Seguir por mail a Blog Velez

miércoles, diciembre 30, 2009

Balance año 2009


Se termina un año más que especial para todos los hinchas fortineros. El 2009 lo hemos vivido con gran intensidad por ser el año previo al gran festejo de la institución: el centenario. Y la idea era una sola: pelear todo lo que se juegue para celebrar con algún título la llegada de los 100 años.

Era difícil sin dudas. Cargabamos en la espalda un par de campeonatos que dejaron más pena que gloria de la mano de Hugo Tocalli. Y para colmo, como fiel retrato del 2005, se postulaba a un técnico que dejaba más dudas que certezas: Ricardo Gareca. A diferencia de Russo en aquél entonces, el tigre era un hombre querido por los velezanos, pero como técnico ninguno tenía demasiados gratos recuerdos de su paso por el fútbol argentino. Más de uno, presagiaba otro campeonato negro.

Desde el plano futbolístico, emigraban jugadores que no eran muy queridos como Silva, Balvorín, Bustos, etc y llegaban cuatro refuerzos. Uno, viejo conocido de la casa: Franco Razotti. Un volante central en el que varios teníamos expectativas pero que nunca había llegado a explotar (recordemos también que antes de irse a Perú, el querido La Volpe lo utilizaba como líbero en una línea de 3). Dos jugadores de los que se escuchaban buenos comentarios pero era una incógnita como iba a ser su rendimiento: Sebastián Domínguez y Joaquín Larrivey. Y sin dudas, LA incorporación era el enano Maxi Moralez.

Y así, Vélez empezaba el campeonato no de la mejor manera: empatando el primer partido contra Independiente y el segundo, agónicamente en el último minuto con gol del recuperado Roberto Nanni, 1-1 frente a Argentinos Juniors. Sin embargo, luego de dar vuelta el partido con Tigre, se encadenarían una serie de resultados llegando a la última fecha con un mano a mano por el campeonato frente al Huracán de Cappa, símbolo del buen juego y el neo-menottismo del fútbol argentino. Solamente nosotros y ALGUNOS cuervos queríamos y creíamos que el campeonato era posible. Y así fué. En un final más que polémico se obtuvo el Clausura 2009. Las claves de dicha consagración se basaban en una solidez absoluta de la mano de una zaga central que daba que hablar conformada por Sebastián Domínguez y la que era la revelación del futbol argentino: Nicolas Otamendi. En el medio, Razotti se hacía dueño de ese sector junto al recuperado Víctor Zapata, que pasó de saludar a la platea norte con un gestito de ''nunca más'' a ser ovacionado inobjetablemente por sus regulares y sobresalientes actuaciones. Adelante, Maxi Moralez era determinante con goles en momentos claves y contabamos con el oportunismo goleador de Hernán Rodrigo Lopez, que despertaba luego de un campeonato nefasto.

Momentos inolvidables de ese campeonato fueron sin dudas la majestuosa chilena del uruguayo frente a River, el gran partido que Vélez consigue ganar en Santa Fé frente a Colón por 4-2 luego de irse a las duchas dos goles abajo en el marcador, el exquisito tiro libre de Zapata frente a Racing en un partido que parecía sentenciado como derrota, el penal convertido por el Yaya Lopez frente a Lanús para rescatar un punto con un hombre menos en la cancha de Lanús, dejándolo sin chances de campeonato, y la gran final con todos los condimentos: el granizo, el gol de Moralez, los enojos y llantos de Cappa, el vendehumismo de Arano, etc.

Y llegaba el segundo semestre. Equipo intacto, intercambio de nombres de Larrivey por Leandro Caruso y la recuperación de dos lesionados importantes: Leandro Somoza y Nicolás Cabrera.

El panorama era sin dudas alentador y Vélez iba a todo o nada. Se empezaba a buen paso en el campeonato local y más aún en la Copa Sudamericana, dejando afuera al Boca de Basile en un partido con un baile memorable. Tales rendimientos hicieron que Diego Armando Maradona, DT de la selección Argentina, se fijase en varios nombres fortineros. Al continuamente convocado Emiliano Papa sumaba para enfrentar nada más y nada menos que a Brasil, a la zaga central fortinera. Dicho partido, terminó en una clara victoria Brasileña dejando expuestos a dichos jugadores velezanos sin tener ninguna responsabilidad directa de tal paliza (ésto se comprobaría partidos más adelante con una selección que clasificaría a los tumbos).

Luego de tal exposición, se pronunciaba un bajón en jugadores como Papa o Domínguez que mermaban en su rendimiento provocando complicaciones en partidos que obligaban a Vélez a realizar acciones heróicas como frente a Unión Española, pero que no auguraban buenas épocas. Claro, la solidez ya no era como en el clausura y sumado a los nombres mencionados, Montoya, Lopez, Otamendi y alguno que otro también mostraban un nivel inferior al que nos tenían acostumbrados.

Así, se llegó a la semana fatídica. Luego de un PARTIDAZO (todavía duele el travesaño de Moralez) jugado por el fortín en la altura de Quito (donde todos los equipos fueron DURAMENTE goleados), quedamos eliminados de la competencia por un marcador de 2-1. Y rápidamente, se sufrieron dos goleadas en contra frente dos rivales directos en la lucha por el campeonato: 0-3 y terrible baile de un Vélez alternativo a manos del Estudiantes de Verón y 0-3 frente a quién se consagraría campeón del campeonato: el Banfield de Falcioni. Al final hubo un sprint de victorias que por muy poco no alcanzaron para llegar a la última fecha con posibilidades.

Y así se cerraba un año donde se obtuvo más de lo que esperaba en Enero y quizás menos de lo que se esperaba en Agosto. Pero lo más importante es que conseguimos una base de jugadores que dejaron lo máximo por esta camiseta y si el destino lo quiere podremos conseguir más alegrías en un año que de por sí es para estar de fiesta.

Adiós 2009, año de una nueva estrella para la gloriosa historia Velezana.
Bienvenido 2010, año de vida número 100 de este hermoso club.

Felicidades para todos.

Hecho por: Lord Shirion