Seguir por mail a Blog Velez

lunes, mayo 05, 2008

Un triunfo sin peros


Por la tarde-noche del día de ayer, Vélez derrotó, por 2-0, a Tigre, con goles de Damián Escudero (llevaba una marca de 12 partidos sin convertir) y de Santiago Silva (goleador de Vélez en el campeonato) ambos en el segundo tiempo. En un partido bastante emocionante, no por lo bien jugado sino por los objetivos que estaban en disputa, el Fortín logró traerse un triunfo importantísimo de un reducto tan complicado como suele serlo Victoria para la mayoría de los equipos que han visitado ese estadio. Sin Ríos, muchos pensaban que a Vélez le iba a costar generar juego asociado, y si bien no fue un derroche de fútbol, bastó con que Escudero se iluminara 2 o 3 veces en el primer tiempo, y 1 en el segundo para ganar el partido. Después, el testazo de Silva, luego de una gran jugada de Díaz y una gran habilitación de Cristaldo, fue una anécdota. Fue un triunfo tranquilo, con jugadas de "casi gol" en ambos arcos, pero con sólo dos anotaciones. Eso sí, vale destacar lo siguiente: Vélez es otro cuando aparece el "Pichi" Escudero, el jugador más criticado de este último torneo. Le cambia la cara al equipo, de eso no quedan dudas.

Vélez jugó un primer tiempo a puro ritmo, pero intentando ordenar sus líneas lo más juntitas y prolijas posible, ya que el esquema de 3-4-1-2 que planteó Hugo Tocalli no estaba tremendamente aceitado, algo que se notó solo en los 10 primeros minutos, en los cuales Suárez lastimó mucho recibiendo y girando a las espaldas de Ugglesich. Más allá de este detalle, una vez que los jugadores de Vélez hicieron pie, Escudero lo tuvo un par de veces para desvirgarse del gol en este campeonato, pero en un mano a mano resolvió mal, y en el otro tapó espectacularmente Islas. De los 10 a los 25, el Fortín dominó el partido. Sin demasiadas situaciones, es cierto, pero sin sufrir atrás, cosa que vale y mucho en este momento de Vélez. A partir de los 30 Tigre empezó a dominar más la pelota, y tuvo 2 jugadas claves: bombazo de Paparatto, que sacó muy bien Montoya, y una jugada que de milagro no fue gol, con Ugglesich y Bustos tirándose a lo "sálvese quien pueda" para evitar el gol de Facundo Diz.

En el segundo tiempo, el equipo de Hugo Tocalli tuvo otra actitud, y pareciese ser que salió a "ver qué pasaba". Le dió terreno a Tigre, lo esperó pero sin abroquelarse atrás, y a raíz de esto, Tigre tuvo alguna situación de gol que podría haber cambiado el partido. Sin embargo, Vélez tenía su as en la manga: Damián Escudero. Sin brillo pero con mucha efectividad, en la primer pelota que tocó en el segundo tiempo recibió de Cabral y la mandó a guardar. 1-0 y delirio para el público velezano que se acercó hasta las frondosas tierras de Tigre para festejar un gol que puede significar la entrada a la Copa Sudamericana al final del campeonato. A partir de ahí, fue todo de Tigre. Dominó la pelota, tuvo empuje pero nunca inquietó realmente, salvo por una tremenda tapada (nuevamente) de Germán Montoya, a Suárez, quien le pateó desde el área chica. Y luego de que Damián Escudero dilapidara una situación clarita cuando eran 3 de Vélez y 2 de Tigre, vino el desahogo: Díaz se mandó (bien, pibe, ese es el 4 que necesitamos, el que llega al fondo) triangulo con Cristaldo, y del rebote de esa jugada, Jonathan metió el centro bárbaro para que Silva solo tuviera que poner la cabeza. 2-0 y partido liquidado. Para el final, luego de que Vélez la guardara en el córner varias veces, hubo una patada descalificadora de Román Martínez, quien fue expulsado.

Ganó Vélez, de visitante, y es noticia. Una grata noticia. Pero más grata aún sabiendo que el Pichi subió en su nivel y quiere volver a ser el que fue alguna vez. Quiere tener esa gambeta, ese arranque y ese dribbling endiablado que tenía al aparecer en la Primera División. El equipo jugó bien, mantuvo el resultado, no se desesperó, pero metió hasta el final. Este triunfo vale y mucho. Ahora, a seguir sumando que viene Central, y hay que ganar, sí o sí.

1 comentario:

Puercoespin dijo...

Qué suerte que ganamos!

Qué suerte que mojó el Pichi!

Qué linda es la semana cuando Vélez gana!