Seguir por mail a Blog Velez

domingo, abril 19, 2009

Afianzados: Vélez 2 - Arsenal 0


Un nuevo triunfo el sábado por la tarde en el José Amalfitani le dio la posibilidad a Vélez Sarsfield de mantenerse como único puntero en el campeonato, al vencer a Arsenal de Sarandí por 2-0, con goles de Rodrigo López y Leandro Coronel. En un partido aburrido, chato, mal jugado, Vélez sacó chapa de aspirante (no nos adelantemos) y demostró que no le pesa la presión de tener que ganar para ser primero, al igual que en el fin de semana pasado. Sin brillo, venció a su rival y se mantuvo en la punta.

Es difícil analizar un partido como el que se dio ante Arsenal. Por un lado está la alegría, la confianza que genera saber que, aún con resultados puestos (Colón ya había ganado y estaba puntero momentáneamente) este Vélez no se achica y saca el partido adelante como sea. Aún con golpes anímicos como el del penal errado por Larrivey (desconocido), el Fortín no se descontroló y pudo hasta liquidar el partido sobre el final (demasiado tiempo tuvo que pasar). Ser puntero no es fácil y el equipo de Gareca parece no sentirlo hasta ahora.

Por otro lado, viene el tema que a ningún fortinero de pura cepa le gusta tocar y es el tema del juego y la forma de encarar los partidos de este equipo. Uno se da cuenta que es un equipo ofensivo desde la apuesta en el comienzo, previa al partido: quiere ganar, juegue donde sea y contra quien sea. Eso está clarísimo. Ahora bien, teniendo en cuenta esto, también hay que decir que no se ve una actitud similar a la hora de afrontar el desarrollo del encuentro estando en ventaja. Pasó innumerables veces a lo largo de este campeonato, y volvió a pasar contra Arsenal: Vélez no liquida los partidos. Y esto va más allá de tener mala suerte o que la pelotita no entre. Una vez que se pone en ventaja, Vélez pareciese que no tiene la intención de liquidarlo, y se conforma con tener el control de la pelota y no pasar sofocones. Hasta ahora viene saliendo bien, los números acompañan, pero es un cuchillo de doble filo. Es hora de que, si tenemos aspiraciones serias, empecemos a buscar liquidar el partido y no nos quedemos en la tibieza de manejar solo la pelota.

Como un detalle en el partido, algo que me llamó poderosamente la atención el sábado fue el desorden táctico de Vélez a partir de la lesión de Maxi Moralez. Uno entiende que la pérdida de un jugador de esa categoría, que es el nexo generalmente entre volantes y delanteros, puede generar una merma importante en el equipo en general, pero fue raro ver a un Vélez, sobre todo en el segundo tiempo, complemente partido. Por un lado estaban los que defendían: Díaz, Domínguez, Otamendi, Papa, Razzotti y Zapata alternando. Por otro lado, estaban los que intentaban atacar: Velázquez, Cristaldo, Larrivey, López. Si el equipo rival hubiese sido alguien con más luces a la hora de atacar o en realidad con la intención de hacerlo, podríamos haberla pasado mal, porque con simples pelotazos cruzados al fondo Leguizamón y Jara complicaron en algún tramo del encuentro, sin siquiera tener compañeros que llegasen al área velezana desde atrás. Es un dato a tener en cuenta y a no dejarse llevar por el entusiasmo a la hora de conformar el equipo: está bien ser ofensivo, pero también hay que ser equilibrado. En el banco habían 2 defensores netos (Torsiglieri y Bittolo), un volante central (Coronel) y 3 delanteros (Martínez, Nanni, Cristaldo). Me parece que hay que pensar seriamente la posibilidad de tener en el banco alguien que pueda servir de coordinador entre volantes y atacantes.

Pasó un nuevo triunfo y parece que cada día este Vélez se afianza un poquito más. Lejos quedaron épocas en donde equipos velezanos no sabían afrontar el compromiso de tener que ganar para seguir en la pelea (recordar el campeonato que peleamos con Ischia). Hoy este Vélez se planta en el campo de juego e impone presencia. Su mayor virtud, sin dudas, es una férrea defensa, de la mano de sus centrales, y un mediocampo cerebral 100%, con un Zapata renovado y un Razzotti que está hecho un pulpo. Ojalá sigamos con este ritmo y se dé un buen resultado en el Cementerio de los Elefantes, reducto complicado si los hay. Con cabeza fría y con humildad, hay que seguir así y tener en cuenta que soñar…soñar no cuesta nada.

2 comentarios:

El Cronista Deportivo dijo...

Un poco y un poco. Tal vez el comentario de 8 resulte un poco crítico pero coincido en varios puntos. A mí me gustó mucho el primer tiempo de Vélez. Aun con la salida prematura y obligada de Maxi creo que jugó bien.
El análisis de 8 es objetivo y necesario. Es medido. No sabemos liquidar los partidos es muy cierto. Y la formación del banco no deja de sorprender. Tal vez en parte se deba a las ausencias obligadas pero prefiero ese "entusiasmo" que mencionás antes de los "miedos y recaudos" que tenía Tocalli por ejemplo. Y si hablamos de campeonatos perdidos, el premio se lo lleva Fanesi.
Somos un buen equipo y vamos camino a ser un gran equipo. Les tengo fe.
Buena prueba la de Colón.

Ruud dijo...

Los grandes equipos se arman de atrás para adelante, frase hecha del futbol con la que estoy totalmente de acuerdo.
Y este Velez está armado así, muy firme atrás y en el medio y un arquero que está respondiendo bien las pocas veces que le llegan.
Del medio hacia adelante, si bien tiene buen juego asociado, le cuesta generar ocasiones de gol. Creo que ese es el deficit mas importante que presenta el equipo.
El otro es el de la dificultad para cerrar los partidos, a veces da la sensación que regulan el esfuerzo.
Igualmente por lo hecho hasta ahora el saldo es totalmente positivo y la ilusión está respaldada por el rendimiento.