y pese a todo, sigue dudando) de las condiciones de López. Yo fui quien exhibió a más no poder que un equipo de primera división no podía empatar bajo ningún punto de vista con Comunicaciones ni con Estudiantes de Caseros, por más amistoso que fuera.

Yo fui unos de los que nunca entendieron las razones ni los motivos de la exclusión de Martínez en la primera fecha, tras una excelente pretemporada. Yo fui de los desconfiados oficiales del sector izquierdo de la defensa velezana. Yo fui quien no le creyó ni un poquito cuando declaró que Papa podía llegar a serle útil en su esquema. Yo fui el que votó para que le de una mínima oportunidad a Carlitos Soto. Yo fui el que se basó en las estadísticas y reveló que Nico Cabrera tenía cinco mil partidos en primera y tan solo dos goles. Yo fui quien prefirió no escuchar sus reiterativas excusas después de una siniestra derrota en La Paternal. Yo fui el que sospechó siempre que a su equipo no solo le faltaba el gol, como Usted nos decía, sino muchísimas más cosas. Yo fui quien se fastidió ante Tigre, y solicitó encarecidamente que no se contrate más a un técnico con pasado de arquero. Yo fui de los que preferían irse al descenso con Bella y Cristaldo, antes de clasificar por la ventana a una triste y cuerva Sudamericana con Zapata y Uglessich.

Yo fui el que entendió que su ciclo en el club estaba cumplido. Yo fui quien no terminó de comprender el insólito pedido de Sessa, ni la sorpresiva llegada de Barovero para ser suplente. Yo fui uno de los que creían que el campeonato estaba terminado en la segunda o tercera fecha. Yo fui quien no se permitió festejar el triunfo en Mendoza porque habíamos sufrido quince o veinte minutos con uno de los peores equipos del campeonato. Yo fui el que se acercó al Monumental esperando la misma suerte del partido con Estudiantes, pero siendo conciente que el empate no era mal resultado.

Yo soy quien felicita el planteo que trabajó durante la semana para hacer desaparecer a uno de los grandes más chicos de los últimos tiempos. Yo soy el que reconoce la gran tarea de su equipo, sobre todo por las bandas. Yo soy quien se sorprende por la solidez defensiva y el despliegue de sus volantes. Yo soy el que espera que su protegido Zapata juegue por lo que vale. Yo soy uno de los primeros en aplaudir la nueva posición del Burrito entre enlace y media punta. Yo soy el que espera más oportunidades para el Bebu Velázquez, y alguna que otra para Nanni, ¿por qué no?

Don Hugo: Tiene en sus manos la posibilidad de callar a muchos de los que no confiamos en Usted. Todavía es muy pronto. Ojala algún día deba pedirle millones de disculpas por mi escepticismo ante su serena imagen. Mientras, le recuerdo lo mismo que cuando llegó: Sus éxitos serán los nuestros. Gracias por ganar en esa cancha tan difícil y devolvernos parte de esa confianza que habíamos perdido en el camino.

miércoles, septiembre 17, 2008

Por el milagro, en el Monumental


Y sí, señores, ganarle a River en el Monumental se ha convertido en un cuasi-milagro, teniendo en cuenta que los antecedentes nos son esquivos por un amplio margen. Sin embargo, toda racha se corta, dice un dicho popular, y lo cierto es que, pese a los 5 partidos sin ganar en el Antonio Vespucio Liberti, Vélez viene muy bien anímicamente para afrontar este partido. El equipo pudo desplegar un buen fútbol en el partido ante Estudiantes, y hay algunos jugadores que están pasando por un muy buen momento (Cristaldo, Ponce, Papa, Somoza). A su vez, es importante destacar que el rival no viene bien, que hace 3 fechas que no gana, y que ya empieza a sentir la presión de ser el último campeón. Ojo, quiero hacer una importante aclaración: no nos creamos lo que muchos medios partidarios (con algún interés o no) y otros que no lo son, quieren hacernos creer. Si Vélez no obtuviese un resultado favorable en el día de hoy, no es el fin del campeonato para el Fortín. Es cierto que es importante ganar, para reafirmar el buen momento, y porque ganarle a River siempre tiene un sabor especial, pero no seamos tremendistas y sepamos que perder es otro resultado más, al lado del empate y más lejos de la victoria. No es una tragedia y no debe quitarnos las esperanzas de nada. En todo caso, si las ilusiones no se ven más fomentadas, es por factores ajenos al partido del día de hoy.
En el conjunto dirigido tácticamente por Hugo Tocalli no habría ninguna modificación en el equipo titular con respecto al agónico triunfo ante Estudiantes de La Plata el pasado domingo. 
En el equipo de River dirigido por el "Cholo" Simeone, habrían tres cambios a comparación del empate contra Arsenal de Sarandi, y serían: Leonardo Ponzio por Oscar Ahumada, Andrés Ríos por el paraguayo Santiago Salcedo y Mauro Rosales por Augusto Fernández. Después estarían los mismos once que igualaron el pasado domingo.

Probables Formaciones:

River Plate:
Juan Ojeda; Paulo Ferrari, Facundo Quiroga, Eduardo Tuzzio, Cristian Villagra; Mauro Rosales, Leonardo Ponzio, Matías Abelairas, Diego Buonanotte; Andrés Ríos, Radamel Falcao García.

Vélez Sársfield:
German Montoya; Fabian Cubero, Waldo Ponce, Mariano Uglessich; Gastón Díaz, Leandro Somoza, Víctor Zapata, Emiliano Papa; Juan Manuel Martínez; Jonathan Cristaldo, Hernán Rodrigo López.

martes, septiembre 16, 2008

Volvieron los puntajes vieja!!!!


Estos son los puntajes del partido Velez - Estudiantes:


Montoya (6): Tuvo poco trabajo. Tapó una muy peligrosa a Calderón en el PT y estuvo seguro en los centros que es su punto débil.

Cubero (4): Flojo partido de Poroto, perdió muchas con Boselli.

Ponce (7): Muy seguro en la marca, rápido para cortar a espaldas de los stoppers. Tiene el valor agregado de su pegada, buen tiro libre en el PT. Se complicó solo en un par de salidas, pero sin mayores consecuencias.

Uglessich (6): Cumplió, controló bien a Calderón.

Diaz (7): Muy buen partido de Gastón, sobre todo en el PT, marcó bien y se proyecto acertadamente.

Somoza (6): Un león en la entrega, incansable, gran despliegue. En contrapartida, le ganaron un par de veces las espaldas, al jugar con 3 defensores queda al descubierto cuando sube y tarda en retroceder.

Zapata (7): El PT del Chapa fue de lo mejor que jugó desde que llegó a Velez. Criterioso con la pelota y con una entrega elogiable, en el ST decayó un poco pero igualmente jugó en buen nivel.

Papa (6): Salida constante, sobre todo en el PT, por lo general lo hizo bien.

Martinez (8): Definitivamente este es otro burrito, al vértigo que nos tenia acostumbrados le agregó precisión, dejó 3 o 4 veces a un compañero mano a mano con Andujar. Cuando el la manejó, Velez llegó.

Cristaldo (5): Está acelerado, como si quisiera demostrar todo junto en poco tiempo, erró mucho en la definición. Igual se nota que condiciones le sobran, solo tendría que calmarse un poco.

Lopez (4): Lento, muy lento. Encima contó con cuatro oportunidades claras de gol y en dos definió con displicencia. Para mi todavía tiene crédito abierto, pero tiene que aprovechar mejor sus oportunidades.

Silva (4): como de costumbre se la pasó chocando, encima se erró un gol hecho.

Cabrera: mucho no hizo

Velazquez: jugó solo 8 minutos, pero ganó el partido con una buena definición

lunes, septiembre 15, 2008

¿Principio de un espejismo?


En la tarde de ayer, el Fortín derrotó agónicamente a su par de Estudiantes de la Plata por 1-0, con un gol marcado sobre el final por el "Bebu" Velázquez, otro juvenil surgido de la cantera velezana, que disputó su segundo partido en Primera. En un partido bien jugado por los dirigidos por Hugo Tocalli, Vélez demostró más ambición y un deseo mucho más ferviente de llevarse la victoria que el equipo visitante, quien tuvo una actuación cuanto menos tibia y sintió en sobremanera la ausencia de Juan Sebastián Verón. Fueron muy importantes las actuaciones de Emiliano Papa, Jonathan Cristaldo (con algunos problemas en la definición) y fundamentalmente el primer tiempo del Burrito Martínez, en donde jugó e hizo jugar a los volantes y delanteros fortineros.

Sin ser "La Naranja Mecánica", el equipo velezano demostró una personalidad interesante, pero más allá de esto, se vió un juego asociado, sobre todo en la primera parte, que le permitió tener varias chances netas de gol, que fueron desaprovechadas entre el uruguayo López (¿cuantos mano a mano tuvo ya este jugador?), su tocayo Santiago Silva (sin palabras) y Jonathan Cristaldo (hace todo bien, le falta el gol). Más allá de como hubiese sido el resultado, lo importante de este partido es que se vieron jugadas en donde los delanteros quedaron mano a mano frente al arquero, y se llegó tocando y triangulando por abajo (se me viene a la cabeza alguna que otra jugada de Somoza tocando y yendo a buscar incluso). Por otro lado, la tarea defensiva fue aceptable, aunque con algunas cuestiones para mejorar: elegir mejor hacia donde salir en el caso de Ponce (aunque anticipó y maniató bárbaro a Boselli cuando le tocó marcar al ex Boca), ganar alguna vez de arriba (caso de Ugglesich) y no perder tan fácil en el mano a mano (Cubero). En líneas generales, la tarea de los volantes fue buena, destacándose, como siempre, la figura de Leandro Somoza (con ciertas dificultades perdiendo las espaldas cuando sale a apretar demasiado adelante) y la excelente labor de Emiliano Papa (sobre todo en el primer tiempo, siendo constantemente salida para el equipo y custodiando su lateral).

En fin, se ganó un partido importante, a un rival que hacía mucho tiempo no se le ganaba, y que siempre nos complicaba la vida, como se dice comúnmente. El equipo tuvo vuelo futbolístico, y por momentos jugó realmente bien. Faltó la puntada final, la definición certera para plasmar en el resultado esa diferencia que no se pudo traducir en goles, pero que dejó al público velezano con una sonrisa en el rostro. Es notorio como existió un cambio de actitud en un técnico que, de temeroso, apostó a ser más ofensivo, y eligió el camino correcto. Esperemos que la actitud y el buen juego del equipo se mantenga en los próximos partidos y sobre todo, que de la mano de Somoza, podamos dar la sorpresa en el Monumental.

PD: No sé si pudieron ver las imágenes nuevamente, pero los goles que se erraron Rodrigo López y Santiago Silva son tremendos...

domingo, septiembre 07, 2008

Frío, frío...



Racing fue ampliamente superior y venció sin problemas a un Vélez que no encuentra el rumbo.

Aprovechando el receso futbolístico, y después de una semana de tranquilidad; el equipo de Hugo Tocalli se midió con su par de Racing Club en una mañana fría, tanto fuera como dentro del campo de juego.
Con un Fabián Cubero excluido del once inicial a causa de una carga física, y un Leandro Velázquez haciendo las veces de enganche, El Fortín saltó a la cancha. Tres defensores, cuatro volantes, un enlace y dos delanteros no podían contra el juego prolijo de Maxi Moralez y una Academia que llegó al gol a los dos minutos de juego, tras una gran definición de media distancia de José Shaffer que le picó antes a Germán Montoya y se resguardó en el fondo de la red.
Con el marcador a su favor casi desde el vestuario, el equipo de Llop fue quien tomó la iniciativa del encuentro y tuvo las jugadas más claras para aumentar el marcador.
La única situación que propuso Vélez en los primeros treinta minutos fue un cabezazo de Juan Manuel Martínez que rechazó Martínez Gullota, y luego Papa no llegó a conectar.
La segunda etapa fue un monólogo del equipo de Avellaneda. Si bien el ingreso de Roberto Nanni le dio mayor verticalidad a los locales, poco intentaron a la hora de la creación.
A los veintiséis, una excelente combinación entre Zuculini y Lucero lo obligó a arquero velezano a cometerle infracción dentro del área al ex hombre de Newells. Germán Bermudez no dudó en sancionar la falta y mucho menos Franco Sosa en cambiarla por gol.
Si bien dos minutos más tarde, Rodrigo López intentó descontar tras un remate bajo, la suerte tampoco ayudó a los de la V Azulada que perdieron con justicia, y sin objeción alguna.
El frío pasó por la Villa y contagió a más de uno. ¿Preocupaciones? Un montón.

FORMACIONES

VÉLEZ SÁRSFIELD 0: Germán Montoya; Nicolás Otamendi, Mariano Uglessich, Marco Torsiglieri (Pablo Lima); Nicolás Cabrera, Leandro Somoza, Víctor Zapata, Emiliano Papa (Roberto Nanni); Leandro Velázquez; Juan Manuel Martínez y Rodrigo López. DT: Hugo Tocalli.

RACING CLUB 2: José Luís Martínez Gullota; Franco Sosa, Gabriel Mercado, Lucas Aveldaño, José Shaffer; Leandro González (Juan Salto), Claudio Jacob, Franco Zuculini, Adrián Lucero; Maximiliano Moralez (Brian Risso) y Juan Ignacio Sánchez Sotelo. DT: Juan Manuel Llop.

ÁRBITRO: Raúl Tello. (Bien)

GOLES: PT. 2min. Shaffer (R), ST. 26min. Sosa (R)

DETALLE: Se jugaron dos tiempos de 30 minutos cada uno.

FIGURA: Maximiliano Moralez (Racing Club)


*Foto: Diario Olé

Un sol para los chicos

Los suplentes de Vélez, con mayoría de juveniles, vencieron a Racing en un encuentro que de amistoso tuvo poco y nada.

A primera hora de la mañana, un combinado entre suplentes y jugadores del selectivo aparecía en escena para medirse con un Racing de varias caras conocidas.
De la mano se José Chatruc el equipo visitante avisaba, topándose con la figura de Marcelo Barovero, que se mostraba seguro tanto de arriba como de abajo.
Vélez no inquietaba demasiado, a pesar del buen partido que realizaban sus volantes. Justamente a los dieciséis una recuperación en la mitad de la cancha, le dio la oportunidad a Roberto Nanni de fabricar una gran jugada para que Alejandro Cabral con ayuda de uno de los defensores de la Academia la mande al fondo de la red.
Sin embargo dos minutos más tarde, un excelente centro de Martín Wagner, desembocó en la cabeza de Pablo Caballero, quién no vio a Silva tirado en el piso, y menos dudó en igualar el encuentro. Germán Bermúdez no solo convalidó el gol, sino que tuvo que poner paños fríos a un duro cruce entre Pablo Lima y Chatruc al término de la primera etapa.
El ingreso de Luciano Cigno por Mariano Bíttolo obligó al rival a retrasar sus posiciones y el propio voalnte de botines amarillos con un derechazo abajo puso al local arriba nuevamente en el marcador.
A partir de ese momento, los de Tocalli tomaron la iniciativa del encuentro, y en la agonía del mismo una impecable jugada de Nanni, habilitó a Héctor Canteros, quien devolvió la pared e hizo festejar una vez más al “Pistolero”
El descuento de Pablo Caballero no le alcanzó a los de Llop para igualar un partido que Vélez ganó sin discusiones, jugando de a ratos un gran fútbol.

FORMACIONES

VÉLEZ SÁRSFIELD 3: Marcelo Barovero; Gastón Díaz, Guillermo Pfund, Carlos Soto (Olivera), Pablo Lima; Héctor Canteros (Lautaro Baeza), Alejandro Cabral, Leandro Coronel, Mariano Bíttolo (Cigno); Santiago Silva y Roberto Nanni (Aliapán) DT: Hugo Tocalli.

RACING CLUB 2: Pablo Migliore (Gustavo Campagnuolo); Braian Lluy, Matías Martínez (Pablo Borges), Alan Aciar y Lucas Di Paolo; José Chatruc, Juan Manuel Salto, Martín Wagner y José Luís Fernández (Walter Ochoa); Pablo Caballero y Franco Tissera (Rizzo). DT: Jorge Gabrich.

ÁRBITRO:
Germán Bermúdez. (Bien)

GOLES: PT. 16min. Cabral (V), 18min. Caballero (R), ST. 2min. Cigno (V), 23min. Nanni (V), 27min. Caballero (R)

DETALLE: Se jugaron dos tiempos de 30 minutos cada uno.

FIGURA: Roberto Nanni (Vélez Sársfield)

martes, septiembre 02, 2008

Piedra libre


Apareció… Lo encontraron de casualidad o lo fueron a buscar. Lo obligaron los hinchas. Tal vez demoró más de lo previsto. Mucho más de lo previsto. En fin…

El equipo de Tocalli viajó a La tierra del buen Vino con otro objetivo menos trillado que emborracharse de gloria. Ganar. Sin importar como. Medio a cero o tres a uno sufriendo de a ratos. Todos los puntos posibles debían volver junto a una quincena de tranquilidad. Más de mil quinientos enfermos Fortineros acompañaron a una camiseta bastante vapuleada, por cierto.

Con un planteo misterioso y casi jugando a las escondidas hasta último momento, El Fortín saltó al Islas Malvinas. Con un enigmático Burro de arranque y un aún más sorpresivo Cabrera entre los relevos, el equipo de Don Hugo se hizo fuerte de entrada, y ante una de las defensas más accesibles del campeonato golpeó hasta pasar.

Así llegó el primero. Con justicia y de pelota parada. De la mano y de los pies de un Ponce que le pega como jugador de Selección pero marca como central de inferiores. De la misma forma se estiró la ventaja. Otra pelota detenida a pocos metros del área del Tomba que llegó a capitalizar Rodrigo López, convirtiendo su primer gol en territorio nacional.

No solo por primera vez en el Apertura se ganaba, sino que por sobre todas las cosas se hacían dos goles en el primer tiempo.

Al descanso y a rodar la pelotita nuevamente con los mismos nombres que hasta ese momento se traían los primeros porotos a Buenos Aires. Hablando de Roma… En ese momento llegó el descuento. Si, casi desde el vestuario, con un Cubero que nunca llegó a cortar, un número veintitrés que no dejó duda de su número de dorsal, y un arquero al que cada día cuesta más trabajo defenderlo.

Gracias al bajo nivel de exigencia rival se pudo aguantar el partido sin demasiados sobresaltos. Adentro la gambeta de Ocampo, afuera la verticalidad inagotable del Churri Cristaldo. Ah, adentro Silva también…

La lógica práctica del fútbol, el extraño permiso de Jonás para jugar con la celeste y blanca, y un referí curiosamente sin errores, colaboraron con un Vélez que tardó más de la cuenta pero convirtió el tercero. Pelotazo largo para que el mejor jugador de la pretemporada, extrañamente borrado durante las primeras fechas, convierta en su primer partido como titular, su primer gol en el campeonato. Partido liquidado, hubiera dicho algún uruguayo amigo, no muy amigo de la institución.

Se despertaron los guerreros, nomás. Las similitudes, o las puras casualidades con el 2005 lo encontraron regalando fechas al por mayor; y las pocas exigencias que propuso el equipo más limitado del campeonato deberían servirle de cara a lo que viene. No todos van a ser Godoy Cruz. Que el receso haga bien los deberes, y corrija los errores de cara a la seguidilla blanca y roja. Que los hay, los hay. Mientras, piedra libre El Fortín. Allá, atrás de todo…