Seguir por mail a Blog Velez

domingo, septiembre 21, 2008

Seguimos en racha


Despiertenme, señores, despiertenme, porque esto es de no creer. Vélez logró, en la tarde-noche del día de ayer, su 4ta victoria consecutiva ante Central, en el José Amalfitani, por un sufrido 2-1, con goles de Mariano Ugglesich (de cabeza, luego de un tiro de esquina) y Leandro Somoza (de penal). En un partido muy disputado en la mitad de la cancha, y con varios pasajes del partido bastante friccionados (con riesgo de algún que otro expulsado) Vélez sacó pecho y logró un triunfo mucho más importante de lo que puede parecer a simple vista. Central es un equipo que siempre nos complicó a lo largo de la historia, y ésta no fue la excepción.

El encuentro arrancó de la peor forma para el Fortín, ya que en la primera jugada de riesgo, el conjunto de Rosario tuvo un tiro libre que parecía inofensivo pero que quedó boyando en el perímetro del área chica, y que Borzani logró convertir en gol. 1-0 para el visitante, y a Vélez se le hacía el encuentro cuesta arriba. Sin embargo, el equipo de Tocalli no se desesperó, ya que mantuvo el orden, y fue a buscar el empate con criterio. Lo tuvo en varias jugadas del primer tiempo, incluyendo 2 penales a Cristaldo (uno más claro que el otro) que el árbitro decidió omitir, pero la pelota no quería entrar. Algún pelotazo de Papa, quien tuvo participación en la mayor parte de las situaciones en la ofensiva velezano, pero el encuentro seguía en empate. Por el lado del rival, las subidas por izquierda complicaban muchísimo a la dupla Díaz - Cabrera, ya que el volante se tiraba demasiado al medio, y el juvenil lateral derecho quedaba totalmente desubicado, teniendo Ponce que salir a cortar por derecha. Cuando parecía que se complicaba el partido, de los pies del ex Central vino el pase a la cabeza de un "Ruso" Ugglesich que impactó perfecto a la pelota, y decretó el empate en 1. Momento ideal para poner nuevamente en tablas el resultado, y esperar el segundo tiempo con ganas de lograr el triunfo.

En la segunda parte, Vélez siguió dominando el encuentro, pero esta vez decidió volcar el juego a la derecha. Cabrera, Martínez y Cristaldo (luego Velázquez) fueron los indicados de llevar adelante el ataque del Fortín, y de generar las situaciones de riesgo. Un cabezazo de Zapata pudo poner el 2-1, pero la pelota seguía caprichosa y no quería entrar. Cuando faltaban aproximadamente 10 minutos para el final del partido, la pelota quedó mansita sobre la izquierda para un Papa que, a la carrera, buscó que le hicieran penal, y logró su cometido en detrimento de un inocente Ribonetto (lo más lógico era dejar que siga la jugada y no arriesgarse yendo abajo). Otra vez Papa generaba la jugada que podía darle el triunfo. Penal para Vélez, y el encargado de ejecutar era muy clarito. Como si nunca se hubiese ido, Leandro tomó la pelota, la acomodó en el punto de penal, y con toda la tranquilidad del mundo la clavó arriba, a la derecha del arquero que nada pudo hacer. Como en el 2005, Vélez sacaba un partido chivo adelante y quería seguir soñando. En los últimos minutos no hubo mucho más que jugadores del Fortín aguantando la pelota (gran labor del Burrito Martínez y de Velázquez reteniendo la redonda y bancandose los embates del rival) y nervios por doquier en la popular y plateas velezanas. Finalmente, sonó el silbato, y la felicidad inundó Liniers.

Un nuevo triunfo, una nueva victoria, y un Vélez que "partido a partido" (como le gusta decir al DT) va transformándose cada vez más en un hueso duro de roer. Ese hueso duro de roer que pedíamos desde hace rato. Vélez, de a poco, va volviendo nuevamente a irradiar ese respeto que supo tener, y de la mano de dos referentes como Cubero (otro de gran partido, cortando y sacando el equipo adelante en el segundo tiempo) y un León como Somoza (es el alma del equipo) elige seguir luchando ahí arriba.

1 comentario:

Sebastián dijo...

¿Vieron la salida de Montoya? No sabía si reirme o llorar...

No solo es mal arquero, sino que además tiene la costumbre de mirar mal a sus compañeros (o incluso gritarles) constantemente ante cada mínimo error de ellos o incluso de él.

Cancha para Barovero urgente.

Por el resto, Velez va levantando de a poquito pero a pasos firmes y vale destacar que Tocalli se bancó sacar a Rodrigo López por más que sea un jugador que vino "para ser titular".

Saludos.