Seguir por mail a Blog Velez

domingo, agosto 31, 2008

Godoy Cruz 1 - Vélez 3: los goles

¿Tan difícil era, Huguito?


El Fortín consiguió en Mendoza su primera victoria en lo que va del campeonato, frente a Godoy Cruz, por 3-1, con goles de Ponce (de tiro libre) "Yaya" López y el "Burrito" Martínez. Con sólo observar los goles, uno se da cuenta que muchas veces, la hinchada sabe más que el propio DT. ¿Qué venía pidiendo la gente? ¿Qué venía suplicando? La entrada del Burrito Martínez, la redención para el injustamente marginado del equipo titular Waldo (a él se lo castiga por intentar salir jugando, y a Ugglesich se le aplauden los errores infantiles) y un poquito más de ganas para ir hacia el arco rival.

El partido tuvo un muy buen primer tiempo para Vélez, que manejó el mediocampo, teniendo como abanderado al gran "León" Somoza, que esta vez sí tuvo 45 minutos iniciales bárbaros y manejó los tiempos, pudiendo conectarse en algunas ocasiones con el enganche improvisado del partido, Juan Manuel Martínez. Justamente de éste último hay que hablar si intentamos buscar las justificaciones para un triunfo velezano que se hizo esperar pero llegó. Aquel pibe que jugaba por clubes de barrio del oeste supo bajar, hacerse de la pelota y combinar de forma certera con los dos delanteros del equipo, fundamentalmente con el siempre movedizo Cristaldo. Por otro lado, Díaz volvió a tener un muy buen partido, y entre la sapiencia de Cubero por derecha (que, vale aclarar, tiene gran responsabilidad en el gol del Tomba) y la velocidad de Papa por izquierda, Vélez cerró un primer tiempo impecable, con un gol de tiro libre, y otro de pelota parada.

En el segundo tiempo, ya Vélez volvió a ser el Vélez de Tocalli que conocemos todos, y empezó a recular. De arranque, sufrió un gol, en una escapada por izquierda de Borghello, que quebró la cintura, lo pasó como poste al gran Poroto, y definió al primer palo (¿se dice que el primer palo es del arquero, no?). A partir de ahí, Godoy Cruz tuvo algunas situaciones aisladas para convertir, pero no pudo concretarlas. Vélez intentó generar foules, manejar la pelota, y ya sobre el final, luego de un buen pelotazo de Zapata, el Burrito Martínez picó cual Forrest Gump al vacío, dominó la pelota, y en carrera la tocó hacia el palo derecho del arquero. Era el 3-1 y la tranquilidad. Sobre el final, Waldini (como no le gusta que le digan) pudo haber aumentado aún más la diferencia con un hermoso tiro libre que se estrelló contra el palo izquierdo del arquero mendocino.

Uno tiene memoria. Uno no se olvida de nada. Uno se acuerda que Ponce estuvo como suplente, luego de haber hecho gran parte de la pretemporada como titular, por haber tenido 2 errores en partidos amistosos. Uno también es consciente de que al Burrito le pasó algo similar, con la diferencia que él sí jugó bien en la pretemporada, le hizo caso al técnico, fue titular en la mayoría de los partidos, y por todo lo que sabe de fútbol Tocalli, salió sorpresivamente del equipo titular para que entre Silva (ayer volvió a meter a este personaje cuando el partido estaba para una contra rápida, no para una lucha de sumo). Uno no se olvida tampoco de que se le pedía constantemente al equipo ser "un poquito" más ofensivos, ser "un poco más Vélez", dejar de pensar en el rival, y empezar a pensar más en nosotros. Se hizo y se ganó. ¿Tan difícil era?.

sábado, agosto 30, 2008

El contrato de Jonás

Vélez, finalmente, parecería que se está cansando de que lo tomen por bobo. Por consiguiente, su presidente, Álvaro Balestrini, y a raíz de las declaraciones del mandamás de la AFA, Julio Humberto Grondona, publicó en el sitio oficial el famoso contrato del que constantemente se habla, pero que no se había visto hasta ahora. A continuación, las imágenes:

jueves, agosto 28, 2008

Al Galgo lo habilitaron


Hubo novedades de último momento en el caso Jonás Gutiérrez. Anoche, en la reunión de Comité Ejecutivo de la AFA, se decidió habilitar al volante para que sea convocado por Alfio Basile de cara a la doble fecha de Eliminatorias, el 6/9 ante Paraguay y el 10/9 contra Perú. Y todo indica que el Coco llamará al jugador del Newcastle, ya que le rindió frente a Brasil y en el último amistoso con Bielorrusia. El Galgo está en conflicto con Vélez, porque el club reclama que se fue del Mallorca al fútbol inglés sin reconocer un contrato que tenía hasta el 2009 con la institución de Liniers.

El tema es que hace una semana, con Grondona en China, la AFA había aceptado provisoriamente el pedido de Vélez para que Jonás no fuera citado a la Selección. Ahora, con el regreso de Don Julio, cambió el panorama y Basile tiene el visto bueno para tenerlo a partir de la semana que viene, siempre y cuando el Newcastle no se niegue a cederlo (no está obligado porque se trataría de un llamado fuera del plazo).

¿Y qué dicen en Vélez? "Estamos muy molestos, pero esto demuestra que a la AFA le importan un cuerno los clubes argentinos. Si esto pasaba con Boca o River, y hasta me animo a decir que con Arsenal, se resolvía de otra manera", le dijo Alvaro Balestrini, presidente de Vélez, a Olé.

lunes, agosto 25, 2008

Liniers, macanudo…


Ingenuo, bondadoso, tierno, servicial. Así es el todavía Vélez de Tocalli. Sin sorpresas y con un gran corazón. El que busca encuentra y el que quiere se lo lleva. Tigre un empate, Independiente otro. Argentinos un poquito más. La mística velezana, y el equipo respetado de hace ya un buen tiempo, cada vez se recuerda menos y la paciencia parece no tener demasiado margen de tolerancia.

Con un Silva entre los suplentes haciendo las veces de chivo expiatorio, El Fortín saltó a la cancha. No cuando quiso Beligoy, sino en el momento en el que la tele lo dispuso; comenzó un fastidioso y no menos aburrido encuentro entre un equipo que no proponía mucho fútbol y otro que de alguna manera u otra intentaba copiarlo. Léase Vélez – Tigre, o al revés. Da igual.

Ya en los primeros minutos un palo salvaba al Matador de Victoria, mientras varios contaban los palos que comenzaba a valer la desfachatez de Cristaldo. Destacadas las ganas de Cubero, y no mucho más que eso. Un Tobio que justificaba el trámite dos veinticinco en cada pelota dividida, y un Cabrera que sorpresivamente se contagiaba de la irregularidad del resto.

Con la omisión de un claro penal y varios agarrones dudosos se extinguía el primer tiempo. Los de la V azulada conformaban al técnico al punto tal de no presentar modificaciones para los últimos cuarenta y cinco.

Mientras la platea comenzaba a solicitar una entrega equivalente a los honorarios mensuales de muchos, Vélez llegaba al primero. Con justicia, pero sin sobrarle nada quebraba la resistencia de Islas y se adueñaba, en teoría, de un partido bisagra para la continuidad del entrenador.

Haciéndole honor al corto tiempo de duración de todo lo bueno, y casualmente o no, por la punta de Papa llegó la igualdad. Centro al primer palo de un Montoya mal posicionado y a cobrar. Así terminó la historia: Uno a uno final. Poco sirvieron los ingresos de Martínez y Bella, que si bien intentaron en pocos minutos lo que la mayoría de sus pares no hicieron en todo el partido; sus ganas resultaron insuficientes para vencer a un puntero devaluado que se llevó de Liniers lo poco que fue a buscar.

El peor resultado, para muchos, marcó la continuidad momentánea de un Tocalli que, según él, entiende al hincha pero no hace demasiado para darle el famoso golpe de timón a un equipo que hace rato perdió la brújula. Que los tiempos modernos le den la oportunidad al ganador del Gran DT de calzarse el buzo. No es poca cosa. Que demuestre cuanto sabe de fútbol. Por ahora el equipo de Liniers, sin ser el peor, continúa siendo uno de los buenos que cierran la tabla. Macanudo…

domingo, agosto 24, 2008

La historia de nunca acabar


Cuando a la suerte no la ayudás, ésta te da la espalda. Algo parecido está pasando con Vélez. Por la tercera fecha del torneo Apertura 2008, el Fortín igualó 1-1 con el Tigre de Diego Cagna, en un encuentro malo, pero que sin dudas mereció ganarlo el equipo de Hugo Tocalli. Sin ser abrumadoramente superiores (tampoco nos ilusionemos, muchachos, eso ya es un milagro) los de la V azulada supieron crear más peligro en ataque y supieron llegar 2 o 3 veces como para liquidar el encuentro, pero el poste en una ocasión, y la impericia de López en otra, terminó por justificando un 1-1, que llegó para los visitantes de la mano de un centro increíble.

Algo está pasando en Vélez. Parecería ser que estamos viviendo un flashback hacia el pasado, con escala en la etapa de Ricardo Lavolpe en el Fortín. Al principio no teníamos suerte, después nos dimos cuenta de que el problema era el argento-mexicano. Ahora las cosas están dadas a la inversa: sabemos que Tocalli no es el técnico para Vélez (¿a alguien le queda alguna duda?) y encima, como si fuera un castigo divino, no tenemos ni un poco de esa suerte de la que gozamos el torneo anterior, donde jugábamos siempre mal, pero en varias ocasiones nos llevábamos los triunfos. ¡Si ayer hasta lo podríamos haber perdido! Por suerte para Huguito, esto no pasó (no eran pocos los rumores que lo veían fuera de Vélez) pero lo cierto es que esto no puede seguir así. Escuchando excusas de todos, sin triunfos, sin juego, y sin resultados, fundamentalmente. Acá el técnico pidió, y los dirigentes trajeron (recordar Lavolpe). Si no hay resultados, es porque hubo un mal trabajo del DT (si quieren, agregenle mala suerte, aunque no creo en la misma). Si hay un mal trabajo del DT...

Ojalá Vélez remonte y volvamos a ser ese equipo que inspiraba respeto, y el que se llevaba por delante a los rivales. Ojalá seamos más grandes cada día y lo demostremos en la cancha, saliendo a ganar siempre y donde sea. Ojalá...

miércoles, agosto 20, 2008

Jonás no podrá jugar más en la Selección


Hace ya varios días, la gente de la Comisión Directiva velezana envió una petición formal a la AFA para que eviten convocar a Jonás Gutiérrez a participar de encuentros con la Selección Nacional hasta tanto y en cuando el jugador arregle su situación contractual con Vélez. Finalmente, y luego de varias deliberaciones, el organismo de la Asociación del Fútbol Argentino hizo lugar a este pedido y, haciendo caso al pedido de Vélez, el jugador mencionado no será citado para los posteriores encuentros pertenecientes a las Eliminatorias Sudamericanas, como así también de encuentros amistosos que dispute la Selección.

Es un paso pequeño pero un paso al fin en un tema escabroso por demás. Vélez nunca fue partidario de "cortarle la carrera" a sus jugadores, pero con tipos mercenarios es imposible lidiar. Acá no se trata de que a Jonás no lo querían vender o alguna locura por el estilo: acá se trata de una "avivada" de la famosa madre (otra que la del Pipino Cuevas) que no contenta con quedarse con el 15% de la posible transferencia, esperó hasta ver la chance y considerar "libre" a su hijo, para quedarse con el total del dinero del pase. Argentino tenía que ser...

martes, agosto 19, 2008

No va más...


Punto y aparte. El fútbol jugó a la lógica y dejó momentáneamente sin ilusiones al hincha velezano que no duda en renovar sus esperanzas sábado tras sábado. Un técnico demasiado chico al frente de un club demasiado grande aleja a Vélez de los puestos de vanguardia a tan solo dos fechas del arranque de la única ilusión en disputa. Se sabía que podía ocurrir: Los milagros suceden cuando se los ayuda, y con el equipo de Hugo Tocalli no colaboran ni los propios jugadores. Modestia aparte, yo te avisé, decían Vicentico y compañía por los pasillos del Amalfitani.

Sin una mentalidad definida viajó El Fortín a La Paternal. Inseguro, lleno de dudas, aunque también con algunas certezas. No solo sabiendo que la obligación por la que se le retribuye una importante suma de dinero dura noventa y pico de minutos, sino principalmente conociendo de antemano las cortas dimensiones del cajón de Boyacá.

Las sorpresas, bien gracias. Tal vez, un primer tiempo sin goles. Esa fue la única. El resto; más de lo mismo. Copiar y pegar aquel gol calcado del último enfrentamiento entre ambos equipos. Centro al área casi desde el círculo central, y cabezazo al segundo palo de Montoya. Con una defensa que no marca ni la mitad de lo poco que juega, y con un entrenador que tropieza dos, tres y miles de veces con la misma piedra.

¿Era evidente?, faltaba más. El maldito instinto gregario del pibe Tobio dejó en posición adelantada la falta de buenos ejemplos. Por aprender de Lima y Uglessich, entre otros, debió abandonar la cancha antes de tiempo.

Si bien los ingresos de Cristaldo y Martínez fueron relativamente importantes, poco sirvieron a la hora de las estadísticas. Sesenta minutos tardó Tocalli en darse cuenta que ninguno de los dos delanteros titulares estaban a la altura de las circunstancias, y más de seis meses tardó algún que otro dirigente en la platea de Argentinos en convencerse que el ex ayudante de Pekerman no era el tipo que Vélez necesitaba para reemplazar a un polémico y no más extraño Bigotón.

A lo mejor no fue tanta la diferencia. Probablemente no la haya sido. Sin embargo los resultados mandan y en definitiva reflejan el trabajo de un grupo tímido que parece no levantar cabeza. No solo la autocrítica continúa sin aparecer por Liniers, sino que se le miente constantemente a la gente en cada declaración. Además de cuatro goles, faltó patear al arco, marcar, correr, jugar, meter, y hacer todo lo que hizo un vapuleado Bichito que venía de ser goleado en Sarandí.

La ruleta velezana anuncia un esperado y triste final. La globalización del fútbol acorta los plazos y la falta de respuestas colabora con la causa. Que no sea tarde. Por lo pronto, se viene el puntero. No va más…

lunes, agosto 18, 2008

Puntajes: AAAJ - Velez

La durísima derrota sufrida por el equipo en la segunda fecha nos dejo actuaciones irregulares de la mayoría de los jugadores. Aquí los puntajes:

Germán Montoya (4): No fue el culpable directo de ninguno de los goles, pero tampoco sacó ninguna difícil. A un arquero al que le hicieron 4 goles no se le puede que cumplió.

Gastón Diaz (5): Hizo un buen primer tiempo, con buenas proyecciones y sin descuidar su carril defensivo. En el segundo tiempo entró en el descontrol generalizado y no atacó ni defendió. Fue reemplazado.

Fernando Tobio (3): Venia de hacer un excelente partido contra Indepte e hizo un buen primer tiempo, muy seguro para cortar cualquier intento de avance. En el segundo tiempo, primero es el que pierde con Scotti en el primer gol de Argentinos y después tiene su minuto fatídico cuando golpea a Hauche sin pelota, dejando al equipo con uno menos y un penal en contra.

Mariano Uglessich (4): Alternó buenas y malas en el primer tiempo, en el segundo alterno malas y pésimas. Regaló el 4° gol.

Emiliano Papa (5): Como siempre, bien en ataque y flojo en defensa. Luego de la expulsión de Tobio terminó jugando practicamente de Stopper, posición que no lo favorece en lo más mínimo. Le puso ganas.

Nicolás Cabrera (7): Excelente primer tiempo en el que solo fallo en la puntada final, ganó cada vez que se lo propuso por su sector. En el complemento, bajó el rendimiento como todo el equipo pero siguió siendo uno de los únicos que la pedían e iban para adelante.

Leandro Somoza (5): Luchó, trató de jugar y ganó muchas en el medio, pero en el segundo tiempo se vio superado.

Fabián Cubero (6): Muy bien de doble cinco, haciendo todos los relevos y prolijo con la pelota. Luego de la expulsión de Tobio, pasó a jugar en el fondo y si Argentinos no convirtió más, fue gracias a él.

Victor Zapata (4): De correcto primer periodo, desapareció en el complemento. No marcó, no atacó, no pegó, no corrió .... intrascendente.

Hernán R. Lopez (5): En el primer tiempo inquietó con un par de cabezazos que se fueron por poco y en una dejó a Silva mano a mano con el arquero. Con la pelota sabe, pero juega con el freno de manos puesto.

Santiago Silva (3): Un desastre. Pierde pelotas, erra goles, las que quiere parar le rebotan, no pivotea, choca permanentemente.... creo que le estoy regalando 1 punto.

Juan Manuel Martinez (5): Entró con el partido 0-1 y luego de los 10 minutos fatales fue de los que más intentó. Metió un buen desborde en el gol de Velez.

Jonathan Cristaldo (6): entró con el partido 0-3. Hizo el gol del descuento con una gran definición. Se nota que es distinto, pero con ese resultado en contra poco pudo hacer.

Ivan Bella (-): Jugó 10 minutos. Poco pudo hacer.

Hugo Tocalli (Mal): Sigue empecinado en jugar con Silva y Lopez adelante. No cambió lo que estaba mal para el segundo tiempo y no tuvo respuestas para desde el banco ayudar a revertir el resultado, no supo rearmar el equipo después de la expulsión. No arriesga nunca, hasta que va perdiendo feo. Puso muy tarde a Cristaldo.

domingo, agosto 17, 2008

Argentinos 4 - Vélez 1: más de lo mismo


Ver a Vélez es como volver siempre a lo mismo: la misma falta de ideas, la misma falta de lucidez, la misma falta de capacidad de los mismos jugadores de siempre (aunque ahora se le agregan refuerzos también a este ítem) la misma falta de visión del técnico, la misma falta de valentía, en fin, es ver más de lo mismo.

En el día de ayer, el Fortín cayó, por 4-1, ante Argentinos Juniors, en la Paternal. A priori, el resultado puede parecer abultado, pero los que convirtieron fueron ellos, no nosotros. ¿Y por qué lo justificaron? Ahí ya tendrían que preguntárselo a Tocalli. Uno intenta no ensañarse con jugadores y tampoco con técnicos, pero hay momentos en que es IMPOSIBLE. Vas hasta La Paternal, pagás la entrada, esperás a tu equipo, y ves que el tipo que tiene que "dirigir técnica y tácticamente" a tu equipo tiene 1 o 2 planes de juego, y que en los mismos nunca se incluye jugar al fútbol. Tocalli actualmente tiene 2 variantes para encarar los partidos: tirar 2.000 ponchazos por partido y rogar que uno entre, o bien acumular gente en ataque sin posiciones fijas, descompensando el fondo. Ni qué hablar si, de casualidad, el equipo se pone en ventaja: aferrate bien al travesaño y que Dios nos salve a todos. Esto, para un club como Vélez, sencillamente no es justo. No es justo ver a tu equipo atacando con Zapata, Papa y Silva. No es justo ver a Somoza jugando de 10 porque el técnico se lo pide. No es justo ver como se paga una barbaridad por López y el tipo se come goles hechos, y no se inmuta. No es justo ver a Cristaldo en el banco, desfalleciendo (?) por entrar y patear un poco el tablero. No es justo ver que nuestro arquero no se haga dueño del área chica en los centros. No es justo.

En el partido de ayer, fallaron varias cosas, y justamente, no fue sólo por la "falta de puntería", como argumenta nuestro DT, que Vélez se comió 4. Me rompe soberanamente las pelotas que un tipo que se dice tan serio y que entiende tanto de fútbol se haga el tonto, y no diga que él tuvo errores en los dos primeros partidos del campeonato. Que él tuvo incidencia para que Vélez no pudise ganar ninguno. Ayer fue muy clarito y él mismo se dejó en evidencia: la gente pidió todo el primer tiempo el cambio de Cristaldo por el ¿Tanque? Silva. Tocalli, fiel a su estilo de "no exponer a sus jugadores", no cambió nada. Comenzó el segundo tiempo, la situación siguió igual (la gente pidiendo, Tocalli ignorando) hasta el gol de Argentinos. Ahí el ex DT de las juveniles reaccionó y lo mandó a la cancha al pibe. ¿Esto no es un error de Tocalli o yo estoy loco? Después, ve que Zapata está liquidado físicamente (bah, lo normal, como siempre) y lo saca cuando está por terminar el partido. ¿Esto no es un error de Tocalli? Silva y Zapata son titulares en Vélez. ¿Esto no es un error de Tocalli? La creación del fútbol en Vélez está a cargo de Somoza, Cubero, Cabrera y Zapata. ¿Esto no es un error de Tocalli?.

Sinceramente, estoy cansado. Estoy cansado y resignado. Porque no veo otro futuro con este DT. No veo la posibilidad de que se ilumine y empiece a hacer las cosas lógicas, y no las políticamente correctas. Yo comprendo que dejar fuera del equipo a tipos como Ugglesich, Zapata o Silva te pueda traer bastantes problemas internos en el plantel, y el miedo a una posterior camarilla. Pero hay veces que es NECESARIO. Yo comprendo que tengas miedo a salir a ganar, y terminar perdiendo los partidos, y tal vez tu trabajo, pero ¡para eso te contrataron! No nos pueden seguir mintiendo, y hacernos acordar a Lavolpe, cada vez que pierde el equipo: "falló la puntería", "no estuvimos finos", "el equipo jugó con actitud", "faltó la puntada final". Pero dejame de joder! De qué puntada final me hablan, si la verdad es que Vélez ayer llegó 3 o 4 veces sólo porque estaba jugando en la cancha de Argentinos Juniors, un duplex de 2x2, en el cual desde el saque del arco podés crear una situación de gol.

Así estamos. Y si no empieza a mirar para adentro, así vamos a seguir...

lunes, agosto 11, 2008

Puntajes

El partido ante Independiente de esta primera fecha dejó los siguientes puntajes:
Montoya (6): si bien no tuvo mucha incidencia en el encuentro, en las pocas en las cuales tuvo que responder, lo hizo. Igualmente, hay que ser justos y recordar que salió con el puño muy desubicado en una jugada en la cual Herrón terminó tirándola afuera.
G. Díaz (4): probablemente sorprenda el puntaje, pero si bien tiene unas condiciones enormes, el lateral derecho de Vélez se proyectó demasiado pero sin criterio, y en la faz defensiva dejó mucho que desear, dejando importantes huecos a sus espaldas.
M. Ugglesich (6): cumplió una labor discreta pero buena. Rechazó bastante de arriba, salió a cortar bien adelante, y cuando Cubero lo perdió, él fue el encargado de tomar a Montenegro bien adelante. Rindió.
Tobio (7): una de las figuras silenciosas del partido. Si bien nunca va a lograr tener la prensa que tienen otros solo por nombre en el plantel, el pibe cada día demuestra más que la tiene clara en su puesto, y que la falta de experiencia la suple con condiciones. Maniató siempre a Núñez, y se le plantó cuando éste le tiró la bronca. Tiene futuro de Selección.
E. Papa (7): otro que tuvo una muy buena labor. En el primer tiempo se dedicó fundamentalmente a la marca, haciendo los relevos y no perdiendo casi nunca en un aspecto en el cual no se destaca, como lo es el cabezazo. Metió, corrió y también fue salida por su lateral, con la gran pegada para tirar punzantes centros. En el segundo tiempo bajó un poco la intensidad, pero también fue bueno lo suyo. Otro Papa en Liniers.
N. Cabrera (7): gran partido del ex Gimnasia de la Plata, que demostró que no es un "Sena" cualquiera (como muchos querían denigrarlo). Sabe con la pelota, y lo demostró pisándola y encarando a los laterales rivales. En el primer tiempo fue la gran salida de Vélez, y en el segundo, si bien mermó un poco en lo físico, tenía para dar un poco más, pero Tocalli hizo lo políticamente correcto, y en lugar de sacar a Zapata, lo sacó a él.
L. Somoza (5): contradiciendo a varias opiniones en la cancha, me parece que el ex Villarreal tuvo un partido con mucho contacto con la pelota, y con mucho quite, pero que, en cuanto a errores y en cuanto a aciertos, se niveló. En la recuperación estuvo casi que impecable, podríamos decir, pero los problemas vinieron cuando tuvo que manejar la bocha. Sus características no le permiten ser un tipo que haga jugar a sus compañeros, y cuando quiso hacer alguna jugada que excedía sus capacidades técnicas, se notó. Si bien le falta "timming", se nota que cuando agarre ritmo, va a volver a ser el "León" que todos queremos ver.
F. Cubero (6): otro que gustó bastante. Debido a su función en el campo, no se destacó para los flashes ni para la tribuna, pero metió en todos los sectores del campo, corrió a Montenegro a todos lados, y hasta rindió de 4. Es un jugador fundamental para hablar con los rivales y con el árbitro (ej: la jugada en la cual Independiente no devolvió la pelota, fue el primero que se le plantó a Sosa y a Herrón) y para arengar a sus compañeros. Derrocha actitud, y ya es uno de los emblemas del equipo.
V. Zapata (5): un híbrido. Nunca lo vamos a ver tirándose al piso, como tampoco lo vamos a ver haciendo cosas lindas con la pelota. No marca y no genera fútbol. Dilapidó 2 chances claritas de gol (una pelota en el primer tiempo pasada, y un cabezazo increíble en el segundo) y no se compromete sobre todo en la tarea de recuperación; fíjense, se cierra muchísimo para no tener que marcar al rival que le toque. Es triste ver un tipo así con la "V" azulada.
H. López (5): empezó muy lento, con imprecisión, pero se fue acomodando, y demostró que con la pelota sabe. El tema pasa por su falta de velocidad y por la poca sapiencia para definir bien las que tuvo. Habrá que verlo más...
S. Silva (3): es triste. Es realmente triste que Vélez tenga un tipo que no sabe que hacer con la pelota en los pies. A veces pareciera ser que tiene un freno de mano invisible en su cuerpo...
I. Bella (6): le dió mucha movilidad al equipo, y encaró muchísimo, sobre todo cuando le tocó estar por el lado que más le gusta, explotando su perfil izquierdo. Darle continuidad es lo mejor que Tocalli puede hacer.
Cristaldo (-): en el poco tiempo que estuvo encaró y molestó. Un centro suyo casi se convierte en gol. Eso sí, se perdió un gol increíble, cabeceando con el techo de la cabeza.
D. Ocampo (4): le falta la velocidad que supo tener. No sé por qué será, pero no es el Ocampo que prometía. Le falta fibra, le falta velocidad, le falta piernas, le falta...
Hugo Tocalli (4): se llenó la boca hablando antes del partido con que iba a salir a ganar el partido, y que quería un Vélez ofensivo. No lo demostró. Para colmo, se equivocó muchísimo en los cambios, haciendo todo al revés. Cada día tiene menos crédito...

Igualito a su dueño


Como los perros, dicen. Si las cosas tienden a mimetizarse con sus amos, este renovado Vélez de Tocalli no es casualmente la excepción que justifica la regla.

Para muchos, el destino decidió afortunadamente poner en el camino de la primera fecha a un Independiente de Borghi en formación y Copa Sudamericana. Otros, llegado el momento de elegir, hubieran preferido algún otro equipo un tanto más débil.

El show de luces y fuegos artificiales, además de exhibir en el aire la venta del Pichi Escudero, entre otras cosas, sirvió para avisarle a la multitud velezana que los nuevos refuerzos y compañía estaban por salir a escena. Recibimiento histórico para agendar en la memoria, y a su vez hacerles saber a quienes correspondan que no pasó por la categoría de las incorporaciones sino por el amor a la camiseta, y que seguramente si once no videntes se calzaban la V azulada, la ovación era muy parecida.

A los regresos de Leandro Somoza y Fabián Cubero se le sumaron las no menores vueltas de Juan Manuel Martínez, Emiliano Papa, y Marco Torsiglieri. Críticas constructivas por la originalidad velezana al momento de reforzarse, no pasaron por alto en los pasillos del club e hicieron contratar los servicios del uruguayo López, a priori un desconocido; Nico Cabrera, un volante con más llegada que gol; y Marcelo Barovero, un suplente de lujo con capacidades no muy distintas a las Cacace.

Del partido no mucho. Más ganas que ideas a lo largo de los noventa minutos, y si bien el dilatado ingreso del Churri Cristaldo sirvió en parte para penetrar la resistencia visitante, no logró quebrar el marcador.

Un Vélez prolijo defensivamente no dejaba jugar, pero tampoco ofendía demasiado la reputación rival. La extraña ausencia del Burrito, y el posterior no ingreso del goleador de la pretemporada llamaba la atención, y aún más si se lo veía a Silva perder pelotas al por mayor entre los defensores rojos.

Las buenas tareas de Papa, y Cabrera les daba oxígeno a los hombres de Tocalli, quien sorpresivamente o no, desde el corralito frenaba la iniciativa de Gastón Díaz de pasar constantemente al ataque. Un Zapata en levantada obligaba a soñar a gran parte de gente que aún confía en que levante su nivel, y en definitiva juegue por lo que realmente se lo pagó.

Así deambuló Vélez por el Teatro Colón de los estadios argentinos. Igualito a su dueño. Tal como lo refleja su entrenador. De manera tímida, sin llamar demasiado la atención. No faltó solamente el gol, como él mismo anunció en conferencia de prensa. Faltaron muchísimas cosas más, entre ellas la autocrítica. El equipo de Junio, ahora de Agosto, debutó sin pena ni gloria, y los plazos de la modernidad ya no dejan demasiado margen para el error.

Tibiamente aplaudido se retiró del campo de juego un conjunto buenudo que sigue creyendo que empató simplemente porque no le cobraron dos extraños penales. Lastimar más, respetar menos a los rivales y entender que esto recién empieza son las ideas principales si se tiene como objetivo pelear el único campeonato en disputa.

domingo, agosto 10, 2008

Fecha 1 - El Semáforo del Equipo




Pasada la primera presentación del equipo de Tocalli en el campeonato hago un análisis de lo que mostraron en el partido y de lo que faltó para ganarle a Independiente.

Para no pecar de negativo, voy a empezar por lo que a mi entender fue lo mejor de Velez en el partido del sábado por la noche en el Amalfitani.


VERDE


- La actitud positiva del equipo, a diferencia del campeonato pasado, Velez se plantó en la cancha y trató de imponer su juego.

- El intento de salir jugando casi siempre, utilizando los laterales como salida e intentando hacer circular la pelota.

- La buena labor en la recuperación de los dos volantes centrales.

- El muy buen desempeño de algunos jugadores: Cabrera, Tobio, Cubero, Somoza y Papa.


AMARILLO


- Para prestarle atención, cuando el equipo pierde la pelota, muchas veces queda mal parado. Se dió principalmente en el primer tiempo.

- Si bien la circulación de pelota fue buena, el equipo carece de profundidad. Ante una defensa bien plantada le cuesta una enormidad crear peligro.

- Por el lado izquierdo, Zapata va mucho para adelante pero baja poco. Esto descompensa un poco la defensa sumado a que Papa no se destaca mucho en la marca.

- El desempeño irregular de algunos jugadores que alternaron buenas y malas: Diaz, Uglessich, Zapata(mal primer tiempo, bien en el segundo) y Lopez.


ROJO


- Los cambios de Tocalli. Sacó al mejor jugador del equipo para poner a un pibe y despues saca al delantero que mejor jugaba dejando en cancha al peor jugador de la cancha.

- El técnico no se anima a arriesgar para tratar de ganar el partido. Sus cambios son puesto por puesto.

- El flojisimo partido de Santiago Silva. Se la pasó chocando contra los defensores y perdiendo pelotas. Hizo una sola bien en el final del primer tiempo, devolviendole una pared a Lopez dentro del área.


Esto recién empieza, el equipo dió muestras de una notable mejoria respecto al campeonato pasado. Para mi el balance del primer partido es positivo, pero con varias cosas por mejorar, la principal es generar mas jugadas de peligro.


Vélez 0 - Independiente 0: Empate con sabor a nada


Finalmente, había llegado el día: volvía el fútbol al José Amalfitani, volvía Vélez. Con un equipo renovado, con refuerzos, con pibes y hombres de la casa, con la hinchada, con todo esto, el Fortín empezaba un nuevo campeonato, con la posterior ilusión que siempre acompaña al hincha velezano. Del otro lado se presentaba el difícil y glamoroso equipo del "Bichi" Borghi, tan ponderado por la prensa debido a su buena actuación ante Estudiantes por la Sudamericana entre semana, y por su, teóricamente, actitud ofensiva. Dos estilos diferentes se enfrentaban: de un lado la garra, el meter y meter, y el no dar una pelota por perdida, y del otro el buen pie. Sin embargo, ninguno pudo imponerse, y en una fresca noche de agosto, el partido terminó igualado en cero.

Como ya los tenemos acostumbrados, no creemos necesario hacer un resumen del partido, pero sí comentar algunos hecho puntuales de cómo jugó Vélez. Tocalli dispuso un 4-4-2 clásico, con la premisa de lograr constituir sendos tándems por ambas bandas (Díaz - Cabrera, Papa - Zapata) y entrar al arco rival fundamentalmente por afuera, y específicamente mediante el recurso del centro para los dos grandotes de arriba. Si somos objetivos, Vélez jugó a lo que quería Tocalli. Sin embargo, el juicio de valor que se plantea sobre esta disposición táctica y esta forma de ver el juego que quiere Tocalli es si surtirá efecto en reiteradas ocasiones. Ayer, por lo menos, Vélez no tuvo punch en la ofensiva, exceptuando los minutos finales, con más espacios, más cansancio y sobre todo la presencia de Cristaldo, que desniveló claramente por el sector derecho. Ayer Vélez jugó lisa y llanamente a "tirar centros" sin jugar tanto al pelotazo, un mal recurrente en el pasado Clausura. Esta vez, intentó generar juego asociado por los costados y llegar al fondo para poder tirar un centro que pudiesen conectar alguno de los dos delanteros (de floja actuación ambos). ¿Esta es la forma de jugar que le gusta al hincha velezano? Seguro que no, pero como dice el dicho, "es lo que hay".
En cuanto al primer tiempo, hay que decir que fueron realmente notables las actuaciones de Papa por el sector izquierdo, Tobio en la zaga central, y Cabrera por el sector derecho. En el caso del ex Central, siempre manejó la pelota con criterio, no la revoleó, no se mostró nervioso, cuando tuvo que saltar, saltó con ganas y ganó el 90% de las veces arriba, y como yapa, era un arma en la ofensiva importante. En cuanto al juvenil central Tobio, vale destacar una vez más la personalidad y la experiencia que parecería tener un pibe con menos de 20 partidos en Primera. No se pone nunca nervioso, cuando tiene que jugar juega, y cuando la tiene que revolear, la revolea. Y por último, la actuación de Cabrera, quién fue un tractorcito en el primer tiempo, yendo y viniendo, y desnivelando sobre todo en el sector ofensivo, tocando y yendo a buscar, y metiendo punzantes centros. En otro orden de cosas, Cubero y Somoza lograron generar un buen circuito en el medio, cortando la mayoría de los intentos del rival. Sin embargo, hay que decir que Somoza quedó muy mal parado en varias ocasiones, luego de que, por falta de timming tal vez, saliera a cortar demasiado arriba, y quedara desacomodado para volver a ocupar su posición. A su vez, el ex Villarreal, a mi gusto, intentó jugar demasiado con la pelota en los pies, y cumplir una función de armador de juego que no es natural en él. Por parte del "Poroto", hizo lo que se le pidió: siguió a Montenegro a todos lados, no lo dejó darse vuelta, lo molestó, y cuando recuperaba la bocha, la entregaba rápido y simple.

La actuación general de Vélez en ese primer tiempo fue buena, sin ser avasallante. Los intentos más claros vinieron por la derecha con Cabrera, y por la izquierda con Papa. Sin embargo, a mi entender hay 2 jugadores que limitaron muchísimo al Fortín: Zapata y Silva. Uno por carente de emociones, y el otro sencillamente por falta de recursos técnicos, pararon al equipo en cada intento ofensivo, y complicaron la definición de las jugadas. Hay que hacer urgente algo con el ex River, que no se compromete con ningún jugador rival, y no marca ni juega. Es grave que en Vélez se sigan poniendo jugadores de titulares solo por haber puesto plata en ellos.

En el segundo tiempo, Vélez se quedó un poco (también lo hizo Independiente) y le costó en los primeros minutos llegar más al arco rival. Sin embargo, con el transcurso del periodo, Vélez se fue llevando por delante al Rojo, y prácticamente el visitante no tuvo la pelota en todos los segundos 45 minutos. Fue vital la entrada de Cristaldo, para abrir la cancha y para aportarle frescura al equipo. No así la entrada de Ocampo, que no desniveló, perdió en la mayoría de las que tuvo, y sigue demostrando un estado físico deplorable. Si bien se intentó por todos lados, nunca se lo hizo con claridad, y por eso Vélez no pudo convertir.


En líneas generales, el equipo no jugó mal, pero para ser más excactos, habría que dividir el partido en 2 para el Fortín: en la parte ofensiva, y en la parte defensiva. En la parte ofensiva, Vélez sacó un reprobado, ya que más que alguna de López o alguna de Zapata, no se llegó en forma clara al arco rival. En la parte defensiva, Vélez, salvo en el segundo tiempo luego del mal cambio sacando a Díaz y moviendo a Cubero al lateral (y dejando de esta manera libre a Montenegro) hizo un partido bueno. No dejó lucirse al rival, y metió cuando había que meter.
En síntesis, esperemos que Vélez elabore un poco más las jugadas en ataque, que se labure en la semana, que se intenten cosas nuevas y que no se limite todo a un cabezazo salvador o un rebote milagroso.

Para destacar:
lo mal que hizo Tocalli los cambios. Por un lado, sacó al pibe Díaz (de no muy buena labor, es cierto) y puso a Ocampo, mandando así a Cubero a cumplir el rol de lateral derecho. Al hacer esto, tiró por la borda el buen laburo que había hecho el Poroto conteniendo a Montenegro y no dejándolo armar juego, estándole encima. Por unos 10 o 15 minutos, el jugador de Independiente quedó libre y podría haber armado desastres. Todo un error táctico de Huguito. Por otro lado, sacó a los jugadores que no tenía que sacar (Cabrera y López) y no sacó a los que sí tenía que sacar (Zapata - Silva). ¿Miedo? Tal vez. Lo cierto es que el pibe Bella es ZURDO y necesita jugar por el costado izquierdo como lo hizo en el final del partido, con Vélez ya jugado. Cuando se hacen los cambios condicionados desde arriba, es complicado...

jueves, agosto 07, 2008

El dilema moral de Waldini


Todo estamos enterados de lo que sucedió en los últimos encuentros de pretemporada, donde Waldo Ponce, con sendos errores ante Colón primero, y ante Lanús después (en éste partido, equivocándose 3 veces consecutivas) abusó de la confianza que se tiene en los pies, y regaló goles al conjunto rival. Ante esto, Hugo Tocalli se enfureció (?) en su momento, lo sacó, y ahora mantiene esa posición, dejando a Tobio junto a Ugglesich en la formación titular para el próximo sabado ante Independiente. Ahora, yo me hago dos preguntas: ¿Debía Ponce seguir a pesar de los errores? Y por otro lado: ¿Cual debería ser la dupla titular?.

La primera pregunta, a mi gusto, es la más controvertida y la más subjetiva, al fin y al cabo. Las decisiones en el fútbol muchas veces se traducen en apuestas, algunas más osadas (el River de Simeone) otras más austeras (el Arsenal de Alfaro). En este caso, la apuesta que debía hacer o no Tocalli es privilegiar al buen juego por el piso, dándole más fútbol al equipo desde atrás, y no saliendo al pelotazo loco (?) como suele hacerlo Ugglesich, frente al riesgo de, en un error infantil o inocente, terminar con un gol en el propio arco. La decisión de Tocalli fue clarita: no quiere errores. Como dijimos antes, esto no es algo necesariamente para reprocharle, porque él es el técnico, él lo ve jugar a Waldo más que nosotros durante toda la semana, y sólo él sabe que tan graves pueden ser sus errores. Como una opinión estrictamente personal, pedirle a Waldo que la tire a la tribuna sólo por haber tenido varios errores, no parece muy lógico. Más bien, parece de aquel que está aterrado de perder, y no ilusionado o esperanzado por ganar. Es cierto, no le pidamos peras al olmo, y si esperamos que Tocalli salga a ganar algún partido como dice que va a hacer, o que salga a liquidar un partido estando en ventaja, podemos esperar esto sentados y con un buen café con leche en la mano, porque no va a llegar. Sabido es que la idea de Huguito es privilegiar el cero en el propio arco, por sobre los goles en el arco rival. Lo cierto es que la salida del chileno le saca fútbol a Vélez, y teóricamente le aporta más seguridad.

Ahora vamos con la segunda pregunta, más simple creo: actualmente 3 jugadores pelean cabeza a cabeza por el puesto de central en el primer equipo velezano. Estos son Ugglesich, Tobio y Ponce. El último fue descartado como titular en el partido que se viene ante Independiente, y la dupla central estará conformada por los dos primeros. Ahora, uno se pregunta: así como Ponce puede ser peligroso por intentar jugar al fútbol, ¿qué puede aportar un jugador como Ugglesich? Probablemente parezca reiterativo en mis conceptos para con este jugador surgido de las entrañas del club, y pareciese que tengo un problema personal con el mismo. Al contrario, como persona, me consta, es un gran pibe. Sin embargo, volvemos al eterno dilema: no podemos ponerlo en la Primera por ser buen pibe. En síntesis, Ugglesich ya ha dado todo lo que puede dar, ahora, ¿no es hora de poner a un pibe sin tanta experiencia pero con mucho futuro y condiciones, que no arriesga de más, como Tobio, junto a otro jugador que tiene experiencia de Selección, y tiene más "espalda" para equivocarse como Ponce? Combinar estos dos tipos de jugadores y estas dos formas diferentes de jugar en un mismo puesto puede ser extremadamente beneficioso para el Fortín. Si Tocalli no lo hace ahora, con el equipo que tiene, bien conformado, sólido, compacto, con un pacman en el medio que si te agarra te corta las piernas como Cubero y Somoza, brindándole seguridad a la línea de fondo: ¿cuando lo va a hacer?

Me parece que con Ponce se está tomando una decisión apresurada, no tanto por la justificación de su exclusión (que es válida y lógica por parte de Tocalli) sino por no entender que detrás de Ponce es como si no hubiera nadie (y no justamente lo digo por Tobio, pichón de crack). Cuando uno toma estas decisiones, tiene que examinar si tiene recambio o no: Ugglesich no es un recambio válido. Años en la Primera de Vélez lo demuestran.

domingo, agosto 03, 2008


Vélez Sarsfield cayó derrotado como visitante esta mañana ante Lanús por 1 a 0, en el último encuentro amistoso de esta pretemporada de invierno, esperando el inicio del Torneo Apertura de Primera División. El tanto granate fue convertido con una buena definición de talentoso volante Diego Valeri al final de la primera parte, tras una mala jugada en la salida del defensor Waldo Ponce. Sinceramente, no hay mucho qué decir del partido, más que el fastidio que nos causa a todos ver como Ponce se equivoca una y otra vez saliendo desde el fondo. Uno acepta que hay que salir jugando, prolijo, sin rifar la bola, pero Waldini excede cualquier límite. Hoy quiso gambetear a dos rivales saliendo desde el fondo! Habrá que corregirle eso, porque dejando eso de lado, el chileno es un GRAN central, y vale la pena tenerlo en el equipo titular. Por lo demás, Vélez jugó muy mal, ni parecido a algunos pasajes del partido contra Colón o contra Estudiantes. Lo bueno: en el campeonato se ven los pingos.