Seguir por mail a Blog Velez

miércoles, enero 31, 2007

Vélez 3 - Danubio 0


En un día tan esperado por los hinchas fortineros, que llegaron a la cancha llenos de ilusiones, Vélez logró un contundente triunfo por el repechaje de la Copa Libertadores ante Danubio (de Uruguay) por 3-0. Los goles los hicieron Maurito Zárate, Balvorín (debut y gol para el ex Gimnasia de Jujuy) y Maxi Pellegrino. Cómo se podía anticipar, se vió, por momentos, a un Vélez con muy buen toque, y durante todo el partido la constante fue la vocación ofensiva del Fortín, que aún con uno o dos goles arriba, siguió llendo a buscar.
Vélez presentaba el ya clásico 3-4-3, con los dos centrales bien abiertos, predispuestos a marcar pero también a jugar al fútbol; dos carrileros bien por afuera, que eran Papa y Méndez (de muy buena labor ambos); dos mediocampistas centrales, Bustos (mucho sacrificio) y Moreno y Fabianesi (de mal partido, errando dos goles imposibles); y tres delanteros netos, con Castromán por derecha (no se pudo ver casi nada del oriundo de Luján) Balvorín bien por el medio (buen partido del proveniente del Norte) y Mauro Zárate tirado un par de metros al costado en el primer tiempo, y luego casi como mediapunta en el segundo tiempo.
Sin muchas emociones, comenzó el partido en la tarde que se iba apagando lentamente en Liniers, y más allá de algún sacudón al principio, el primer tiempo fue absolutamente de Vélez. Con un Papa que pedía constantemente la pelota, y un Méndez que tiraba muy buenos cambios de frente, el Fortín logró replegar a Danubio a su campo. Así llegó el primer gol, con un pelotazo del mejicano para el ex Central, que paró la pelota, dejó pasar de largo a un defensor uruguayo, levantó la cabeza y tocó al medio para que el goleador del pasado campeonato, Maurito Zárate, pusiera el 1-0. Rápidamente, el gran juego por las bandas que proponía el Bigotón daba sus resultados, ya que el conjunto oriental se veía desorientado con las subidas de Papa y Méndez, que combinaban muy bien con los delanteros. Párrafo aparte merecería el casi-gol de Papa, que, de palomita y solo, estrelló la pelota contra el travesaño, en una posición inmejorable. Si bien el santafesino jugó un gran partido, la duda de “cuándo meterá un gol” empieza a crearse (?). Danubio se acercaba tibiamente, apenas con un intento de picarle la pelota a Sessa que se fue por arriba. Vélez siguió manejando la pelota, y tratando de ir continuamente hacia delante, presionando a los uruguayos e intentando ampliar la diferencia. Luego, Moreno y Fabianesi se perdió un muy buen centro, al no alcanzar a tocar la pelota con la punta del botín. No mucho más de este primer tiempo, en el que fue expulsado el delantero de Danubio, Hamilton Ricard, por doble amonestación.
Al principio del complemento, Vélez se puso 2-0, con una gran habilitación de Mauro para Balvorín, que no falló. Más tranquilidad para el conjunto de Lavolpe que se relajó un poco y dejó venir al conjunto uruguayo, aunque sin peligro. Nuevamente, Moreno se lo perdió abajo del arco, luego de un gran centro de una de las figuras de la cancha, Emiliano Papa. Danubio luego llegó un par de veces, las cuales despejó con gran calidad Gastón Sessa. Para terminar de liquidar el partido, Maurito se abrió por izquierda, metió el centro y Pellegrino decretó el 3-0. Partido liquidado, dedicación para Russo, y toque y toque de los pibes de Vélez.

domingo, enero 28, 2007

Papa reloaded


A todos nos sorprendió (y mucho) en este principio de año “futbolístico” para Vélez ver a un jugador en un notable nivel, luego de un segundo semestre del año tan pobre: Emiliano Papa.
Jugador resistido por casi toda la hinchada a final del campeonato pasado, había llegado a Vélez con gran banca de Miguel Angel Russo (técnico del Fortín por ese entonces) bajo sospechas de ciertos manejos turbios con la plata que se pagó por la totalidad de su pase (U$S 800.000). Existió siempre (y está casi confirmado) el rumor de que la plata pagada por este jugador se fue directamente a las arcas del actual DT de Boca Juniors, debido a una deuda que el club de Rosario tenía con el ex técnico de esa Institución. Lo que se dice “Vélez pagó la deuda de Central”. En fin, más allá de esto, Papa venía con antecedentes de tener una muy buena proyección en ataque como lateral-volante (el moderno “carrilero”) pero algunas falencias en cuanto a la marca se refería. Con toda la confianza de Russo, debutó 2 días después de haber desembarcado en Buenos Aires, con una tibia actuación (de él y de todo el equipo en general) ante Racing Club de Avellaneda, en el Viejo Gasómetro. Aquella tarde, de mucho frío y, sobre todo, mucho viento (una cancha sin codos...no es cancha) el resultado fue un gris 0-0, resultando ser uno de los partidos más aburridos del campeonato. Pasaron los partidos, y con el correr del tiempo, la gente de Vélez comenzó a notar cierta predisposición del ex Central a “sacar la patita”, como se dice comúnmente, al momento de trabar la pelota con el contrario. Esto generó cierto descontento y tanta confianza del entrenador se contraponía a la gran desconfianza en la gente. Finalmente, y con la llegada de las últimas fechas, Papa fue alternando su puesto con Escudero al comienzo, y con Broggi al final, sin ser un titular “indiscutido”.
Año nuevo, vida nueva dice un refrán. Y la verdad es que, para Emiliano, lo fue. Empezó el año de la mejor manera: con una gran actuación ante Belgrano, Papa pudo revertir la mala imagen (por lo menos, comenzar a hacerlo) que tenía en el Club Atlético Vélez Sarsfield. Con buenas diagonales y mucha labor en ataque (algunas dificultades a la hora de volver a marcar, propias de jugar con línea de 3) colaboró en el primer gol de Balvorín y siguió siendo, junto a Mauro, la figura desequilibrante en el partido. Ante Estudiantes, si bien no tuvo el mismo nivel, elaboró buenas jugadas y mostró carácter a la hora de ir a chocar contra los rivales (lo que le pedía la gente de Vélez, básicamente). En fin, esperemos que este sea el comienzo de un Papa agresivo, con ganas de ir hacia delante, peleando cada pelota como si fuera la última y tratando de ser aquel que alguna vez fue en Rosario Central.

lunes, enero 22, 2007

A brillar mi amor?


En un partido bastante aburrido, Vélez empató hoy 0-0 con Estudiantes de la Plata. En el segundo partido que disputó Vélez de este triangular cordobés, al equipo de Lavolpe no se lo vió tan punzante y preciso como ante Belgrano, y varias veces volvió a pagar en el fondo debido a su audacia ofensiva.
El primer tiempo comenzó con un Vélez que intentó llevarse por delante al conjunto dirigido por Diego Simeone (persona que dentro de poco tiempo será calificada como no grata en el Amalfitani, según lo que dicen los antecedentes) y lo logró en los primeros 15 minutos, hasta que el Pincha pudo asentarse dentro del campo de juego. El Fortín, de la mano de un Pappa endiablado ("como ha mejorado este muchacho" es el comentario más escuchado por estos días) y un Mauro que siempre intenta (aunque, sin temor a ser repetitivos, aburre con su individualidad a veces). Estudiantes, por su parte, llegaba con pelotazos largos de la mano del lungo Alayes, y con un Leandro Benítez en buen nivel. No hay demasiado que comentar de esta primera parte, que tuvo varias llegadas por el lado de Estudiantes (generalmente contragolpes generados por desatenciones en los jugadores velezanos) y alguna que otra para el Fortín.
En el segundo tiempo no varió demasiado el encuentro, más que en la posesión del balón: Vélez claramente dominó la misma durante casi todos los 45 minutos. Sin embargo, no fue lo suficientemente agresivo como para lograr penetrar las dos líneas de 4 férreas que propuso el equipo del Chapu Braña y compañía. Con un Mauro aislado, un Castromán que nunca apareció (tendrá ganas de jugar en Vélez?) y un Balvorín desaparecido, sólo se destacaron Pappa (hasta su salida), Méndez (de buena labor, prolijita) y cuando entró, el pibe Robles (que lamentablemente tuvo que irse lesionado). Aparte de eso, no mucho más: Sena demostró que no tiene lo que se necesita para jugar en Vélez; Pelle y Pellegrino son dos murallas cada día más infranqueables; Bustos necesita un compañero.
Ojalá que podamos ver nuevamente el ritmo que tuvo el equipo ante el conjunto cordobés, volviendo a ver genialidades como las de Mauro pero también un buen funcionamiento colectivo, que es lo que más hace falta. A ver Lavolpe que podés hacer con los caprichos de Lucas...

sábado, enero 20, 2007

El equipo de Lavolpe



Finalmente, ante Belgrano, se pudo ver la primera versión (y esperemos que se repita) de lo que quiere Lavolpe para el primer equipo del Club Atlético Vélez Sarsfield. A priori, se pudo ver un equipo extremadamente activo en los primeros 20 minutos del partido, en los cuales asfixió completamente al conjunto cordobés, pero que también, vale decirlo, sufrió mucho en el fondo. Uno entiende esto perfectamente, ya que es más que lógico que, en un sistema táctico en el que se arriesga tanto y que es recién estrenado, es obvio que puedan surgir complicaciones.
El equipo básicamente jugó con un 3-4-3 en la primera parte que, una vez en ventaja, en el segundo tiempo, mutó a un claro 5-3-2.
En el primer tiempo se pudo ver a un Pappa sorpresivamente ofensivo por la izquierda, trepando una y otra vez esa banda, y complementando muy bien sus jugadas con los delanteros (ya fuesen Balvorín o Maurito). Por el lado de la derecha, Sena no nos sorprendió...poco y nada (ya no debe ni preocuparnos, es uno más de los tantos que se mantienen pese al paso del tiempo). En cuanto al mediocampo, Moreno y Fabianesi no tuvo una gran participación, pero a Maxi Bustos se lo vió con muchas ganas de hacer circular el balón y salir rápido hacia adelante. Un dato a destacar en el primer tiempo fue la clara indicación del "Bigotón" para salir jugando SIEMPRE desde el fondo, y nunca tirar pelotazos. Ya no se vieron esos bochazos larguísimos de Maxi Pellegrino que muchas veces no tenían destino alguno (al no tener un 9 de área) pero a veces se arriesgó más de la cuenta. En cuanto al ataque, Balvorín tuvo un gran primer tiempo, teniendo 3 jugadas claras de gol fabricadas por él mismo: un "casi-gol" que Serrizuela le sacó del buche; un gran tiro de media distancia que reventó el travesaño, y finalmente el cabezazo para empujar el gran centro del ex Central Emiliano Pappa. Si a Maurito nos referimos, vale destacar su buena participación en el primer gol, y la movilidad para bajar a buscar la pelota y conectarse con los volantes. En cuanto a Castromán...poco entusiasmo. Si hablamos de la línea del fondo...le costó mucho, eso es indudable. Nunca se la vió cómoda con esta línea literal de 3, teniendo que aguantar las embestidas de los delanteros rivales, y teniendo que sufrir las contras que se le abrían a Belgrano debido a la gran vocación ofensiva de Vélez. Pero igualmente, nada que no pueda solucionarse.
En el segundo tiempo se lo vió más tranquilo a Vélez, manejando más la pelota y no rifándola nunca, pero tomando menos riesgos en el fondo. Es indudable que el segundo gol (obra maestra de la gran joyita velezana) colaboró para asentar al equipo, pero también es cierto que el equipo retrocedió unos metros para salir rápido de contra y liquidar el partido. A diferencia del primer tiempo (en donde el pressing fue constante y Vélez atacó casi con 6 jugadores) en el segundo Vélez reguló un poco más pero una vez que recuperaba la pelota, los laterales salían disparados en ataque y complicaba mucho al conjunto de Mario Griguol.
No hay mucho más que agregar del partido, ya que de hacerlo esto se volvería engorroso (?) pero vale destacar la buena actitud del equipo, saliendo a apabullar al rival (como no se veía desde la época gloriosa del "Loco" Bielsa) y una vez logrado esto último, controlando el resultado. De seguir así, uno no vislumbra más que alegrías para el equipo, pero hay que tomarlo con calma. Fue el primer partido, ante un rival relativamente accesible, en plena pretemporada. De a poco, con el paso del tiempo, iremos desmenuzando las novedades tácticas de un entrenador que quiere hacer de Vélez un equipo arrollador.
PD: Buenas tareas de los dos refuerzos velezanos, Balvorín y Méndez, en sus primeros partidos con la camiseta velezana.

miércoles, enero 10, 2007

No todo lo que brilla es oro


Sin temor a ser tildado de mufa (?), y con todas las ganas de que sólo sean observaciones de gente resentida (?) me veo en la obligación de preguntarme: realmente estamos trayendo a un buen jugador del gusto de Lavolpe, o es sólo un negocio más de los tantos que hacen los técnicos (Pappa, Moreno, etc)?.
Según el sitio web "Desde la Tribuna" el ex jugador de Tigres y Toluca (surgido de las Inferiores del Atlas...mejicano obviamente) en los últimos meses no habría tenido buen nivel comparándolo con el de sus comienzos, y no fue titular en la mayoría de los partidos que disputó su último club.
"...en las últimas temporadas su nivel ha dejado mucho que desear con relación a lo mostrado en sus inicios en los rojinegros del Atlas, de hecho fue una de las convocatorias más polémicas de La Volpe para el Mundial."
"...a pesar de que Méndez ni siquiera ha sido titular en los últimos equipos que ha militado, La Volpe lo lleva a Vélez porque es un jugador de su entera confianza."
Uno no intenta ser pesimista ni nada por el estilo, pero es bueno escuchar las dos campanas para luego determinar nuestras propias opiniones sobre el nivel del desconocido refuerzo del Fortín. Esperemos que cumpla el rol que le asignará el Bigotón de la mejor forma, y pueda brindarle a Vélez muchas alegrías.

lunes, enero 08, 2007

Egresados 2007 (?)


Seguramente ya lo habrán leído por ahí, pero buenas noticias rondan por Vélez. Además de la contratación de lo que se supone un muy buen jugador por el andarivel derecho como lo es Mario Méndez (dicen eso los que lo vieron jugar) están recontra archi confirmadas las partidas de Patricio Pérez (sí, aquel eterno pibe "casi-gol") a Chacarita, y de Pablo Batalla a su club originario, Quilmes.
A lo que yo voy es a lo siguiente: alguien se puede imaginar, a priori, al delicado "Pato" Pérez luchando una pelota ante un experimentado jugador de la B Nacional? Alguien lo puede imaginar jugando un clásico para el Funebrero, y "laguneando" como hacía en Vélez cuando se cansaba? En fin, alguien lo puede imaginar en un ambiente tan... "hostil", como el que genera la mítica barra de Chaca? Ojalá, por el bien del pibe, y también de Vélez Sarsfield, tenga una campaña inmejorable, y tengamos que meternos estas palabras...en el bolsillo. Es lógicamente beneficioso para todos que el Pato ande bien este torneo que viene, y luego pruebe suerte (una vez más, y van...) en Vélez. Igualmente, vale aclarar que, durante toda la gestión Russo, el enganche no tuvo nunca posibilidades concretas y eso perjudicó mucho su nivel, pero a su vez es válido aclarar también que este purrete siempre tuvo un gran déficit en cuanto a su envergadura física, no pudiendo luchar una pelota cuerpo a cuerpo con casi ningún otro jugador debido a su frágil cuerpo. Veremos que sale de este experimento para "endurecer" a un "blandito" del plantel.
Y de Pablito Batalla que se puede decir? Jugador con una historia rara en Vélez, apareciendo, desapareciendo; jugando bien, jugando mal; siempre tuvo una oportunidad aunque sea mínima pero nunca pudo aprovecharla al 100%. En mi opinión, él forma parte del grupo que, como ya tratamos antes, deberían cumplir su etapa en Vélez y probar definitivamente suerte en otros equipos, porque ya no son útiles para Vélez, ni Vélez lo es para ellos. En Quilmes seguramente le tengan más paciencia por ser un jugador "nuevo" y por haber hecho las inferiores allí, de la mano del nefasto Fanesi. En el Fortín nunca se destacó por su habilidad, y sí por dar, cual filosofía riquelmeana, pases intrascendentes de 2 metros en la mitad de la cancha, y de espalda al arco rival.
La Dirigencia comenzó a tomar cartas en el asunto que se refería a jugadores que estaban parados sin jugar y suponían un gasto para Vélez: perfecto. Y los otros?. Jugadores como Alcaraz, Bustamante, Sena, Ladino, etc van a seguir teniendo oportunidades en Vélez? Sinceramente creo que habría que hacer una depuración más certera en el plantel, más teniendo en cuenta que se trajeron 2 refuerzos de buen nivel (Balvorín y, al parecer, Mario Méndez). Por otro lado, es cierto que a Lavolpe le gusta utilizar una gran cantidad de jugadores a lo largo de todo el torneo, pero qué mejor para eso que los múltiples proyectos en Inferiores que tenemos, y muchos que ya debutaron este torneo pasado? A repensar las cosas, muchachos, y a traer urgente un 5...

jueves, enero 04, 2007

El comienzo

Vélez viajó ayer a Necochea con el objetivo de ponerse a punto para afrontar el próximo torneo Clausura y la tan ansiada Copa Libertadores de la mejor manera: realizando una debida pretemporada. Muchas cosas hay para destacar de este nuevo técnico de Vélez, eso es sabido, pero ayer dijo algo que, a algunos hinchas velezanos, nos abrió una puertita de esperanza, al dar a entender que Lucas Castromán podría volver a ser utilizado de volante (dejando de lado así las condiciones que había puesto el mismo jugador al decir que "de delantero yo no juego más").
"Voy a hablar con Castromán. Es uno de los jugadores más importantes en el sistema de juego mío, porque puede ser un delantero suelto arriba o un volante agresivo y desde ahí darle a Vélez la chance de jugar con un punta más"
"Hay que hablar con Castromán y que él entre en la cooperación y en un poco de sacrificio".
Sinceramente que venga un nuevo técnico, sin pelos en la lengua para hacerle frente a una de las estrellitas del plantel (que con el tiempo llegó a volverse caprichoso) e insinuar que no tendría problemas en ponerlo a jugar de volante nuevamente es una buena noticia. Durante la última estadía de M. A. Ru$$o en Vélez Sarsfield, sabido fue que el plantel ya se manejaba por sí solo (o mejor dicho, lo manejaban 2 o 3 jugadores) y uno de los que vivían su propio "viva la pepa" era el oriundo de Luján. Veremos si Lavolpe puede "bajarle los humos" al jugador que SIEMPRE fue volante, y que por un buen campeonato cambió un estilo de humildad (futbolística) que llevó a lo largo de toda su vida, para dedicarse a meter goles y salir en las cámaras de la TV.
Por otro lado, se cayó definitivamente el pase del ex Independiente Carrizo. Las razones? Balestrini le dijo a Olé: "El jugador demostró que no tiene las características y la idiosincrasia que deben tener los hombres que contrata Vélez". Al parecer el buen volante central habría pedido una suma de dinero considerada excesiva para la actual Comisión Directiva, por lo que su contratación habría quedado truncada. Esperemos que los dirigentes ahora se muevan para buscar otro volante central que Vélez necesita urgente.
Finalmente, la contratación del lateral izquierdo mejicano Méndez (ex dirigido del Bigotón en la Selección Mejicana) a préstamo estaría casi arreglada, y faltarían detalles para cerrar la operación.