Seguir por mail a Blog Velez

lunes, marzo 09, 2009

Dos caras: Estudiantes LP 0 - Vélez 1


Sin temor a ser confundido con un mítico personaje de historietas, el título de hoy refleja lo que sucedió con nuestro querido Vélez Sarsfield en el encuentro que disputó en La Plata, ante Estudiantes, y que terminó con un saldo a favor de 1-0 con gol de Darío Ocampo. Sin dudas el protagonista del partido fue el Fortín, por lo bueno y también por lo malo hecho dentro del campo de juego, en uno y otro tiempo. Sin embargo, no me quiero quedar solamente con este análisis ya bastante repetido en los medios de un equipo que salió a atacar en el primer tiempo y salió a defenderse en el segundo con un hombre más. Me quiero quedar con algo a lo que justamente ellos, los poderosos, no van a dar demasiada importancia equivocadamente, y es la magnitud del triunfo. Vélez cortó un invicto de 37 partidos, casi 2 años seguidos hacia que el Pincha no perdía en su estadio, y esto verdaderamente tiene un valor extra. Este equipo comienza a hacer cosas grandes y demuestra que tiene con qué…

Al momento de analizar el partido, uno instintivamente intenta encontrar respuestas a un desarrollo que varió mucho de un tiempo al otro. ¿Fue una decisión táctica la de dejar venir a Estudiantes para encontrar más espacios y liquidar el partido con una contra? ¿Fue solo el empuje del local el que llevó a Vélez tan atrás? ¿Hacía falta? Todas estas preguntas estarían perfectamente elaboradas si no fuese por dos pequeños detalles que alteraron la esencia del planteo velezano: las lesiones de Maxi Moralez y Nicolás Cabrera. Cualquier persona que entienda medianamente de fútbol puede comprender que, perder a dos titulares del equipo en un tiempo, sin dudas desorganiza y modifica cualquier esquema previo. Cuando esos dos jugadores que se pierden son irremplazables en cuanto a características de juego y a funciones, esto se acrecienta más. Ocampo no es Cabrera, y Cabral no es Maxi, esto está claro. Al hacer estas modificaciones, a Gareca no le quedó otra que modificar el planteo e intentar jugar un poco más por las bandas, sin dejar recaer todo el juego en un solo jugador, como sucedió previo a la salida del ex Racing. Este cambio obligó a jugadores como Larrivey, López y varios más a hacer un esfuerzo extra y cambiar sobre la marcha, adaptándose durante el transcurso del juego. Es cierto, el rival perdió un jugador tempranamente y Vélez no lo supo aprovechar en la segunda parte, incluso cuando el local iba e iba y se cansaba en los intentos. Pese a esto, hay un dato que no hay que perder de vista, y es que si un equipo tiene aspiraciones serias de lograr cosas importantes, sin dudas tiene que ganar partidos jugando mal. Sonando casi absurdo, ha quedado demostrado a lo largo de la historia que el tipo de partidos que Vélez ganó el viernes es vital para un equipo que quiere pelear ahí arriba. No siempre se va a poder superar ampliamente al rival como ante Godoy Cruz, y varias veces se deberá aguantar el resultado. Qué mejor que empezar a prepararse para esto ante uno de los mejores planteles del fútbol argentino como el de Estudiantes.

Se ganó un encuentro importantísimo que brinda una medida para ver de qué está hecho este Vélez modelo 2009. Se aguantó. Se luchó. Se peleó. Y se triunfó. Sin embargo, hay que replantear este tema de la ciclotimia futbolística del equipo. Cambiar rotundamente de un tiempo al otro es algo que ya ha pasado en otros encuentros, algunos en menor medida (Independiente, Argentinos Jrs.) y otros en mayor medida (Godoy Cruz). Será para tener en cuenta y no dejar pasar. Vamos bien, Vélez, vamos bien...

1 comentario:

Puercoespin dijo...

Es muy cierto, vamos bien.
Y es clave lo que decís: perder a 2 titulares en el primer tiempo no es fácil de solucionar. Cuando se lesionó Maxi pensé que Gareca mandaba a la cancha a Díaz para que vaya por la derecha y que Ocampo ocupe el lugar de Maxi. Creo que Gareca pensó una variante más ofensiva para liquidar el partido y casi le sale (la de Larrivey en el final del 1er tiempo!).
Hay cosas que mejorar, por ejemplo en varios partidos Vélez salió a jugar medio dormido los primeros minutos del 2do. tiempo. Contra Godoy Cruz también le pasó pero al toque reaccionó.
Se vienen partidos muy difíciles pero les tengo fe.