Seguir por mail a Blog Velez

lunes, septiembre 27, 2010

Arco lleno corazón contento: Vélez 3 - Olimpo 0


En la noche del viernes, Vélez derrotó por 3-0 a su par de Olimpo en el José Amalfitani, con goles de Juan M. Martinez, Maxi Moralez y Sebastian Dominguez. En un partido que no dejó dudas en cuanto al dominador, el Fortín demostró que cuando Maxi está encendido, todas las defensas son endebles. De esta forma, y viendo y considerando los resultados que se dieron, Vélez se erige como único puntero del campeonato (al menos hasta que Estudiantes enfrente a Gimnasia entre semana).

Con muchas expectativas íbamos todos los fortineros al Teatro Colón de los estadios argentinos, todavía con ese gustito a no se qué de los dos empates anteriores, sabiendo que podían ser importantes pero temerosos ante un traspié. Los dirigidos por Ricardo Gareca dieron una verdadera lección de fútbol. Si bien al comienzo del primer tiempo Olimpo se cerró bien y achicó bien los espacios, se veía venir que Vélez, en cualquier desequilibrio individual, podía tener el primer gol. Que se entienda bien: la propuesta de los de Bahia Blanca fue loable, una intención sana de jugar por abajo. Dicho esto, hay que decir que no tienen material para hacerlo: cada pelota que se devolvían los defensores era un problema. Y Vélez tuvo la chance de aprovecharse de esto. El primer gol vino por una gran combinación entre Silva – Martinez – Moralez, definiendo el Burrito al primer palo. El segundo por un descuido de Villanueva y una gran corrida de Bella, que tuvo un excelente partido y demostró que, con ese ida y vuelta constante, y aprendiendo como aprendió a desbordar por derecha siendo zurdo, es el 8 de Vélez (esté el ¿refuerzo?) que esté. Maxi definió al medio y Tombolini despejó mal.

Para el segundo tiempo, Olimpo no opuso resistencias y para colmo se hizo echar a dos de sus jugadores, dejando en una situación inmejorable a Vélez para golear. Sin embargo, sabido es que este equipo nunca fue un vicioso de los goles, y la mayoría de las veces se conformó con controlar el partido. El tercer gol vino más por decantación (y una gran salida rápida de Barovero) que por decisión. Se notó como en esta segunda parte Vélez reguló (no se sabrá nunca si en base a los famosos “códigos del fútbol” o bien por otras cuestiones) y se llevó un cómodo triunfo.

Habiendo perdido CASLA, habiendo perdido Banfield, habiendo empatado River, estos tres puntos fueron vitales. Más allá de que seguramente Estudiantes quede puntero en la semana, dependerá de Vélez de aquí a fin de campeonato ganar todo lo que le queda de local y sumar de visitante. La famosa “media inglesa”. Este equipo tiene actitud y juego como para hacerlo.

miércoles, septiembre 22, 2010

Buenas intenciones: Arsenal 0 - Velez 0


En eso se quedó el equipo de Ricardo Gareca en la noche del sabado pasado ante Arsenal, en Sarandí, en la cual empató 0-0 y no desarrolló el mejor nivel posible. Con las ganas de ganar pero sin la forma de saber como, Vélez se acercó durante gran parte del partido al arco de Campestrini, quien, en las unicas dos chances claras consecutivas que tuvo el Fortín, estuvo estupendo. Fue finalmente empate y, a la vista de los resultados, no tan mal resultado.

A lo largo de todo el encuentro, Vélez nunca supó como vulnerar la defensa de Arsenal, que hace del trabajo de la línea del fondo un culto a la solidez. Se sabe que la consigna en los dirigidos por Gustavo Alfaro es "primero mantenemos el arco en 0, luego buscamos algo más". Esto se mantuvo a rajatabla, salvo alguna llegada en el primer tiempo de Sena sobre todo (gran actuación de Barovero). Sin embargo, esto no es excusa para decir que la culpa de que el Fortín no ganase la tuvo el local. Hace rato que Vélez no logra generar un circuito de juego que le permita generar situaciones claras de gol. Lease "generar" y no "tener", ya que hay una gran diferencia: en un caso se provoca, en el otro se recibe con agrado. Aproximadamente desde el partido con River Vélez no tiene fluidez en ataque. Queda claro que lo mejor de los dirigidos por Gareca fue ante Independiente, en un partido que dominó ampliamente, pero visto y considerando la situación hoy, este equipo de Avellaneda no es medida para nada.

La ausencia de Moralez históricamente nos ha traído más de un dolor de cabeza. Es el jugador distinto. El que tiene la gambeta a flor de piel. El que en una baldosa se saca 2 o 3 rivales de encima, y cuando no está se nota. Martínez solo hasta ahora no ha demostrado poder ponerse el equipo al hombro, necesita de sus compañeros (algo lógico). Silva con su empuje y sus ganas no puede generar situaciones de gol de la nada (aunque a veces sucede). Si este viernes se dan las vueltas del Enano y del Chapa, tal vez Vélez vuelva a tener ese fútbol de posesión y de verticalidad en ataque que siempre caracterizó la etapa Gareca. Esperemos que sea así.

sábado, septiembre 11, 2010

Empate clavado: Casla 0 - Vélez 0


Resultado esperable, desarrollo esperable. El partido se dio como cualquier persona que haya visto a San Lorenzo alguna vez sabía que se iba a dar, trabado, incómodo, cortado, el antifútbol del “falcon de Ramón” estuvo a la orden del día. Vélez, por su parte, presentó un doble-cinco suplente (Razzotti-Canteros) y se notó, no porque hayan jugado mal, todo lo contrario, sino porque faltó el juego que le da la dupla Somoza-Zapata.

El encuentro desde el primer minuto dio la muestra de cómo se iba a desarrollar durante los primeros 45, Vélez intentando asociarse y desde allí llegar al arco contrario y San Lorenzo presionando intensamente y lanzando pelotazos largos para la torre, Balsas. Aquí es donde las figuras de Vélez se hicieron presentes, Domínguez y Tobio tuvieron un partido soberbio, mostrando una solidez que hizo recordar al campeón 2009. Cuando uno iba a pelear arriba con el uruguayo el otro sobraba y viceversa, se complementaron a la perfección, lo que hizo que el ataque “cuervo” sea intrascendente. Vélez tampoco tuvo muchas situaciones de gol, las más claras fueron un centro-remate al arco de Bella que casi se cuela en un ángulo, un cabezazo de Juan Manuel Martínez que salió besando el poste izquierdo de Albil y una pelota que no pudo empujar Maxi Moralez en el área chica (bien atorado por los defensores azulgranas).

En la segunda parte el partido comenzó parecido a la primera mitad, hasta los 10 minutos, cuando San Lorenzo dejó de presionar, comenzó a retrasarse e hizo más evidente la estrategia del “bochazo al 9”, Vélez monopolizó el balón pero no tuvo ideas, buscaron Moralez y Martínez hasta que fueron reemplazados, intentó Silva como siempre pero no tuvo un buen partido (mérito de los centrales de San Lorenzo), Cristaldo y Ricky no estuvieron finos, Vélez pateó bastante de afuera del área, pero con mala puntería.

Viendo cómo se dio el partido el punto es justo, no se hizo lo suficiente para ganar, no se fue claro, no alcanzó con ser el único equipo en la cancha que quiso buscar el arco de enfrente, pero este equipo va por buen camino, si hasta rivales que se creen grandes se meten atrás en su propia cancha y juegan a no perder.

martes, septiembre 07, 2010

Análisis Táctico: Vélez 2 - River 1


Luego de la estupenda victoria lograda ante los dirigidos por Angel Cappa, es hora de tranquilizarnos, parar la bocha y observar que pasó.

Dibujo Táctico: 4-3-1-2 - 4-3-3 (PT) / 4-3-2 (ST)

Explicación: la nueva prueba que tenía Vélez, esta vez ante River, era atractiva desde el lado de lo estratégico. Se enfrentaban dos equipos que, con diferentes formas, intentaban atacar. River, con un esquema bastante dinámico, pero clásico al fin, con un 4-3-2-1, con Funes Mori como unica referencia de área, y con la premisa de salir siempre jugando desde el 5 hacia las bandas. Vélez, con los de siempre.

En el primer tiempo se vió la etapa más dinámica del partido. Vélez salió decidido a monopolizar (que palabra repetida) la pelota, haciendola circular pero siendo directo, punzante, y utilizando las facultades de un Silva para aguantar y descargar. Se vió especialmente un gran trabajo de Ivan Bella que, aún con el campo de juego al reves, no solo que pudo ayudar en el trabajo defensivo a Cubero sino que tambien hizo algo que pocos jugadores hoy por hoy hacen: levanto la cabeza y armo juego. Varios cambios de frente, algunas combinaciones y paredes. Gran tarea. Por otro lado, Moralez aparecia un poco desconectado y, si bien intentaba tirarse atras y generar juego (dejando al Burrito como delantero neto) no lo logró en demasiadas ocasiones. Silva un titán como siempre, complicando solo con su presencia a los defensores de River, y tambien hubo un gran trabajo de Martinez y de Moralez luego para tapar las subidas de Ferrari. El ex Central nunca se sintió cómodo y temió porque le coman la espalda cualquiera de estos dos, por lo que nunca se pudo soltar. La defensa sobria, con un Tobio que esta demostrando grandes mejorias con el correr de los partidos, y un Dominguez que de a poco vuelve a su nivel. Somoza con algun nerviosismo innecesario y Zapata ordenando al equipo.

Hasta el gol velezano, el equipo local era el que tenía el manejo mas fluido de la pelota. Luego del mismo, River tuvo la fortuna de empatar el partido con una jugada que no tenia que ver mucho con el desarrollo del encuentro y que dejó a Vélez, por unos pocos minutos, sumido en la incertidumbre. El visitante manejó la pelota por 5 minutos aproximadamente y parecía que se venía la noche, cuando el árbitro pitó el fin del PT.

Para la segunda parte la historia no iba a cambiar: Vélez yendo y esta vez sí River reculando un poco más, pensando, saboreando el punto. El que hacía la diferencia, sin dudas, era Silva, que luchando pero también jugando se hacia los espacios y se los armaba tambien a sus compañeros. Llegó la jugada de Martinez, habilitando a Zapata, y el posterior penal que convirtio Silva. A partir de ahi, aun con la pronta expulsion de Somoza, se termino el partido. Vélez hizo aquello que hace rato no hacia (dormir el partido) y River, con un hombre más, no tuvo argumentos. Incluso pudo haberse aumentado la cifra si Silva aseguraba un poco más su chance.

En sintesis, Vélez fue prolijo en todas sus lineas. Desde Papa, proyectándose con más criterio del que venía demostrando últimamente, hasta Cubero, cuidando más la faz defensiva, pasando por el combativo medio y una delantera letal. Más allá de esto, lo que primó fue la concentración: casi nunca Vélez regaló pelotas estúpidas o sobró jugadas. 100% metido en el partido, como debe ser de ahora en más.

Vélez 2-1 River


Oportuna, ese es el adjetivo que mejor le cae a esta soberbia victoria sobre el River de Angelito ''Lagrimón'' Cappa, que llegaba al estadio Amalfitani como puntero e invicto del campeonato. Un partido que se había transformado en clave, no sólo por los pergaminos que presentaba el equipo visitante, sino porque los Gareca boys venían de dos duras derrotas que empezaban a sembrar varias dudas entre propios y extraños.

¿Cuál fue la principal diferencia con respecto a los dos partidos anteriores? Sin dudas, la actitud. Vélez corrió como siempre solía hacerlo y no dejó crear a un River que tuvo casi nulas chances para acertar al arco. De hecho, sin dudas, el dato de color más importante del partido es que Barovero nunca tocó con las manos un balón que estaba en juego. Esto quiere decir que, salvo saques de arco, nunca tuvo que tapar un remate, ni descolgar un centro. Sin dudas, todo un récord para el fútbol mundial. Y ésto se consiguió gracias a una sólida tarea de todo el equipo, empezando por Silva, que corrió a todos durante los 90 minutos, siguió por los volantes, donde se destacó Bella, mostrando un gran sacrificio y juego (y sembrando dudas sobre el regreso de Augusto Fernández al equipo titular) y por último con una correcta actuación de la última línea velezana.

Pero como no todo en el fútbol es marca, también hay que destacar la ofensiva. Allí, se sobresalen tres nombres: Martinez, de soberbio partido, sobre todo cuando nos quedamos con un hombre menos y el bancó varias pelotas contra tres o cuatro jugadores de River; Bella que en el primer tiempo fue muy criterioso para subir por el andarivel derecho y desbordar en varias oportunidades; y ni hablar del tanque Silva, que está en un nivel superlativo. Sólo hay que apuntarle a su humanidad con los bochazos y el te creará una situación manifiesta de gol. IMPRESIONANTE.

Como único punto negativo de la noche, hay que mencionar a Somoza. Después de un GRAN arranque de campeonato se lo vió con sus viejas y malas mañas de salir atolondrado a marcar a todo rival que pise la mitad de cancha, pegando más de la cuenta y ganándose una inevitable expulsión que nos pudo haber costado caro. Y el otro punto negativo fue el enano Moralez, que no tuvo gran participación del partido y encima se desubicó feo cuando fue reemplazado. Salvo eso, Vélez funcionó en gran nivel y obtuvo tres puntos que lo depositan en la cima del campeonato. Ahora se vienen San Lorenzo y Arsenal, todo un desafío para un equipo que pretende pelear los primeros puestos.
Jugando como anoche, soñar cuesta poco.