Seguir por mail a Blog Velez

jueves, octubre 30, 2008

Vélez 2 - San Martín de Tucumán 0: volver a la victoria


En una nueva jornada del fútbol argentino, el conjunto dirigido (aún) por Hugo Tocalli derrotó gracias a una ráfaga de dos goles en dos minutos a San Martín de Tucumán, como local, por 2-0, con goles de Emiliano Papa (la gran figura del encuentro) y Jonathan Cristaldo. En un partido que en el primer tiempo tuvo más buenas intenciones del Fortín que jugadas concretas, el cambio apareció en el complemento, cuando el equipo velezano salió con un poquito más de ganas, apretó bien adelante, y gracias a dos centros de un Burrito que anduvo con algunas molestias físicas durante todo el partido, se llevó el triunfo. Ahora Vélez quedó 5to y sueña con las Copas... 

Este Vélez es cada día más difícil de prever. Un día es capaz de derrotar a un equipo como River (aún devaluado, sigue siendo River) en su propia cancha, después de muchísimo tiempo, y al otro es capaz de ser goleado en su propio estadio (pudiendo haber sido mayor la catástrofe) ante un rival débil como Colón de Santa Fe, que pelea por no irse al descenso y que tenía poquísimas victorias como visitante. El día martes por la noche el partido empezó como para que nos vayamos haciendo la idea de que finalmente Vélez iba a dejar de tener como técnico a Hugo Tocalli, y se iba a producir un cambio. Sin embargo, y gracias a Dios (sí, como dice Tocalli) el equipo remontó y pudo sacar adelante un partido ante un rival que, aunque timorato, siempre es peligroso. Realmente es notoria la diferencia de claridad mental en los jugadores velezanos de un tiempo al otro. En la primera parte los intentos (excluyendo la jugada de Cabrera) se limitaban a tirar centros a un 9 inexistente, o bien a rezarle al Dios Papa, ya que todas las pelotas se jugaban mayormente por izquierda. Como se dice en el barrio: "si no la toca Papa no vale". En la segunda parte, sin embargo, y analizando en frío en el entretiempo, Vélez salió con mucha más inteligencia, ahorrando fuerzas y apretando donde tenía que apretar, bien adelante. Esta presión de Martínez, Cristaldo, Zapata y compañía generaron algunas dudas en el fondo tucumano, y dieron como consecuencia la suma de dos goles. A partir de los goles, Vélez se replegó pero no desesperadamente, sino manteniendo la esperanza de lograr algún nuevo contragolpe para liquidar definitivamente un encuentro que no tenía muchas chances de cambiar de dueño. Más allá de esto, Barovero se lució en algunas tapadas estupendas tras varios remates de afuera del área de los tucumanos, pero, vale la aclaración, cometió un error infantil al generar un tiro libre indirecto, luego de recibir un pase de un defensor velezano. Rara esa falta de concepto en un tipo que tiene experiencia. A mejorar esos detalles. 

Vale tomarse un párrafo para apreciar el nivel que está teniendo Emiliano Papa a lo largo de todo el torneo. Seríamos injustos si sólo nos remitimos al partido bárbaro que hizo ante San Martín de Tucumán, olvidando que, no solo ante River, el ex Central suele ser el único que corre, que va y viene hasta el cansancio, y que mete cuando hay que poner, y juega cuando hay que jugar. Sinceramente, si a algún velezano, antes de comenzar el torneo, se le decía que Papa iba a tener este nivel que seduce incluso a Maradona para convocarlo a la Selección (sí, se sabe que el 10 no es referencia para nada, si no se puede cuidar él mismo, pero vale su mención) nadie lo hubiera creído. Impresionante las ganas, el entusiasmo y la facilidad para encarar pero también para marcar. Sin dudas, el jugador del torneo hasta ahora. 

Vélez ganó y punto. Más allá de algunos segundos 45 minutos buenos de ciertos jugadores, la realidad muestra que no es para ponerse extremadamente felices, y tampoco para desmerecer un triunfo que se necesitaba como el agua. Más allá de cuando se vaya Tocalli o no, lo importante era ganar, y volver a ser fuertes de local. Esté quien esté al mando, Vélez nunca debe perder ese respeto que se supo ganar, y que se vió disminuido en el último tiempo debido a personajes como Lavolpe, Méndez, Lima, Silva o López (comandados por el gran referente Mariano Ugglesich). Lo importante es el Fortín, pase lo que pase, esté quien esté. Ojalá se pueda generar una linda racha de victorias, y podamos asomar las narices, al menos, para clasificarnos a las Copas. Es lo que nos queda... 

PD: Mención aparte para el "León" Somoza, que tuvo la mala leche (¿él o Leone?) de fracturarse la tibia. Leandro, todo Vélez te manda un gran abrazo, y esperamos verte prontito nuevamente defendiendo con el alma esa casaca velezana que tanto querés. Fuerza León!

No hay comentarios.: