Seguir por mail a Blog Velez

lunes, mayo 25, 2009

Vivito y coleando: no está muerto quien pelea...


En un nuevo encuentro disputado en el José Amalfitani, Vélez se recuperó de un mal momento futbolístico que estaba pasando y volvió a demostrar que es un candidato al título, superando por un justo 2-0 ante Boca Juniors, con goles de López (tras grave error de la defensa xeneixe) y Cristaldo (ingresado en el ST, al igual que el jugador que lo habilitó, Juan Manuel Martínez). Con una muestra de sobriedad, como en las primeras fechas, y de carácter, como en las últimas, el Fortín no se quiere quedar afuera, y sin los flashes de otros equipos que también pelean el título, sigue ahí nomás de la punta.

Hay que decir que, como en varias ocasiones a lo largo del torneo, Gareca se la jugó con un planteo novedoso que tuvo breves ensayos en la semana, y que convenció al técnico para enfrentar a Boca: Waldo Ponce de lateral derecho y Fabián Cubero como volante por derecha. Es claro que, en ambos casos, la posición original tenía como destino ir mutando de acuerdo a como se diese el encuentro. Por el lado del chileno, se preveían unas mayores subidas de Papa en ataque, y una pseudo línea de 3 junto a Domínguez y a Otamendi. Finalmente, esto no se dio demasiado porque Palacio eligió, como la mayoría de los equipos que enfrentó a Vélez, jugar a las espaldas del santafesino, sin dejarle mucho espacio a éste para incursionar en los ataques. Sin embargo, creo que la, a mi parecer, buena actuación de Ponce tiene mucho que ver con el segundo cambio de posición de Cubero. En la teoría, el Poroto iba a ser una mezcla entre volante central acompañando a Razzotti cuando Zapata tomara la lanza y fuera al ataque, y una especie de volante abierto pero más preocupado por el sector defensivo, cubriendo a Ponce y evitando el 1-2 a Ponce de Chávez y Mouche (ambos rapiditos). Si bien en el primer tiempo Cubero estuvo más preocupado por atacar que por defender (evidenciando lógicas dificultades para manejar la pelota y nulos desbordes con posteriores centros) creo que fue un acierto de Gareca esta disposición táctica. No se ha dicho demasiado, pero si Mouche no lo desquició a Ponce con su velocidad, fue en gran parte porque Cubero lo apoyó y retuvo las subidas de Boca por ese costado, resignando, claro está, la posibilidad de poner un jugador más ofensivo que explotara el sector izquierdo de Boca, que ofrecía ventajas. Ojo: que Cubero haya aparecido 4 o 5 veces solo no es casualidad, Ischia por algo lo liberó. En síntesis, buena decisión del Tigre.

Dicho esto, que me parecía importante destacar, vamos a los hechos más importantes del partido. Gran influencia tuvo en el cotejo, una vez más, Rodrigo López. Hasta el gol que abrió el partido, el uruguayo no había tenido un buen partido. Malas elecciones, dificultad para darse vuelta y definiciones deficitarias eran un combo mortal. Pese a esto, su oportunismo en la segunda parte fue vital para que Vélez siga en la lucha del campeonato y para que se lleve el triunfo. Lo que se dice una actuación de goleador. Otro que fue un factor fundamental para la victoria fue Víctor Zapata. El resistido por muchos en su momento y hoy reconocido (me incluyo en esa lista) demuestra cada vez más panorama. Incluso con esos 2 o 3 tiempos que necesita para controlar el balón, es el jugador con más inteligencia para distribuir el juego y para manejar la pelota. Cuando hay que acelerar, acelera, y cuando hay que regular, regula. Maneja los tiempos del equipo y se destacó sobre todo con Vélez en ventaja, cuidando la bocha. Por último, cabe elogiar la actuación de Cristaldo y Martínez en la ofensiva, que patearon un poco el tablero y le dieron más movilidad, agresividad y punch al ataque fortinero. Otra buena decisión del Tigre.

Si tenemos que fijarnos en las cosas que no funcionaron del todo bien (no todo es elogio en esta vida) probablemente en este sector aparezcan las tareas de Larrivey y de Maxi Moralez como mayores exponentes. Por el lado del ex Huracán, ya habría que consultar con una bruja el momento que está pasando para que nos diga por qué. Empezó bien, peleándola por arriba siempre, yendo a chocar con ímpetu y sacrificándose en pos del equipo, pero cuando tuvo SU chance, clarita, como para sacarse la mufa, pateó débil. A partir de ahí, pelota que tocó, pelota que perdió o que fue un problema. Que se entienda: no se le cae a Joaquín, un pibe que se nota que está poniendo ganas pero que las cosas no le salen. Tal vez sea hora de privilegiar el momento de algunos (Cristaldo) por sobre las presiones que significan otros que intentan pero no pueden (Larrivey). Por el lado del ex Racing, en cambio, su merma futbolística es lógica: venía de varias semanas sin jugar, y se lo notó, sobre todo, temeroso a la hora de hacer sus típicos arranques en velocidad. No sé si habrá correspondido a un temor a un nuevo desgarro o solo a falta de ritmo pero el Enano no desequilibró. Ojalá haya sido solo por haberlo apurado un poquito para que juegue este partido trascendental y que vuelva al nivel que puede tener.

Se ganó un partido importantísimo. Era uno de esos encuentros en los cuales un equipo ratifica sus intenciones de pelear por el título, o bien se queda en un buen campeonato. Vélez sacó chapa y dijo presente. ¿Se jugó bien? Por momentos sí, sobre todo después de ponerse en victoria. ¿Se metió? Como siempre, y es bueno destacarlo. ¿Se puede? Ojalá… Hay que estar tranquilos, ganar lo nuestro y esperar a ver que pasa en las últimas dos fechas…

4 comentarios:

Seba dijo...

Hola, yo quiero hacer una salvedad.

Creo que la ubicación de Ponce de 4, es porque Cubero está flojo en la marca, específicamente en el 1 a 1. Se lo viene notando hace rato y contra Gimnasia fue notorio, donde no agarró a nadie. Ayer hubo un par de corridas de Mouche en las que Ponce lo exigió (sin alcanzarlo, lo molesto). Esas mismas jugadas al Poroto lo dejaban pagando.

Creo que su ubicación de 8 se debe, aunque suene feo, a que al poroto no se lo puede sacar.

Yo soy conciente del cariño que le tiene la hinchada y yo también lo tengo. Pero en el lugar de 8, creo que Díaz hubiera aportado mucho mayor equilibrio en la relación marca-manejo de pelota.

En fin, un gran triunfo y espero que sigamos enchufados en la pelea...

Puercoespin dijo...

Para mí Cubero es muy importante dentro del equipo. Contra GELP fue su peor partido, es cierto, pero apoyo que esté y además no veo a nadie mejor que él. Sin Cabrera creo que la mejor opción de 8 es Cubero.

Ignacio dijo...

Coincido en casi todo; excepto lo de moralez.
Yo creo que maxi es vital para el equipo, juege bien o mal.
Note una diferencia enorme con el en el campo con el resto de los partidos; cuando maxi juega, la pelota circula. Y cuando la pelota circula, a velez no lo atacan.
No se si alguien noto lo mismo que yo.

Puercoespin dijo...

Puede ser lo que decís, Ignacio pero fue evidente la falta de fútbol que tuvo Moralez debido a la lesión.