Seguir por mail a Blog Velez

jueves, diciembre 27, 2007

Objetivos 2008


De cara al 2008, y más allá de temas triviales como pueden ser el traer o no a “X” refuerzo en “X” puesto, o el construir una pileta olímpica en la mítica cancha “Victorio Spinetto”, hay algo que es fundamental, y que no puede faltar si queremos un Vélez que vuelva a los primeros planos: la planificación de los objetivos para el próximo año.
En los últimos comienzos de campeonato, Vélez ha incurrido en un error bastante grande y que le ha costado carísimo, y es justamente la equivocación a la hora de planificar a qué apuntar futbolísticamente hablando. Sin ir más lejos, a principios de año se habló, junto a la llegada de Ricardo Lavolpe al club, de un Vélez que pelearía la Copa Libertadores y también el campeonato, casi ninguneando la clasificación a las Copas de los próximos años, como dándola por sentada. Señores: Vélez se creyó más de lo que era. Es necesario, con vistas a un año próximo exitoso, comenzar a mirar para adentro y analizar realmente a qué debe apuntar el Fortín. La etapa Lavolpe ha dejado bastantes hilos sin cortar, y muchos temas inconclusos. Actualmente Vélez tiene un plantel nutrido en cantidad de jugadores (se trajeron demasiado jugadores en calidad de refuerzos, algo no usual en nuestro querido club) y debe verificar que hacer o no con aquellos jugadores que estén fuera del club, como también así cual será el futuro de los que integran actualmente el plantel profesional. Más allá de esto, creo que hay algo que es vital, y es el objetivo que debe tener Vélez para el 2008: una buena campaña, no espectacular ni tampoco horrible (alrededor de 25 o 30 puntos) que provea al equipo de la solidez y el buen funcionamiento necesario como para apuntar más alto, y que termine de consolidar a los jugadores más jóvenes, de talento indudable, pero de temple bastante débil. Vélez necesita encontrar el EQUIPO, necesita encontrar la firmeza defensiva, la solidez en el medio, y la eficacia adelante. Necesita volver a ordenarse, a poner la heladera en la cocina, y el inodoro en el baño. Necesita evitar los experimentos innecesarios dentro del campo de juego, y volver a los planteos más básicos, aquellos que los jugadores conocen y a los cuales están acostumbrados. Necesita que los que entren a la cancha estén convencidos de lo que van a llevar a cabo, y convencidos de que pueden hacerlo. Pero por sobre todas las cosas, Vélez necesita volver a ser lo que fue Vélez hasta el 2005: un club que apostaba a las Inferiores. Es cierto, hay puestos que no se cubren así como así (el lateral derecho, el central de experiencia, y sobre todo, el 5 que organice) pero hay que tratar de traer lo justo y necesario, de jerarquía y calidad (evitar el “traer por traer” utilizado hasta ahora) y volver a las raíces. Si a Vélez le sirvió, ¿para qué cambiar? Si no intentamos mirar más allá de donde podemos, y asentamos los pies en la tierra, es muy probable que volvamos a ver ese club exitoso que supimos forjar, entre todos, en los años 90. Sin embargo, si sentimos que, sin importar quienes sean los jugadores o el cuerpo técnico (incluso la dirigencia) no salir campeón o pelear entre los 3 primeros es un fracaso, evidentemente el futuro se avecina negro.

sábado, diciembre 22, 2007

REFUERZOS (un tema inagotable)


Alguien dijo alguna vez que "un buen ataque es la mejor defensa": claro que eso se podía aplicar en el fútbol de hace más de 30 años en el que sobraban delanteros de lujo, habilidosos y goleadores. Hoy en día, es exactamente al revés, en un fútbol mezquino donde no abundan esa clase de jugadores, lo que precisás es una defensa firme y consolidada a la que cualquier matungo de ocasión no la pueda pasar así nomás y llegar así a la dichosa instancia del gol.

Y nosotros (Vélez) en lugar de fortalecer uno de los puntos más flojos del equipo (por funcionamiento reciente, no por nombres) e ir a buscar un central con experiencia, personalidad y voz de mando para organizar nuestra defensa, como puede ser el caso de Raldes o el paraguayo Cáceres por tirar algunos nombres, seguimos pensando en chicos más o menos habilidosos o maduritos pero del montón. No aprendemos más.

Parecería que en la tesorería del club tienen un cupo abierto para despilfarrar guita al pedo.

A Tocalli le va costar bastante sacarse la metodología de la selección juvenil, donde podía pedir los jugadores que se le diera la gana (siempre juveniles, claro). Todavía tiene que tomar conciencia que ahora está en un club y se la tiene que bancar con lo que hay, más un par de refuerzos que realmente aporten experiencia y buen fútbol, o sea, medianamente bien elegidos.

Es archisabido que en nuestro entrañable deporte de la nº 5, tenés que tener una buena defensa si pretendés que el equipo juegue con más confianza y pueda generar fútbol de la mitad de cancha para arriba, sin que los mediocampistas y delanteros tengan que pensar que si pierden una pelota en ataque nos asegura medio gol en contra (por no decir entero).

La constancia y solidez de una defensa te asegura una buena parte de cada cotejo y si el técnico de turno no apunta a esa consolidación, al traer jugadores de igual o menor nivel que los nuestros solamente asegura un cambio de figuritas por otras repetidas.

Espero que nuestro cuerpo técnico (y también dirigentes), levanten un poco la puntería. Caso contrario seguiremos sufriendo como en la nefasta época La Zorra (en italiano: La Volpe).

Un abrazo fortinero.

jueves, diciembre 20, 2007

Un asunto central


Uno de los mayores déficits que tuvo el conjunto fortinero durante todo este 2007 que transcurre fue, básicamente, la flacidez defensiva. El poco poderío a nivel aéreo en nuestra propia área, sumado al desorden colectivo que sufrió el equipo, dieron como resultado algunas de las peores goleadas en la historia del club. Debido a esto, apenas llegado, Tocalli se puso como objetivo en cuanto a refuerzos a un defensor central de jerarquía. En un principio se barajó el nombre de Aníbal Matellán, ex multicampeón con Boca y actualmente en Arsenal. Sin embargo, las últimas noticias dicen que Vélez está a la caza de básicamente 4 jugadores: El paraguayo Julio César Cáceres (Tigres), Renato Civelli (Gimnasia LP), Gustavo Cabral (Racing) y Matías Silvestre (Boca). A mí entender, 4 tipos que saben como moverse en esa posición y que tienen chapa para bancarse ser el que ordene en la defensa velezana. Si me dan a elegir, obviamente que me inclino por el ex River, porque demostró que es un caudillo en serio, pero Civelli es un gran jugador, y Silvestre ha tenido buenos partidos. El único que por ahí me trae más dudas es el pibe Cabral, de Racing, porque lo he visto tener partidos muy malos.

En otro orden de cosas, Tocalli también habló sobre como le gustaría que juegue su equipo y, en un principio, dijo que le gustaría jugar con un clásico 4-4-1-1, con un enganche (que podría ser Escudero) un doble 5 con uno que juegue (Cabral) y uno que meta (podría ser Bustos), Zapata por izquierda, y arriba Silva o Balvorín. No descartó la compra de lo que sería una especie de wing derecho, como Rosales o Palacio, lugar que podría ocupar o Ereros (muy difícil que lo dejen volver antes de junio) o el Burrito Martínez (la misma situación).

lunes, diciembre 17, 2007

Una postal navideña

2007 - Un año en que nos pasó de todo (2do semestre)


Viene el receso, se opta por respaldar a LaVolpe y renovar el plantel, se van muchos jugadores, con la venta de Mauro, en 20 millones de euros, decisión a mi criterio apresurada, pero los millones tentaban a cualquiera y los dirigentes optaron por la venta. Desprendimiento de Lucas, Pellegrino (si bien se fue después, se lo colgó) Moreno y Fabianesi, Papa, Ereros, Robles, etc, etc. En compensación se trajeron jugadores de poco valor económico, algunos de los cuales resultaron buenos y otros no tanto. A saber Zapata, a mi entender la mejor compra; Toti Rios, buena compra; Nuñez, aún no sabemos quien es; Lima, aceptable; Montoya, un arquero que aún no demostró mucho; Silva el 9 tan pedido, que recién ingresó en la cuarta fecha. Sumados a Balvorín y Mendez del primer semestre, se armaba un Velez renovado, con jugadores “leales” a La Volpe, lo que seguramente nos aseguraría el éxito (decían muchos).

Eso lamentablemente no sucedió, la cosa no pasaba por lealtades de jugadores, sino por el DT. El problema pasaba justamente por el DT, el conductor, el capitán del barco, no tenía claridad ni la brújula, tampoco su rumbo.

El segundo semestre comenzó con menos emociones. Ganamos ante Colón, lastimosamente, 1-0 y luego victoria a Olimpo, en la cual vimos la nuevas figuras en nuestro estadio, pero en seguida nomás derrota con Banfield 0-1 y comienzo de otro hecho histórico, las “no victorias” de visitante. Pocos recordamos una campaña tan floja del equipo en condición de visitante, perdiendo con todos los rivales disputados, chicos, grandes, ascendidos, etc, con la excepción de Central – último del torneo- y del muy mal partido inicial frente a Colón, y el empate reciente frente a Independiente.

Este semestre tuvo la desaparición destacada de Escudero, ausente en la mayor parte de los partidos por una lesión reiterada. Esa ausencia fue importante para el rendimiento de un equipo que no logró jamás amalgamarse, superar los problemas defensivos y tener solidez en el ataque. El goleador del semestre fue Balvorín con 5 goles, algo demasiado pobre para un equipo con serias aspiraciones a campeón.

Como único hecho positivo y que nos sacó una sonrisa, fue la nueva victoria en nuestro estadio ante San Lorenzo, en la fecha de conmemoración del título que ellos nunca tendrán. Un 2-0 lindo, gozoso, que los dejó muy calentitos a ellos y muy felices a nosotros. Con esa excepción, nada bueno para destacar, lamentablemente nada. Nuevamente derrotas humillantes y dolorosas con Boca 0-4 y River 0-5, papelones denigrantes ante equipos que sabemos hoy por hoy no son superiores a Velez , pero que encontraron un Velez temoroso, perdido, y con planteos tácticos pésimos, siendo responsabilidad fundamental de esas derrotas, nuestro ex DT Ricardo LaVolpe.

También faltó suerte en algunos cotejos y lo reconozco: San Martín de San Juan, le hace dos goles en los dos minutos finales; Racing, en un barrial imposible de jugar, convierte sobre la hora, y demás partidos que no debieron haber terminado en derrota, y que Velez, aún mal y todo, debió haber peleado este torneo un poquito más.
La salida del DT fue justa y lógica, todos la pedíamos y la bronca de las derrotas con Boca y River nos ponen mal, realmente no hacen sentir muy mal y esos partidos precipitaron las cosas negativas más importantes en el año para Velez.

El DT elegido, me da esperanzas para el futuro, ya que se trata de un multicampeón mundial juvenil, un tipo con ideas claras, con buen manejo de los juveniles y sus mañas, con buen conocimiento y roce mundial y con sentimiento velezano, lo cual es fundamental. Me cayeron muy bien sus palabras, de “no dirigiría otro club en Argentina que no fuera Velez”, esas cosas son importantes, y valorables, más en un fútbol tan mercantilizado, y donde hemos sufrido feas traiciones en otras épocas.

Espero el año 2008, traiga algún campeonato y clasificación a
las Copas de los proximos años, y sobre todo victorias que nos enorgullezcan contra los equipos que nunca queremos perder.
Hecho por Dario Consiglieri.

viernes, diciembre 14, 2007

Novedades en la web

Lejos de anunciar las recientes renuncias en el club, el sitio web oficial ya presentó los primeros cambios del nuevo diseño para el 2008. Si bien aun no se ven grandes cambios, se mejoró la interfaz y la distribución y agrupación de notas.


Por otro lado, Vélez Cerebral ya dispone de una nueva URL de acceso. En las próximas horas ya vas a poder visitarnos entrando desde:

www.blogvelez.com.ar

Estas son algunas de las novedades que ya se pueden ver online de cara al 2008.

Recién ingresado


Hola gente fortinera!!!

Como recién ingresé a este blog, si me quieren enviar algún mensaje por favor usen este buzón:

Renunció Roberto Jiménez

Uno de los hombres fuertes de la Institución Velezana, en cuanto a la Comisión Directiva se refiere, era Roberto Jiménez, contador de Bianchi y Vicepresidente Primero del Club (mango derecha de Balestrini). Al parecer, esta persona tan cercana a Raúl Gámez renunció por una razón muy parecida a la de éste último: motivos personales.
Nuevamente el desconcierto golpe a Vélez y no podemos lograr ni unos días de paz...

jueves, diciembre 13, 2007

3 Cortitas


1) Balvorín podría tener futuro en México, más precisamente en el Veracruz, dirigido por el argentino Mohamed.

2) Javier Robles volvió por un par de días al plantel, a entrenar con la Primera, pero debe retornar para pasar los 6 meses restantes que le quede del préstamo con el Wanderers de Chile.

3) Patricio Pérez finalizó su contrato con el Everton de Chile y viajará a hacer la pretemporada.

martes, diciembre 11, 2007

Llamado a la solidaridad: se buscan donante de corazón


Luego del partido con Huracán, y esperando a que el público visitante se retirara, me puse a pensar en lo que fue este año, y puntualmente en el mayor déficit que sufrió Vélez a lo largo de ambos semestres: la falta de actitud. Más allá de jugadores que eligen no ir al banco porque "total, ya termina el campeonato" (léase Toti Ríos) o de tipos que vengan de afuera y no sientan lo que es Vélez, hay algo que preocupa y mucho, y es la falta de corazón, amor propio, garra, sacrificio, etc que expresan los más purretes que llegan a Primera en Vélez desde las Inferiores. Esto va más allá de la eterna discusión entre los "líricos" (siempre identificados con el "pechofriísmo") o los "rústicos" (caracterizados por la entrega). En Vélez hace rato que los pibes que llegan a jugar con el primer equipo no demuestran nada de actitud. Se pueden dar miles de ejemplos, pero creo que el más explícito es el caso de Damián Escudero. El hijo del "Pichi" tiene una calidad monstruosa y un futuro enorme; gambeta, habilidad, tiro de media y larga distancia, velocidad, en fin, tiene todo para ganar y ser alguien importante. Sin embargo, se siente cómodo con el aguita caliente de la Villa Olímpica, el sueldo generoso que le entrega Vélez todos los meses, el 206, las pendejas calentonas, sus salidas nocturnas a Sunset, en fin, se conforma. Si tiene todo esto: ¿para que se va a esforzar dentro de un campo de juego? Si total pueden correr los 9 jugadores restantes y romperse el lomo para entregarle la pelota redonda y que él "se inspire". Y si un día no se inspira, bueno, mala suerte, total el sueldo lo voy a tener siempre, y de joda voy a seguir saliendo. Este es un espíritu que, creo, puso de moda (pese a datar de más atrás) el menor de los Zárate, quien con sus caprichos y su "fama" se preocupó más (y a los hechos me remito) por juntar billetes que por colaborar para que su equipo juegue cada vez mejor. El pibe fue goleador, lo vendieron en 20 palos, se llevó a los amigos a Qatar, y vive de joda. ¿Qué más quiere? Lamentablemente, esta forma de pensar se extiende cada vez más, y en el campo de juego queda demostrado, ya que después tenemos que ver partidos como el del domingo, donde un equipo perdiendo 1-0 de local, se muestra abúlico, sin actitud, y se deja ganar el partido teniendo un hombre más. Eso es falta de HUEVOS. Falta de ACTITUD. Un equipo (y menos con las carencias técnicas que tiene Huracán) no te puede ganar en tu cancha, con un hombre menos, y dirigido por el inexpresivo Ardiles. En el primer gol lo de Pellerano es LAMENTABLE: en 20 mts le sacó 10 aproximadamente Franzoia. En lugar de ganarle con el cuerpo o, en su defecto, estrolarlo contra el foso, el ex jugador de Selección lo dejó ir, de cara al arco defendido por Montoya, y definir con tranquilidad. En otra época, y con otros jugadores, eso no hubiera existido. Imagínenselo a Trotta, al "Longaniza" o a Sotomayor en esa situación: todavía hay que ir a rescatarlo al ex Boca de la Platea Sur. Esa falta de personalidad es la que permitió que Vélez este año perdiera varios partidos en los últimos minutos de partido (Racing, San Martín de SJ) o que nos pinten la cara otros (Boca, River) o solo que nos empaten por estar demasiado verdes (Independiente). Faltan jugadores con carácter, con temple, en fin, con HUEVOS. Y hace falta también un equilibrio. Vélez padece de dos extremos: jugadores extremadamente habilidosos y con nulo corazón (Escudero, Cabral, Ereros en su momento, Ocampo) que no sufrieron absolutamente nada de más pendejos (ni frío, ni hambre, ni canchas destrozadas) y jugadores con nula técnica pero con mucho corazón (Lima, Bustos, Balvorín). Es necesario encontrar el punto medio a esta mezcla, sino, el equipo va a seguir deambulando por las canchas. Es cierto: hay algunos que no poseen ninguna de estas dos características (léase Sena, Bustamante, Silva, y varios burros más. A esos, lamentablemente, no hay que cobijarlos, pese a quien le pese.

Lo único que nos tendría que dejar tranquilos es que Tocalli no es ciego y ve esta situación; aclaró que pese a querer apostar a las Inferiores, hay puestos que se deben cubrir con refuerzos (tal como lo dijo Lavolpe, defenestrado por todos) y no hay vuelta que darle. Esta "cantera inagotable de talentos" que se dice son las Inferiores de Vélez demostró que no existe, que es todo una pantalla de humo para que, ante el periodismo, Vélez sea "la institución modelo". ¿Cuanto hace que no sacamos realidades (más allá de Mauro) y sí nos llenamos de jugadores que "prometen"? Si uno se quiere manejar como un club grande, no puede apostar a que cada 5 años salga una buena camada y logremos un campeonato. Hay que apostar a más, y formar equipos, no desearlos o rezar por que aparezcan...

domingo, diciembre 09, 2007

Espejito, espejito... - Vélez 1-2 Huracán


Fue un reflejo. Un claro reflejo del 2007 fortinero. Sin logros, deslucido y muy gris. Teníamos el invicto de locales con seis victorias y dos empates. Ahora lo perdimos al sumarle una triste derrota ante un Huracán pobre. El partido fue un reflejo del mismísimo Vélez. El globo selló el partido con un hombre menos y dos goles de Franzoia, mientras que para los locales, el tanto fue de Pellerano.

El primer tiempo se podría definir en una sola palabra: aburrido. Ninguno de los dos encontraba el rumbo del partido ni marcaba diferencias. El encuentro arrancó para el lado del fortín con buenas combinaciones de Coria y Francou, pero pronto se esfumarían esas chances y caería la oscuridad. Mucho juego al pelotazo, muchos pases de cabeza y poco juego al ras. Vélez tuvo sus oportunidades de convertir, pero también las tuvo Huracán con varios centros, el mayor enemigo de nuestros defensores en el 2007.

El segundo periodo fue diferente. Ardiles hizo una jugada magistral: mandar a Franzoia sobre Lima. Con ese cambio posicional, Huracán ganó el partido. Los dos goles visitantes fueron idénticos: contraataque, Franzoia le gana –ampliamente- en velocidad a Pellerano en el primer gol y a Lima en el segundo, desborda por la derecha y define por entre las piernas de Montoya. Otros dos enemigos de la defensa local, las marcas en contraataques y las carreras en velocidad. Si a esto le sumamos que los que tienen que marcar goles no aparecen, el resultado es catastrófico.

Hablemos ahora de un déficit de los mediocampistas –principalmente Escudero-: no pueden tirar dos centros bien. Uno solo si es posible, de ahí vino el descuento, con un córner desde la izquierda a la cabeza de Pellerano.

Con un hombre de más durante casi todo el segundo tiempo, el Fortín perdió el invicto en el Amalfitani y cerró el año de la manera más inadecuada. Una derrota ante Huracán, un equipo que, además de sus falencias, se acaba de quedar sin DT. Un claro reflejo.

viernes, diciembre 07, 2007

Hay equipo

Este viernes 7 de diciembre, desde las 19 horas, fue presentado Hugo Tocalli como nuevo entrenador de Vélez Sársfield. La presentación se realizó en el salón de Presidencia, en el 2º piso de la sede.

Hoy no va a ser un día cualquiera para Vélez. Hoy comenzó un nuevo ciclo. Si bien el DT seguirá siendo Pedro Larraquy hasta que termine el campeonato –queda un partido-, Hugo Tocalli ya pasó por la Villa Olímpica para ver a sus futuros dirigidos y, además, fue presentado en el club como el reemplazante de Ricardo La Volpe.


El entrenamiento matutino del fortín tuvo una novedad, la presencia del ex entrenador del seleccionado sub-20 y futuro DT velezano. Tocalli recorrió las instalaciones y observó al plantel, sin perder de vista los posibles refuerzos. "Acá hay un plantel muy rico futbolísticamente. Hay que terminar de consolidar a algunos jugadores, pero es lo que vamos a tratar de alcanzar. También hay que ver que en algunas líneas faltan jugadores. Está faltando un defensor porque en el plantel hay solo cinco, entonces por ahí vamos a buscar. Un delantero que juegue por afuera también vamos a pensar. Igualmente no es tanta la urgencia", aseguró esta mañana.


Otro de los temas sobre los que habló fue su inexperiencia en el torneo de Primera División. Sin embargo, eso no es una preocupación para él. "Que no haya dirigido en Primera no es un problema, cuando vas a dirigir una selección sub 20 tenés a todos los jugadores que ya son profesionales con dos o tres años de primera. El trato, el respeto y la entrega de los jugadores tiene que ser igual al que uno viene recibiendo siempre", explicó.


Por último, al preguntarle sobre la necesidad de resultados positivos, el flamante DT admitió: “Yo sé que los resultados en primera te exigen hasta el día de ayer y que no se puede pensar como en los Juveniles a largo plazo, lo voy a encarar de esa forma”.

miércoles, diciembre 05, 2007

2007 - Un año en que nos pasó de todo (1er semestre)


El año comenzó con esperanzas renovadas, luego de la bronca sufrida al final del 2006 (con la gran traición de Russo) un aire fresco y renovado llegaba a Liniers. El nuevo DT era Ricardo Lavolpe, un tipo sobre el que muchos, entre los que me incluyo, pensamos que su sinceridad, honestidad y conocimiento del fútbol, eran buenos requisitos para dirigir Velez Sarsfield. Además, tenía una trayectoria en la selección mexicana, que, en hipótesis, auguraba una buena temporada
La historia comienza el 30-01, jugando con Danubio, en nuestro estadio. Todo fue emoción, el equipo jugó bien, se presentaron algunas caras nuevas (Balvorín y Méndez) y todo funcionó bien. 3-0 y con ilusiones intactas. Recordábamos a Russo, nos reíamos de él…
Luego, con el correr de la Libertadores, el equipo fue alcanzando un buen nivel y sin ser exquisito como en la Libertadores del 2006, clasificamos primeros, sufriendo un poco con Emelec en el último partido.
En el campeonato las cosas transcurrían en un nivel medio: empezando bien las primeras fechas, Newells 2-0 y Racing 2-2, pero con las derrotas con Argentinos y Arsenal, sorpresivas. Ahí empezaron los llamados de atención.
En la 9ª fecha, llega Boca, el partido más esperado. Corralito a Russo de protección, insultos y demás. El equipo no estuvo a la altura de las circunstancias y en un partido clave, desde lo anímico fundamentalmente, cae derrotado 3-1. Dolió y mucho. Ya los conceptos de Lavolpe no se transmitían de igual forma y las peleas con algunos referentes se hicieron más visibles. Castromán, las salidas intempestivas de Mauro, los errores de Pellegrino, las salidas de atrás, las locuras de Sessa, todo se empezaba a notar… Las gesticulaciones a los errores se hacían visibles y el clima ya no era el del principio…
En el campeonato se suceden varias derrotas y quedamos afuera de la pelea, pero en la Copa manteníamos inmutable la ilusión, hasta que nuevamente Boca, ese archienemigo número 1 que últimamente nos trae solo desilusión, se volvió a cruzar en nuestro camino. Apelando a la “avivada” y calculadora mediante, convierten 7 goles y debemos enfrentarnos.
Visitamos la Boca, con lo que para Velez siempre significa eso, y sale todo de la manera más terrible que podíamos haber pensado. Suceden las cosas extrañas de siempre, pero ésta vez ese partido tiene un ÚNICO y gran protagonista. Gastón Sessa, aquel recordado arquero del campeonato 2004, aquel que nos amargó aquel año con sus “manos enmantecadas” nos volvió a amargar con su locura, su estupidez irracional. Es inútil reseñar lo que ya todos sabemos. Fue su último partido y se despidió de la peor manera posible. Fue 0-3. Dolió, caló hondo en nuestros corazones. El orgullo y amor propio velezano de hinchas, dirigentes y jugadores, había sido herido. Faltó la del final de Castromán que hubiera cambiado la historia; no entró por poquito.
La revancha era especial, había que si o si, demostrar que la historia existe, que Velez fue campeón del mundo y no era posible dilapidar el prestigio y menos en nuestro querido Fortín. En la previa, como presagiando lo que venía, el San Lorenzo puntero cae en Liniers, 2-0, con solidez y solvencia futbolística.
Vienen a Liniers. Muy confiado Boca, pero Velez lo avasalla, se lo lleva por delante; convierte Mauro, delirio, pensamos que se podía dar vuelta la historia. Aquí, hay que ser justos: la suerte, tan nombrada por Lavolpe, no ayudó y Boca en un llegada aislada convierte ayudado por Bustos que pega en la cabeza. 1-1 gol de visitante, complicado. Velez remó y remó, Mauro otra vez y Ocampo después. Terminó Boca, asustado, preguntándose como aquel equipo era éste equipo. Orgullo salvado, recompuesto, pero eliminación de la Copa dolorosa, igualmente. El transcurrir de los hechos en la Copa agregaría más frustración aún.
Siguió Estudiantes, ultimo campeón del momento 1-1. Semana infernal, del mejor futbol del semestre, pero ya no quedaba vida en nada por disputar. Nos quedó la anécdota casi sobre el final del torneo de haber triunfado el clasiquito barrial con Chicago, hecho menor, por el nivel del rival, pero siempre nos da una sonrisa, dentro de tanta pálida.
Las peleas se sucedieron, Mauro, un virtuosísimo niño rebelde, no logra ser encausado por Lavolpe. Lucas, un histórico, rebelde también, sufre peleas. Pellegrino tiene su peor performance desde que está en Velez. O sea: todo mal. El semestre termina muy mal, con derrota 3-2 con River, previo empate con Lanús 1-1 y la no clasificación a la Copa Sudamericana ni Libertadores 2008.. Hecho histórico en muchos años, de clasificación continua a alguna de esas dos copas. Frustración importante de Lavolpe que se debió haber tenido más en cuenta.

Hecho por Dario Consiglieri.

lunes, diciembre 03, 2007

Independiente 1 - Velez 1


Suele decirse que, cuando dos equipos no tienen nada por qué jugar, pueden suceder dos cosas: o sale un partido de ida y vuelta, con los jugadores liberados, sin presiones e intentando jugar bien, o bien un partido aburrido, cerrado, sin sorpresa y sin explosión. Lamentablemente para los que acudimos al Cilindro de Avellaneda, se dió el segundo supuesto. Porque Vélez volvió a demostrar que, si bien los jugadores estan dejando todo adentro de la cancha (el esfuerzo de Sena, Balvorín, Coria y varios más se nota) no se ha encontrado un ritmo futbolístico óptimo. Es cierto, muchos cambios sufrió el plantel desde hace 2 fechas hasta ahora; sin embargo, esta falta de fútbol en Vélez se nota desde el partido con Internacional, por la Copa Libertadores (y no exagero). Sin embargo, no creo que esta falta de fútbol sea algo preocupante; sabido es la calidad de jugadores que tenemos en Cabral, Coria, Escudero, Rios, etc. Hoy día, y hasta que terminase el campeonato, lo que a Vélez le servía era convertirse en un equipo más duro, más cerrado, y mal que nos pese, no tan arriesgado (como lo era con Lavolpe). Igualmente, es válido aclarar que, de no arreglarse el problema que tenemos con Pablo Lima por la izquierda, vamos a estar en serias dificultades. No se trata de recaerle con todas las culpas al uruguayo, que tira muy buenos centros y le pega con un fierrazo a la pelota, sino de marcar que hay un déficit claro a la hora de ver a este jugador marcando: ayer desbordaron TODOS (Moreira, Sosa, Machín) y si se los deja desbordar, se sabe que Vélez por arriba es simplemente un flan. Pellerano de arriba tiene muy pocos recursos, y los únicos que masomenos la tienen clara son Bustamante (de buen partido) y Ugglesich (aunque ahora está jugando de lateral derecho). Si no se sabe marcar las pelotas aéreas, el manual del fútbol dice que hay que evitar que los centros se puedan mandar. Más allá de esto, el partido de ayer no dejó nada positivo, más que las tremendas ganas que le puso Coria al partido, y un buen partido de Cabral, aunque intermitente. Escudero, por su parte, lamentablemente estuvo desaparecido.

Habrá que pensar hacia adelante, mirar el futuro y, por lo pronto, esperar por terminar bien el año, ante un equipo como Huracán que viene levantando pero que no tiene demasiado. Esperemos que Vélez despida bien el año.
PD: me olvidaba...Mario, buena suerte y hasta luego.