Seguir por mail a Blog Velez

jueves, septiembre 18, 2008

Hágase la luz: River 1 - Vélez 2


Eso parecemos pensar todos los fortineros, viendo y considerando el presente que vive nuestro querido Fortín. Pocos imaginaban (entre ellos se incluye quien les habla) que de estos dos partidos disputados recientemente (Estudiantes de la Plata y River Plate) el conjunto velezano podía sacar la magnífica cantidad de 6 puntos, por la envergadura de los rivales y por el pobre juego que venía teniendo el equipo (al menos hasta el partido con el "Pincha"). Sin embargo, se suele decir que atacando e intentando jugar bien al fútbol se ganan más partidos de los que se pierden, y eso fue lo que pensó Tocalli al cambiar su mentalidad y la mentalidad del equipo. Por lo menos en estos 2 partidos que han pasado, el técnico planteó partidos diferentes ante rivales diferentes, y en ambas ocasiones se fue con la victoria bajo el brazo. Ante Estudiantes, urgido por la necesidad de sacar un triunfo y por el hecho de ser locales, planteó el partido en campo rival, con un "Burrito" Martínez que la rompió todo el primer tiempo, y un Papa que siempre fue salida. Ante River, en cambio, el ex DT de las juveniles nacionales eligió un planteo mucho más cauto pero sin ser temerario, analizando al rival y anulándolo en su propia cancha. Además, en ambos encuentros la Diosa Fortuna nos dió una mano de esas que no nos daba hace rato, dandonos en triunfo en las últimas jugadas en ambos encuentros. Más allá de esto, Vélez mereció triunfar en los dos cotejos.
El partido ante River tuvo varios matices. Por un lado, y creo que es el aspecto más importante a destacar (como bien hizo Tocalli) fue la entereza de los jugadores para sobreponerse al golpe anímico que significó un gol del rival cuando indudablemente no lo merecía (Vélez tendría que haber convertido 1 o 2 goles más, si hablamos de merecimientos). Sabido es que el fútbol no se nutre de merecer sino de hacer, y esto es lo que pasó con Vélez, que tiene un karma negativo con River enorme, ya que en muchísimos partidos a lo largo de la historia ha jugado mejor que el rival, pero siempre nos terminaban liquidando. Esta vez no fue así, por suerte para Vélez y para todos sus hinchas. Luego del gol de carambola de Ríos (quiere pegarle con la derecha y le da con la izquierda, y para colmo, la pelota entra pidiendo permiso y con un efecto extraño) el Fortín tuvo un leve momento de desconcierto, pero cuando tuvo una contra, lo liquidó. Me animo a decir que el 40% del mérito para ganar este encuentro fue del otrora gran resistido por la hinchada velezana Emiliano Papa. Ya será objeto de análisis en próximos posts, pero es increíble lo que está jugando el ex Central. Él metió el centro para el primer gol, y él fue el que, luego del gran quite de Somoza, inició la corrida maratónica que derivó en el gol, casi sin querer, de Rodrigo López (sorpresivamente alabado por cierto sector del periodismo, cuando aún no ha demostrado lo que se esperaba de él en un principio). Si de nombres tenemos que hablar, Cristaldo, Papa, Somoza, Ponce, Cabrera y Cubero se anotan algunos porotos en cuanto a rendimiento.
Por otro lado, hay otro aspecto a destacar, como bien hizo mi colega Pablo en el post que me antecede, y se refiere básicamente a la forma de plantear tácticamente el partido de Hugo Tocalli. Objeto de muchas críticas ha sido la manera de encarar ciertos partidos Tocalli, en lo que va de su estadía en el Fortín como DT del primer equipo. Sin pecar de extremistas, la cantidad de veces que el planteo de Vélez para con los rivales ha sido cuanto menos temeroso, invitaban a pensar que era muy difícil que el técnico cambie rotundamente su mentalidad, y pierda el miedo a ganar. Sin embargo, y gracias a Dios (como le gusta decir a nuestro DT) esto sucedió, y vimos un Vélez ofensivo ante Godoy Cruz y ante Estudiantes. Por esto es que muchos nos sorprendimos al ver la formación titular contra River: Tocalli, quizá decepcionado por los rendimientos de los centrodelanteros López y Silva, volvía al 4-4-2 y tiraba al Burrito como delantero. Si bien este último no tuvo un buen partido en esa posición, el planteo en sí fue impecable. Vélez taponó la salida de River por los laterales, y además atacó, que es fundamental ante equipos de gran magnitud como el del Cholo Simeone. El resultado: estupendo.
Ahora se viene Central, que volvió a ganar de local, y que a Vélez siempre le cuesta. Esperemos poder seguir con esta racha ganadora y así volver a ilusionarnos con un campeonato que, por ahora, parece lejano, pero quién te dice...

1 comentario:

La Pelota dijo...

Hola, Ocho, tanto tiempo! Este comienzo de Vélez en el campeonato me hace acordar mucho al torneo que ganaron con Russo. Creo que el laburo de Tocalli está dando sus frutos y para mí, junto con San Lorenzo, son serios candidatos a ganar el título. Aparte, como decía Bianchi, una victoria llama a otra victoria y ganar de visitante ante un equipo grande genera una confianza que permite trabajar mejor y consolidar un rendimiento. Un abrazo!