Seguir por mail a Blog Velez

lunes, marzo 08, 2010

Argentinos 1 - Vélez 0



Preocupación (por Lord Shirion)

Sorprende el bajo nivel del equipo mostrado en la tarde de ayer frente al bicho en la Paternal. Que se podía perder el partido, se podía perder, eso no está en dudas. Pero lo que preocupa es cómo se perdió. Y si bien muchos pensarán que el gol de ellos fué de simple casualidad, también hubiese preocupado el 0-0. ¿Por qué? Porque se vió a un Vélez sin dinámica, sin sorpresa, sin cambio de ritmo, muy tibio a la hora de atacar, a tal punto de que prácticamente tuvimos una sola llegada al arco del bicho gracias a un rebote que encontró Silva y más de uno la vimos adentro. Después, aproximaciones y nada más. ¿A que se debe esto? Analicemos por líneas:
La defensa se encuentra bien. Ayer no pasó grandes sobresaltos y tanto Otamendi como Torsiglieri cumplieron una correcta actuación.
El medio es el principal problema sin dudas. En varios pasajes del partido, Somoza y Zapata se tiran demasiado atrás y dejan venir a los rivales (pasó también con Boca) y la falta de recuperación en ambos jugdores (pero evidentemente Somoza es quién posee mayores responsabilidades) hacen que tengamos un medio endeble, el cual es superado sin mayores esfuerzos. Al no estar Moralez y con un Papa bastante tímido, el lado izquierdo estuvo inutilizable para atacar. Ni hablar de la franja derecha. Cabrera, como dije en la columna anterior, continúa sin acumular NINGÚN mérito para ser titular en este equipo. ¿Y adelante? López pasó absolutamente desapercibido. Y Silva se tiene que bancar todo y a todos, a veces generar sus propias chances, aguantar la pelota cuando viene de aire... Por momentos se le pide ser más héroe que en su etapa con Banfield. Velázquez desperdicia cada chance que le dan para afianzarse. Somoza, por más que digan que este blog es pagado por Razotti (demuestra la cabeza cuadrada que tienen varios que opinan), sigue sin demostrar lo que alguna vez hizo para ganarse la idolatría que tiene para todos nosotros... En fin, son varias las individualidades que están por debajo de su performance. Y si analizamos las actuaciones del equipo titular en este año, solo fueron buenos los segundos 45 minutos frente a Arsenal.
¿Es para preocuparse? Si, aunque todavía queda mucho crédito para gastar. Es una lástima que dejemos pasar este torneo tan ganable. Pero si es el precio que hay que pagar para mantener viva la ilusión de ser campeones de América habrá que aceptarlo. Por ahora, si seguimos en este nivel, va a terminar siendo sólo eso: una ilusión.

Houston, tenemos problemas (por 8mentiroso)

Si a principios de año alguien nos decía que ibamos a esta en el lote de los de arriba en el torneo local, jugando varios partidos con suplentes, e íbamos a tener un récord de 2-0 en enfrentamientos por Copa Libertadores, la mayoría de los fortineros no íbamos a quejarnos demasiado. Ahora bien: ¿qué pasó para que aquellos que todo lo veían color de rosas, hoy por hoy empìecen a dudar del buen juego que puede desplegar este Vélez?
Simplemente pasó que no estuvieron ni Moralez ni Martínez, y a Vélez se le agotó el fútbol. Porque Somoza no está fino en la recuperación, pero tampoco en aquello que lo hacía diferente, que son las entregas. Porque Zapata puede ser el espíritu del equipo, el emblema, pero no tiene alma de enganche. Porque Cabrera es nulo a la hora de gambetear o ir hacia adelante (salvo que le pongan varios carriles como en un hipódromo y empiece a correr). Porque Velázquez está todavía demasiado verde. Por todo eso. ¿Es una novedad que se acaba el fútbol lírico de Vélez en el Enano y el Burrito? Para nada. ¿Por qué ahora muchos se sorprenden? Porque estuvieron cegados por los resultados.
Más que nunca, el torneo local debe ser jugado por el equipo B, que algunos llaman, en su totalidad. ¿Cuando van a tener la chance de crecer los Velázquez (aún no siendo de mi agrado), los Canteros, los Cignos, los Bellas, los Alvarez, los Acuñas, y todos los pibes que vienen pidiendo pista? Es el momento. Los titulares habían demostrado hasta hace una semana que eran más sólidos que los "suplentes", pero menos vistosos. Ahora, muestran debilidad. Los suplentes hasta acá demostraron muy buena técnica, resultados (salvo el traspié ante Huracán) e inmadurez. Es hora de decidirse. Si los Domínguez, Zapata y compañía sinceramente no pueden tener en la cabeza ambas cosas, solamente pedirles una. Hay equipo abajo.
No nos guiemos por un partido en particular para decir de todo: miremos lo que ha sido todo el torneo. La cancha de Argentinos en los últimos tiempos nos es desfavorable, básicamente, porque es una caja de zapatos. No se puede jugar al fútbol ahí, y queda demostrado con la clase de resultados que se dan (1-0, 0-0, 1-1, 2-1 como una fiesta de goles).
Ahora se viene Lanús, golpeado, en el Amalfitani. A hacer valer la localía y alentar al equipo del torneo que va a salir a la cancha. Si tiramos todos juntos se puede...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen resumen te felicito loco coincido totalmente con tus palabras!!!!!!!