Seguir por mail a Blog Velez

lunes, junio 01, 2009

SEGUIMOS VIVOS: Gimnasia (J) 0 - Vélez 1


Sin brillar, sin tener el juego del “equipo del pueblo”, sin demostrar las variantes en ataque que sí aparecieron en otros partidos, pero a la vez, sin favores arbitrales o jugadas dudosas, Vélez logró un nuevo triunfo en el campeonato ante los jujeños (buena estadía en la B Nacional) y sigue ahí, metido en la lucha por el título. El gol lo marcó Cristaldo en el inicio de la segunda parte, tras un gran centro de Emiliano Papa. Ahora vienen 2 semanas de parate, para recuperar lesionados, y preparar la recta final del campeonato.

Es sabido que a Gareca no le tiembla el pulso a la hora de hacer modificaciones, sea en la alineación inicial o sea durante el transcurso del encuentro. Esta vez no fue la excepción: a la cancha Cristaldo (de gran presente) y afuera Larrivey (de magras actuaciones en el último tiempo). Se la jugaba el Tigre y la verdad es que el partido le dio la razón. La presencia de Cristaldo, sin ser constante, le permitió a Vélez otra movilidad y le otorgó más variantes. A su vez, la inclusión nuevamente de Cubero en el medio le dio a Vélez más sorpresa, con él rompiendo las líneas y apareciendo en la faz ofensiva, ante la pasividad de un apático Maxi Moralez y un deambulante Rodrigo López.

El primer tiempo ante Gimnasia de Jujuy fue de lo peorcito de Vélez en este campeonato, salvando los instantes finales del mismo, en donde se contó con varias chances y estuvo cerca el primer gol. Hasta ese momento, Vélez se vió superado por un equipo que demostraba el amor propio y el orgullo, y que no quería descender de categoría siendo un partenaire de un aspirante al título. Y acá es cuando hay que destacar la tarea de Germán Montoya. Muy criticado desde este lugar por sus dudas a la hora de cortar centros y salir del área chica, hay que resaltar su actuación en la primera parte, otorgándole a Vélez la posibilidad de terminar el partido sin goles en contra y de mantener viva la ilusión. Por otra parte, pese al mal primer tiempo del equipo, son destacables las actuaciones de Víctor Zapata y de Franco Razzotti, que bancaron ese mal momento y evitaron que sea mucho peor.

En la segunda parte la cosa cambió. Con más ganas que fútbol, Vélez se fue llevando por delante a un rival que empezaba a flaquear por el desgaste de la primera parte, y de tanto ir, llegó el tan ansiado gol, que le permitía a Vélez seguir en su sueño de campeonato. En la jugada previa había avisado el Churri, luego de un gran pase de Razzotti, pero su tiro se fue desviado. Persevera y triunfarás, dice el dicho, y en la tercera que tuvo (en el primer tiempo había tenido otra clarita) Papa mandó el centro prácticamente desde el Amalfitani y se la puso en la cabeza a Cristaldo para que este la empujara y pusiera a Vélez en ventaja. A partir de ahí, Vélez se dedicó únicamente a cuidar la ventaja, y el Lobo no tuvo respuestas.

En esta parte me quiero detener. Probablemente uno se ponga demasiado exigente, pero ¿no hubiese sido más lógico intentar apretar el acelerador e ir a liquidar el partido, en lugar de entretener la pelota en el medio? Me parece que, dentro de las pocas críticas (constructivas) que se le pueden hacer a este equipo, esta es una: a veces abusa de la circulación de la pelota. Está bueno lateralizar y tener el dominio de la pelota, pero también está bueno buscar el segundo gol y quedarse tranquilos. Esta vez salió bien, por suerte.

Vélez, sin jugar bien, y cada vez con menos margen, sigue demostrando solidez en cuanto a resultados y en cuanto a manejo de los partidos. No luce, no brilla ni tira tacos o caños en todas las jugadas, pero sí es efectivo y regular. Bastan las estadísticas para demostrarlo: un solo partido perdido. Ahora se viene Newells, rival durísimo que va a intentar aguarle la fiesta al Fortín, y complicarnos la existencia. No hay que pensar en otros rivales más que en los rosarinos. Es cierto, todavía faltan dos semanas, pero el José Amalfitani tiene que estallar…

1 comentario:

Puercoespín dijo...

Coincido con todo el comentario.

Lo mejor de Vélez: Otamendi, Domínguez y Montoya.

Que estos 15 días sirvan para que nos pongamos mejro futbolísticamente.