Seguir por mail a Blog Velez

domingo, febrero 20, 2011

Noche negra: Vélez 1 - All Boys 2


Por la segunda fecha del Torneo Clausura 2011, Vélez Sarsfield perdió como local un invicto de 12 partidos ante All Boys, por 1-2, con goles de Ramírez para el Fortín y Grazzini en dos ocasiones para el visitante. Sin demostrar ese ímpetu que tuvo ante Independiente en la segunda parte, con serios problemas defensivos y con la notoria falta de un 9 de área, el Fortín cayó sin excusas ante un rival que se dedicó únicamente a poner ganas, aprovechar los errores del rival y, ya sobre el final, pegarle a Maxi Moralez.

Difícil fue encontrar la calma y la tranquilidad para escribir esta columna. Se sabe: el hincha no es uno de los seres más racionales que exista. Con mucha meditación y un poco de optimismo, me dije a mí mismo que se podía, pero sin obviar cosas que se vieron claritas el saábado en el Amalfitani. Fue un partido que tuvo a un equipo que fue a buscar el famoso punto de visitante, importante en su pelea por el descenso (All Boys) y otro que quiso pero no supo como obtener la victoria (Vélez). Si a esto le sumamos que la defensa de All Boys no tuvo demasiados problemas para controlar los ataques velezanos que solo iban por cuenta de Moralez y Martinez (Ramirez hasta ahora es más goleador que armador) y que la defensa velezana no supo controlar a un jugador excedido de peso respecto a los parámetros normales para un profesional en el fútbol, como Cristian Fabbiani, el resultado es nefasto.

Es inconcebible que un jugador con ciento y pico de kilos tire la pelota por un lado, vaya por el otro y la gane. Inconcebible. Desde que está en All Boys, los pocos minutos que Fabbiani jugó, los jugó mal, y el sábado, en cancha de Vélez, fue una de las figuras de su equipo, aguantando la pelota como quiso, a veces hasta con una libertad que daba verguenza (ver segundo gol de All Boys). Los centrales velezanos nunca supieron como controlar a Fabbiani, pero tampoco pensaron en tapar a los receptores de un posible pase. En el primer y segundo gol, los jugadores de Floresta anticipan en los cabezazos muy tranquilamente, mientras la defensa velezana mira. Lo del segundo gol es preocupante porque Fabbiani tarda alrededor de 4 segundos con la pelota en sus pies casi en el borde del área chica, esperando, esperando, hasta que llegase un compañero. Ninguno de los centrales se le animó ni siquiera a cuerpearlo o a intentar sacarle la pelota. Esto no puede volver a pasar, es un error de jardín.

Por otro lado, ya me convencí que la bendita banda derecha nos va a dar problemas de acá a varios años más. Desde acá se la criticó profundamente por el bajo nivel de Cubero y la intrascendencia de Augusto. La mayoría del público fortinero pedía el ingreso de Díaz al lateral. Gareca, bajo la excusa de la "rotación programada", dejó en el banco al Poroto y le dió la chance a Gastón. ¿El resultado? Un aplazo mayúsculo para quien fue el peor jugador de Vélez en la noche. Tímido, inocente, con miedo se lo notó al lateral, que ni en la faz defensiva ni en la ofensiva supo tener un nivel aceptable. En el primer tiempo, la mayoría de los ataques del Albo vinieron por su sector y, sorpresivamente, nunca se encontraba en su posición (algo que también se le criticó mucho a Cubero). Para colmo, cada vez que pasaba al ataque, no tenía ideas de que hacer con la pelota en los pies. Muy mala actuación del ya no tan pibe.

Adelante pasó lo que varios pensaban que podía llegar a pasar. El juego en el medio estuvo, de la mano de Moralez y algún que otro destello de Ramírez (que sigue sin acoplarse al juego del Fortín y aún no puede hacerse eje del ataque, ni siquiera a veces puede participar, como dejó evidenciado en todo el segundo tiempo). Lo que no estuvo fue la puntada final, porque Papa tuvo la chance de tirar varios centros a la carrera y nunca hubo un jugador de Vélez (salvo el gol fortinero, previo desborde de Martínez) buscando a la pelota y no esperándola. Esa es la gran diferencia en las pelotas paradas y en las jugadas por el aire entre Vélez y varios equipos de este torneo: los jugadores de Vélez siempre esperan la pelota en lugar de ir a buscarla, tanto en defensa como en ataque. Ya nos presentamos casi resignados ante cada córner o tiro libre a favor que tiene Vélez en forma de centro. Es casi una constante que ganen los jugadores del rival, y esto, en un equipo que quiere pelear seriamente por el campeonato, pero sobre todo por la Copa, es un déficit gravísimo.

Entre lo positivo, poco se puede decir. La entrega y el juego de Moralez es para aplaudir de pie. Se banco hasta una patada monstruosa que merece más de 3 fechas de suspensión (por parte de Gigliotti) y varias patadas del resto de los visitantes. La pidió siempre, nunca se escondió y fue la manija del equipo (aún sin jugar bien). La verdad es que emociona lo del Enano. También fue buena la tarea de Zapata, quien tal vez en el segundo tiempo pecó por trasladarla demasiado, cuando los espacios se cerraban. El otro dato positivo, si se quiere (y haciendo fuerza por verle algo positivo a esta derrota) es que Ramírez, pese a no jugar bien, convirtió nuevamente, más teniendo en cuenta que Vélez ahora va a depender de bombazos de fuera del área o de entrar a puro toque al área con "los talentosos".

Habrá que hacer borrón y cuenta nueva pensando en el domingo que viene ante Argentinos Juniors, pero la verdad es que es difícil. Nos ganó un equipo que no tiene demasiado, y nos ganó sin excusas. Nos ganó porque fue más inteligente, pero sobre todo, nos ganó porque jugamos mal. Habrá que mentalizarse de que esto se puede revertir y ver si esta postura de no traer un delantero más y apostar por los mas chicos es la postura adecuada, o tal vez se podrá hacer un esfuerzo para que el equipo no sufra tanto durante 2 o 3 semanas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mira... no vengo a bardear, ni mucho menos... soy de All Boys y la verdad que por lo que estas diciendo es como que los goles se hicieron "solos", y que nuestra defensa no tubo trabajo abajo porque velez jugo mal Y NO ES ASI. fue un muy buen partido de los 2 lados. Nosotros aprobechamos mas nuetras oportunidades que ustedes. No le saques merito a los jugadores porque hicieron un partidaso.


PD: El ogro los bailo todo el partido, asique tampoco merece tu ignorante crítica.


saludos, llena la cancha...........

Sergio dijo...

Al comentario anterior: no nos interesa tu equipo, entra en tu foro.
Buen análisis del partido. Creo que hay cosas que se van a mejorar, pero para la copa hay que ser un poco mas cauto, sobre todo de visitante (Bianchi la gano especulando) un poco aunque sea.

El dijo...

Anonimo, no menosprecio a All Boys, por supuesto que hicieron el partido que mas les convenia a ustedes. Queda claro que Velez, en todo el partido, fue superior, pero si no la embocas adentro del arco no sirve de nada, y para embocarla, necesitas un 9.

PD: Fabbiani es un ex jugador, al igual que Ortega.