Seguir por mail a Blog Velez

lunes, enero 17, 2011

Lo que dejó la Copa Bimbo


Como forma de prepararse para lo que viene en este semestre tan duro en donde Vélez participará de dos competencias (Copa Libertadores y Torneo Clausura) el equipo de Ricardo Gareca disputó este fin de semana un cuadrangular que se desarrolló en el Estadio Centenario, junto a los dos grandes uruguayos, Nacional y Peñarol, y a Libertad de Paraguay. El saldo que arrojó en materia de números se puede decir que fue negativo, ya que Vélez perdió el primer partido ante Libertad por 1-0 (pese a haber hecho méritos para empatar al menos) y por penales ante Peñarol, luego de haber empatado 2-2 en el tiempo reglamentario. Sin embargo, y pese a las frías estadísticas, varias cosas se pueden destacar:

* El buen nivel de los juveniles: esta era la ocasión ideal para que Gareca les dé rodaje a aquellos pibes que durante el año poco pueden mostrarse en competiciones oficiales y la verdad es que lo hicieron muy bien. De la mano de algunos con más experiencia en el primer equipo (Ricky Alvarez, Bella, Canteros, Tobio) algunos otros que recién dan sus primeros pasos (Rescaldani, Giusti, Bittolo, Freire) tuvieron la chance de mostrarse y de acoplarse de a poco con este duro cambio que es pasar a Primera. El momento más destacado sin dudas fue el partido del domingo ante Peñarol, en donde la superioridad fue llamativa, pero no se pudo redondear un resultado que asegurase el triunfo. Lo que más llamó la atención sin dudas fue el buen toque de todos los chicos, sin distinción de puesto. Se viene una camada con precisión y velocidad.

* El reemplazo de Somoza: después de que tanto se hablase durante este mercado de pases, Somoza finalmente dejó Vélez, para progresar de acuerdo a sus expectativas. La gran pregunta para algunos era si Razzotti iba a estar a la altura de las circunstancias o si realmente la dirigencia tenía que ir a buscar afuera lo que probablemente ya tuviese adentro. En estos dos partidos que pasaron, una de las figuras sin dudas fue Franco, quien haciendo su propio juego (diferente al de Somoza) cedió parte de su protagonismo en el juego para transferírsela a Zapata y para privilegiar el interés grupal por sobre el lucimiento personal. No intentó hacer jugadas de más ni ir más allá de lo que su puesto amerita. A raíz de esto, se pudo ver un jugador con mucho pero mucho quite en el medio, que la entregaba siempre redonda y abría el juego, en general, acertadamente. Lo suyo era el trabajo sucio para que los Zapatas, Alvarez, Moralez o Martinez crearan, y lo entendió a la perfección. Una gran tarea de este muchas veces menospreciado jugador.

* El efecto de la pretemporada en los más experimentados: se notó y mucho que lo duro de la pretemporada está haciendo mella, sobre todo, en los titulares de este equipo. Desde Cubero, pasando por Ortíz, Zapata en algunos momentos, Augusto, Moralez, Martinez y Silva. Los primeros partidos siempre cuestan y con ellos no fue una excepción.

* La banda derecha: en los últimos años uno de los grandes problemas que tuvo Vélez a la hora de armar sus equipos titulares tenía que ver con el puesto del volante por derecha. Desde Jonás Gutiérrez (otro que se fue mal del club, ahora que está de moda esta situación) que el Fortín no consigue un jugador que haga el ida y vuelta correctamente. En estos dos partidos se pudo ver algo de lo que ya se vió durante todo el torneo pasado: el bajo nivel de Cubero como lateral (uno de los peores torneos el que pasó en cuanto a actuación individual) y la intrascendencia de Augusto Fernández tanto para marcar como para terminar bien las jugadas. En contraposición a esto, se vieron interesantes actuaciones de Gastón Díaz (que de yapa llegó al gol) e Iván Bella (pese a que ayer jugó por izquierda). No sería mala opción ir pensandolos como reemplazantes en un futuro no muy lejano si la situación se mantiene de la misma forma.

No hay comentarios.: